21 ene. 2017

Los Campeones Mundiales y sus fórmulas: Boris Spassky y la influencia de Tolush y Bondarevsky .





Spassky tuvo como primer guía al Maestro Vladimir Griegorevich Zak, de origen ucraniano, pero residente en Leningrado, hoy y antes de la Revolución, San Petersburgo, que dirigió sus primeros pasos, pero al ver los rápidos avances de Boris Vasilievich, lo canalizo desde los 15 años con el GM Alexandr Tolusch. Zak, de alguna manera fue como tutor de Spassky no solo en los aspectos del ajedrez, si no que apoyó a la familia de Spassky en los duros años de la posguerra de la Segunda Guerra Mundial.
Tolusch era un jugador agresivo y héroe de la guerra, era muy estricto en lo que toca a disciplina y al joven Spassky le parecía demasiado severo y al GM Tolusch le impacientaba el carácter rebelde de su pupilo y su asociación no duro mucho tiempo. Zak acercó a Spassky otro entrenador más tranquilo y paternal, pero también de enorme capacidad como el gran Tolusch, y este fue el GM Igor Bondarevsky. La combinación de las enseñanzas del táctico y agresivo coronel Tolusch, con las del metódico Bondarevsky crearon un estilo muy completo en Spassky, que siguiendo el sistema soviético de disminuir deficiencias más que aumentar los positivos,  formaron un ajedrecista de estilo universal, modelo que se consideró ideal en el sistema de enseñanza formulado por Lasker, Torre, Capablanca, Romanovsky , Modell y Botvinnik.

La Escuela Leningradense, competía con la moscovita, que se alimentaba de jugadores de toda la URSS, desde Uzbekistan, Azerbaiyán, y los lugares lejanos que se trasladaron al ambiente propicio metropolitano. En general los alumnos de Leningrado eran originarios de la excapital de Todas las Rusias, más homogénea, pero que dio una serie de grandes maestros de primera línea.
La escuela Ucraniana se consideraba de nivel igual a las de Moscú y Leningrado, pero se desarrolló un poco más tarde que las de Moscú y Leningrado porque después de la segunda guerra mundial que tuvo como escenarios los territorios de la Ucrania soviética, sus ciudades contaban con condiciones más difíciles y tardaron en recuperarse del paso de las tropas nazis, que asolaron grandes zonas de Ucrania.
El caso es que Spassky formó un repertorio más variado que muchos maestros de su generación, así como un poco más académico. Según estadísticas realizadas entre 1946 y 1966, los jugadores de Leningrado tenían mayor nivel de estudios académicos que los de Moscú, y además de tener por lo general como idioma natal el ruso,  a diferencia de los de Moscú, en que muchos de sus principales exponentes tenían idiomas natales de toda la URSS, como el mismísimo campeón mundial Petrosian, armenio étnico, aunque nacido en Georgia, facilitó que los textos que se producían internamente en Leningrado fuesen más uniformes y divulgados que los que se utilizaban en Moscú de prensa nacional, para uso no solo de los residentes de Moscú sino de todos los jugadores de la URSS.
En el occidente se conoció más la literatura ajedrecística de Moscú, que la local de Leningrado, por lo que los autores moscovitas son más conocidos que los de Leningrado. Los libros de Zak, por ejemplo, son menos conocidos en traducciones, pues de una decena que escribió , solo un par de ellos fueron traducidos a idiomas aparte del ruso, mientras que los de autores que fueron publicados por las editoriales que eran las fuentes de bibliografía de toda la URSS fueron más traducidos a idiomas occidentales.
El caso es que la producción ajedrecística de libros de Leningrado en su mayor parte es poco conocida fuera de Rusia.
Decía un entrenador residente de Moscú que autores como Averbach, Kotov, Yudovich, Estrin, Boleslavsky, Bronstein, Suetin, Furman, que aunque provenían de diversas partes de la URSS, pero residieron la mayor parte de su vida en Moscú, fueron más conocidos que los libros de los leningradenses Zak, Taimanov, Modell o Iljin Genevsky; siendo la excepción Botvinnik, pero que de Leningrado surgieron los campeones mundiales y jugadores “mas rusos”, como Spassky, Botvinnik y Korchnoi.
El libro reciente sobre Spassky, en honor de sus 80 años de vida, tiene capítulos que demuestran las fórmulas de Spassky, sobre todo sus pryomes. Se habla del pryome de Juego en el Centro, con 6 pryomes, lucha con peones aislados, con tres pryomes, Bloqueo y Restricción, con 8 pryomes, Puntos Fuertes, con 7 pryomes, Ataque en las columnas g y h, con 5 pryomes, Defensa, con 8 pryomes.
Sobre Finales, el libro muestra las especialidades de Spassky, los finales de Torres y los Finales de Alfiles, así como los combinados de Torre y Alfil contra Torre y Alfil, así como contra Torre y Caballo.
En combinaciones hay muchos de ataque con sacrificio y el resto del tema de sacrificios para contra ataque y defensa.
El juego con piezas mayores, una especialidad de Alekhine, lo consideran un tema pendiente en el juego de Spassky, así como los sacrificios de peón por iniciativa.  Es curioso que cuando uno analiza las monografías de jugadores hay temas que son ausentes en algunos jugadores, por los que se puede suponer que tenían deficiencias en ellos, pues no hay muchas creaciones en sus partidas selectas.
Según los autores de los libros de Spassky, se observan pocas fallas en sus cálculos de variantes y muy escasos ejemplos de descuidos de Spassky, pero también un gusto especial por ciertas estructuras de peones definidas, muchos temas claros y fáciles de identificar y pocas partidas caóticas y complicadas. Un jugador seguro y generalmente “constructor”, y menos inclinado a la defensa y al contra ataque. Desgraciadamente las nuevas generaciones conocen pocas partidas de Spassky , siendo para ellas su nombre más asociado con las derrotas ante Fischer, que con un dominio de una década de ajedrez entre 1963 a 1973. Hay que apuntar que el Campeonato Nacional mas fuerte de la historia de la URSS, el de 1973, lo ganó con contundencia Spassky, a pesar del peso de su derrota de 1972 ante Fischer.