28 feb. 2015

Del Blitz de ajedrez a la evaluación como punto de partida de la superación en ajedrez.




Así como la condición física se puede evaluar, para el bien de la salud física y como medida inicial para trabajar contra la obesidad, se tiene el Programa Ponte al Cien que tanto éxito ha tenido y un impacto benéfico significativo en la salud pública, ya se puede decir que tenemos un Ponte al Cien, mental y ajedrecísticamente.
Había un poco de problema en la selección de los test de inteligencia para evitar los prejuicios del mal uso y la mala interpretación de los test de  Binet y De Groot; y muchos mas en el de ajedrez.
El factor humano finalmente fue insoslayable, pero su intervención requiere el mínimo tiempo empleado para hacer juicios, reportes y recomendaciones.
Aún se está lejos de la precisión de los diagnósticos Ponte al Cien, pero ya es una evaluación aceptable, que al ser cargada en varios programas computacionales nos brinda un perfil del jugador y algunas recomendaciones que permiten a un entrenador completar el diagnóstico en una décima de tiempo del que normalmente ocupan estos diagnósticos antes de la intervención computacional.
Al integrar test que miden memoria, atención, concentración y procesos de razonamiento, no solo para el ajedrez, sino en general, se puede decir que se hace una evaluación integral del individuo.
También se puede abarcar los niveles emocionales y de control de stress, pero no se han querido tocar aún, se requieren más estudios.
Pero ya se puede hacer el Ponte al Cien físico, mental y ajedrecístico. Será una herramienta vital para el desarrollo de cualquier ser humano, pero especialmente para elevar el desempeño en ajedrez de todo ser humano, independientemente de la edad y nivel académico.
Lo curioso es que los dos elementos que me faltaban para establecer “un rating real del desarrollo ajedrecístico, se me ocurrieron al traducir, modificar y adaptar un libros sobre “Blitz” que escribió el maestro Chepukaitis, donde describió como realizar sus estadísticas en Blitz. Fue como cachetada en la cara, la solución ahora se me mostraba clara. Unos experimentos mas y se puede decir que ya tenemos un sistema de evaluación para ajedrecistas.
Bajará mucho en costos, pero como finalmente todo depende del trabajo de un evaluador ajedrecístico, aun se mantiene costoso, sobre 100 doláres el diagnóstico completo, aparte del costo del examen Ponte al Cien, que anda como en $350.00
Eso hace el examen muy asequible, y espero brindar así un servicio muy importante para la comunidad ajedrecística.
Además, aprovecho para anunciar que solo quedan tres tablets para niños e instructores, de 9 pulgadas.
En estos días sale el Bucanero de ajedrez 2 de 2015, marzo

26 feb. 2015

Blitz, Ajedrez y Sicología, o Chepukaitis revisitado.




Henrik Mikhailovich Chepukaitis (1935-2004), fue cinco veces campeón de blitz de una ciudad en que radicaban 36 grandes maestros, a pesar de que el mismo no tenía ningún título profesional y siempre trabajó como electricista.
La influencia que Vladimir Andreevich Makogonov, el entrenador de ajedrez de la Fuerza Aerea soviética en Baku, Azerbaiyan, fue muy grande en el ajedrez de la región, con casos notables como el leningradense Chepukaitis, el GM Bagirov y, por recomendación de Botvinnik, uno de los primeros entrenadores de  Garrik Kasparov, así como de entrenadores que trabajaron con jugadores actuales, los grandes maestros Tejmur Radjabov, Mamedyarov, Gashimov y muchos otros; incluso entrenadores nacidos en Baku, pero de etnia armenia, que ahora tienen en Erevan el mérito de prepara a los grandes Maestros Aronian, Akopian, Petrosian (el nuevo), y seis GM más.

Makagonov tenía un estilo muy particular, con enfoque hacia el dinamismo y donde la sicología juega un papel muy importante, así como el desarrollo de una habilidad para calcular, más que a jugar por generalizaciones. En las posiciones agudas el jugador con más habilidad para calcular tendrá ventaja sobre un jugador más “académico”, pero que ha trabajado menos en entrenarse para calcular. Los jugadores “calculistas” buscan sobre todo la Actuación de las piezas, su coordinación, aun a costa de otras facetas de la posición en ajedrez, juegan agudo a pesar de aceptar posiciones que objetivamente son inferiores, pero más dinámicas en actividad y actuación de piezas, logrando que trabajen juntas. Es un ajedrez sicólogico, donde no se busca jugar bien, solo ayudar a que el oponente juegue mal. En México diríamos “coyotear”. Es un estilo exitoso en blitz, pero que hecho hábito daña al ajedrecista en una faceta vital, su objetividad. Pero en blitz, el ajedrez es muy subjetivo, es otro ajedrez muy diferente al de torneo.
El caso es que Chepukaitis, tras hacer su servicio militar en Baku, fiel alumno de Makogonov, lo mismo que su compañero, el futuro GM Bagirov, bebió de la fuente principal de la sicología y el ajedrez dinámico, y  cuando regreso a Leningrado (hoy San Petersburgo), empezó a ganarle a cuanto gran maestro participaba en torneos de blitz.
Dedicado a ser electricista, lejos de ser un ajedrecista profesional, Chepukaitis decidió dedicarse a ser campeón de blitz. Un coyote modelo, cuyas victimas eran de nivel de campeones mundiales como Petrosian, Spassky, inclusive el mismo Mikhail Tal, el calculista por excelencia y de un estilo muy similar al de Chepukaitis, pero con una formación académica impecable, gracias al super entrenador Alexander Koblentz, el de los Magos de Riga.
Furman y Borisenko detectaron a Chepukaitis y lo quisieron conducir al ajedrez más formal y científico de los torneos internacionales, pero el carácter rebelde de Chepukaitis no se los permitió, y en lugar de un ajedrecista profesional, el maestro de blitz prefirió en dedicarse a los tendidos electrícos y a jugar partidas rápidas, haciendo pedazos a grandes maestros todos los días.
En el Leningrado de la URSS se hicieron famosos los términos de “El Botón de Chepukaitis”, “El alfil Kamikaze”, “El maquillaje de posiciones”, “la mano rápida” y  otros muchos que describían la técnica de Chepukaitis para jugar blitz apoyado en su “sicología”, y que finalmente el guru del blitz plasmó en un libro que se agotó tan pronto llegó a las estanterías y que nos llega gracias a las digitalizaciones del Club Fontanka de esa ciudad, que hoy retoma su nombre original de San Petersburgo.
Sus lemas: Mantente frío, trata de hacer la vida de tu oponente cada vez más dura. Molestalo.
Provocar el error es más importante que jugar bien.
Dicen en San Petersburgo que el estilo Chepukaitis es especialmente exitoso contra los jugadores nacidos y crecidos en la era de el ajedrez de computadora.
Lo curioso es que le apodaron “Smartchip”.
Decían que la explicación de sus numerosas victorias en torneos de blitz, arriba de tantos grandes maestros, era que Chepukaitis tenía la habilidad de crear situaciones complicadas, en las cuales sus oponentes, acostumbrados al juego "letrado" o “académico”, simplemente pierden su orientación y camino.

Llama la atención su colección de poemas con recomendaciones para jugar blitz, un trabajo literario fino, extremadamente difícil de traducir.
Mientras trabajaba en mi libro sobre el legado ajedrecista del GM Carlos Torre Repetto, con la idea de hacer un curso de ajedrez en base a sus partidas, analice muchas partidas de Torre con su esquema favorito de ataque, así que tuve que revisitar las partidas de Chepukaitis, seguidor de los esquemas de Carlos Torre, gracias a la influencia que en la ciudad de Leningrado dejó el maestro yucateco con varios entrenadores que resultaron ser los pilares del desarrollo de la enseñanza en esa ciudad. Makogonov, antes de radicarse en Baku, fue parte de la escuela de Leningrado bajo la tutela de un gran amigo de Torre, el entrenador Avram Model; así que curiosamente sus enseñanzas pasaron de Leningrado a Baku y luego de vuelta a Leningrado con Chepukaitis.

El caso es que traduje el libro de blitz de Chepukaitis, que ya había estudiado antes, pero al traducirlo y redactarlo de nuevo, actualizar algunas cosas, remozarlo, y añadir ejemplos para entenderlo mejor; me adentré en los principios de sicología de Chepukaitis y ya no sabía si hacer un curso sobre blitz o sobre sicología en ajedrez, en lo que Chepukaitis aportó muchas cosas que fueron retomadas por sicólogos y entrenadores profesionales de ajedrez en Fontanka, San Petersburgo, que llaman ahora la Logia Chepukaitis, o el Club Fontanka, que se han destacado por trabajos sobre sicología en ajedrez y por coleccionar libros de ajedrez pasados a PDF y Dejavu. Hace unos días festejaron el llegar a 75 mil libros y revistas escaneadas de ajedrez, o más bien dicho digitalizadas, pues luego los pasan a archivos PGN con todos sus comentarios y variantes como aparecen en los libros y los artículos de las revistas, donde dicen ya tener 160 mil archivos, con más de 2 millones de partidas comentadas en PGN, que a mi se me ha ocurrido colocar en tablets, lo que ha fascinado a los del club, y ahora quieren hacer una colección de libros de sicología con tests de sicología y de inteligencia en tablets, como para que todo mundo pueda medir su grado de locura y su nivel en habilidades mentales. La sico tablet, le dicen. Están con tests y test, pero no quieren caer en el síndrome De Groot, el que hizo el sistema para medir desempeño en escuelas, que en México derivo en esos exámenes “Enlace”. Según los sicólogos de Fontanka dicen que donde el Estado puede dañar al individuo es precisamente en la ortodoxia educativa. “La nomenklatura en aulas”.
El caso es que los aportes de Chepukaitis en estudios de sicología aplicada en ajedrez como que recién han sido reconocidos en su ciudad natal, San Petersburgo, y ya se convocan seminarios sobre el tema y varias ponencias han sido pedidas para presentarlas en un congreso en septiembre. Revisite a Chepukaitis en sicología y en blitz, por lo que espero presentar  el producto de ese reencuentro con Chepuakitis en su anunciado homenaje.

24 feb. 2015

Las Tablets muy útiles para el Ajedrez, pero muy vulnerables en comunicaciones.




Ahora que ya hay varios usuarios de las tablets equipadas con material de ajedrez surgen algunas cuestiones interesantes.
Todos los especialistas coinciden que los móviles, o sea teléfonos celulares, tablets, notebooks, Ipads, etc., son muy vulnerables a virus, espionaje por internet y todos esos tipos de peligro que hay por internet, mucho más que las PCs de escritorio.
A mi me parece que los tablets tienen muchas ventajas para el ajedrez: bajo costo, posibilidad ilimitada de acervos de libros para leer y archivos para ver partidas, hacer ejercicios de entrenamiento. En unas 10 memorias de 16 gigas que pueden quitarse y ponerse, puede uno tener al alcance unos 30 mil libros y revistas de ajedrez sin problemas, además de más de 10 mil bases de datos de partidas y  análisis en PGN para ver con programas estilo chessbase. O sea tener lo que en ajedrez se puede hacer con una computadora costosa.
Pesa poco, ocupa mínimo espacio, en una cajita de bolsillo puedo cargar 10 memorias pequeñas y en todo momento consultar 30 mil libros.
Pero usar la tablet para todo lo de internet, pues si puede ser peligroso en lo que toca a infiltraciones. Es muy cómodo, pero parece ser que contra los recursos de alta tecnología no hay manera de defender la tablet contra todo lo que se puede recibir en internet, lo mismo las notebook. Las PCs de escritorio son menos vulnerables, aunque ni tanto.
Ahora bien, si alguien logra infiltrarse en una tablet cargada de libros de ajedrez y miles de archivos de PGN, seguramente se volverá loco tratando de analizar y sacar información relevante. Si hace transacciones financieras, es muy ilógico que lo haga con una tablet. Las tablets son un recurso para ahorrarse mucho dinero, sobre todo en mi propuesta de ajedrez. Asi que el peligro de que la use alguien a quien pueden bajarle millones de dólares en una cuenta me parece improbable.
Mi propuesta es una tablet para leer libros, entrenar, ver partidas comentadas, videos de ajedrez, etc., en todo momento, no para usar el internet para manejar sus cuentas bancarias y su información confidencial más valiosa. Creo que ayudará mucho a niños y jóvenes que de otra manera para acceder a la información sus padres tendrían que gastarse diez veces más. ¿Qué son más vulnerables que una computadora de escritorio? Si, igual que las notebook y los celulares, ni más ni menos. 
Creo que las dos versiones que hago de los archivos para poner en tablets, son de un valor varias veces mayor y varias veces más barato que otras alternativas para hacerse de material de estudio y entrenamiento. Ahora que no vendo tablets, sino para usarlas de medio. Todos los archivos son compatibles para una PC. Se adaptaron para usarlos en ambas plataformas: tablets y PCs, esa es la novedad. En unos gramos de peso, puede tener la información de una tonelada de libros y cargarla por todas partes y a todo momento.

22 feb. 2015

Sistemas de Auto evaluación para Ajedrez, una necesidad para superarse.




La única manera de avanzar en ajedrez es hacer cambios continuos en lo que hacemos al jugar ajedrez, para así subir al siguiente escalón. Lo que sirvió para llegar a 2100 de rating, por ejemplo, no funcionará para llegar a 2300. Hay que cambiar todos los días, para no estancarse. A veces hace uno un cambio malo y parece que se retrocede, pero como de los mismos fracasos se extraen cosas muy valiosas, a la larga esos fracasos son temporales, siempre que hagamos nuevo cambio.
El caso es como el diagnóstico siempre es la base para toda superación, ya sea física, sicológica o de capacidad y habilidades mentales; en lo que toca al ajedrez el papel más importante de un entrenador (no de instructor, que son cosas muy diferentes), es el de hacer un diagnóstico del nivel del jugador que quiere superarse. Un buen diagnóstico un entrenador de categoría internacional lo cobra en unos 300 a 400 dólares como mínimo, a menudo le toma unas 3 o 4 horas hacerlo y lo mete en las primeras tres clases de una hora cuando empieza a trabajar un alumno. En la URSS en todo el sistema de enseñanza había unos 10 entrenadores capaces de hacer esas evaluaciones y realizaban cada uno unas 6 o 7 a la semana, les hacían expedientes y estos eran enviados a los entrenadores adscritos a los alumnos. A veces, cuentan, eran unas dos mil solicitudes nuevas al mes de diagnósticos y como solo salían unas 500 a la semana, había que esperar un mes o más para tener la cita.
Muchos entrenadores de alto nivel, de los que había unos 300 en la URSS, no se atrevían a hacer diagnósticos más que para jugadores  que evidentemente no pintaban para la primera fuerza (o sea unos 2000 de rating con menos de 12 años de edad). Los entrenadores que no tenían título nacional soviético no podían hacer esos diagnósticos. Según estadísticas al año se realizaban 250 mil diagnósticos promedio para nuevo ingreso, unos 3 millones para seguimiento y eran realizados por más de 2500 entrenadores, pero solo uno de cada mil pasaba a los evaluadores digamos medio, y unos 2 mil al mes a los especialistas en Máximo Desempeño.
Fuera de la URSS lo normal es que los entrenadores, por lo general empíricos, realizan pocos diagnósticos y se los piden poco, además de que nunca los ofrecen.
Pero el diagnóstico es fundamental y vale lo que cueste. Pero en México no hay ni cinco entrenadores capacitados para hacer el diagnóstico, pensé que sería ideal diseñar un programa de computo para autoevaluarse.
He visto y trabajado de cerca en la experiencia de las evaluaciones de la situación física de los mexicanos que hace Ponte al Cien, que es parte de los programas nacionales para disminuir la obesidad en México y que ya tiene efectos terribles en la población con daños como de pandemia.
Por todos lados se ven niños y jóvenes obesos, con una inactividad física total y una disminución continua de su calidad de vida.


También hay mucha inactividad mental y una “obesidad” mental muy grave, pero como no se ve tan evidente como la obesidad física es mucho más peligrosa.
La evaluación de la situación física, midiendo el estado de nuestro cuerpo, su capacidad de actividad actual y que tras el diagnóstico de Ponte al Cien se obtiene una serie de recomendaciones para mejorar, que seguido comento a los jóvenes que hacer el diagnóstico físico mediante Ponte al Cien a corto plazo, si se siguen sus recomendaciones, les elevará al menos 100 puntos de rating. Bueno hice la prueba con 30 ajedrecistas entre ellos 12 que estudian educación superior, 10 en educación media superior y 8 profesores. Los estudiantes tenían un promedio de edad de 20 años y los profesores de 48 años. Resultados, tras hacerse su evaluación Ponte al Cien y seguir recomendaciones (las siguieron en un promedio de 65% de recomendaciones nada más, principalmente los ejercicios, pero las recomendaciones de comida casi no las siguieron), subieron en tres meses un promedio de 140 puntos de rating, o sea casi 50 puntos por mes.

Por supuesto su desempeño subió en todo lo académico en los estudiantes, y en los profesores en ánimo, subieron mucho más de rating en promedio que los estudiantes, cuatro de ellos manifestaron tener un mejoramiento muy grande en su relación sexual, sobre todo los mayores de 50 años, y estaban felices con Ponte al Cien.
Ahora bien, todos tenían muchas expectativas respecto a hacerse el diagnóstico en su nivel de ajedrez. Lo hicieron con computadora con tres programas que diseñe para eso, que quería experimentar, además de uno que a la antigua hago con mis alumnos de email, o sea contestando en papel y hojas, sin usar software especial. En total cuatro tipos de diagnóstico.
Si lograba que funcionarán los de computo, todo mundo se podría hacer un auto diagnóstico aunque no tuviera entrenador.
Los diagnósticos de computo usaron en parte programas de medición muy expermientados y conocidos y que yo he usado mucho como auxiliares, como Chess Quiz, Chess Hero, Chess Eyes, CT Art 4 y 5, Fritz 12, etc., unidos a un sistema de cálculo estadístico y tres exámenes con software de sicología que mide memoria, control de emociones, control de ira, reacción al obstáculo y 16 parámetros de medición y que es un software que se utiliza en el actual ejercito de Rusia y deriva de unos exámenes que en papel se hacían en la URSS para selección de aspirantes a integrar cuadros dirigentes.
 Quedamos con los 30 ajedrecistas que haríamos el diagnóstico y hasta después del análisis de cómo mejoraban en ajedrez con Ponte al Cien y su diagnóstico físico nada mas, emitiría yo las recomendaciones para ajedrez en base a la evaluación.
Eso me dio tres meses para analizar, comparar resultados y así elegir que software y que cosas debiera incluir el sistema de auto evaluación.
Comparé una y otra vez los resultados de los programas de computo con los de mis exámenes habituales y la forma que usaba yo para calificarlos, muy similares a los que usaban en la URSS en 1990, sobre todo con los lineamientos del excelente entrenador, el GM Panchenko de Cheliabinsk, y que siguen siendo la base de varios centros de ajedrez en Moscú, San Petersburgo y de Volgogrado.
El caso es que fue un fracaso total. Los tres sistemas basados en computo diferían mucho uno de otro, y sobre todo del habitual que usaba en email. Hice un examen extra presencial, y este se semejó mucho al que hice estilo al que usaba en email, pero era muy diferente al de computo. Mande los exámenes a dos amigos mios, entrenadores rusos muy experimentados en diagnósticos y dijeron que el presencial y el de estilo email que usaba habitualmente estaban muy bien y daban un diagnóstico similar a los que ellos hubieran dado, pero que los de software estaban muy mal. Se trataron de hacer ajustes en los sistemas de calificación automática, y ahí fueron donde se detectaron las fallas. Los exámenes en lo que toca a preguntas estaban bien, pero a la hora de calificar, la computadora calculaba nada mas, los filtros para que discriminara algunas cosas y dieran valores cercanos a lo subjetivo habían fallado totalmente.
Conclusión. Di con fecha de 20 febrero las recomendaciones para tres meses a los jugadores del experimento, pero en base a las evaluaciones que hicimos entrenadores y no software para autoevaluación.
Para hacer un diagnóstico correcto se necesita mezclar software automático y acciones de un entrenador. El auto diagnóstico con computadora da un 65% de efectividad, es necesario mezclar con asesoría humana.  En lo que toca a recomendaciones el auto diagnóstico con computadora da un 35% de efectividad y no es una solución satisfactoria usar software para medirse, se necesita la participación humana de un entrenador especializado.
La buena noticia es que usando el software como apoyo, dicen los entrenadores rusos que un especialista podrá hacer unas 30 a 40 evaluaciones diarias, en lugar de las 7 a la semana que se hacían en la URSS, y que en la actualidad, teniendo en cuenta que las demandas de diagnóstico en ajedrez son mucho menos numerosas en Rusia que lo que eran en la URSS, un niño ahora solo tendría que esperar un día para su examen.
Vamos a seguir investigando y perfeccionando. Pero ya mucho avance será si logro convencer a los padres de los niños, a los jóvenes ajedrecistas y adultos que quieran progresar, que el diagnóstico es fundamental antes de empezar un curso de ajedrez o afiliarse con un entrenador. Sin diagnóstico inicial nada se puede hacer realmente  con bases sólidas que garanticen el mejoramiento del desempeño en torneos de ajedrez.