12 jun. 2014

Métodos de Ajedrez de Nikitin, formador de Kasparov, y el futbol.




El MI y entrenador emérito, Alexander Sergeyevich Nikitin, nacido en Moscú, Rusia; fue fundamental en la formación del GM Kasparov y de decenas de maestros de nivel mundial.
Actualmente sigue dando cursos en Rusia y trabajando, como hace ya cuarenta años, con jóvenes de diversos niveles, pues no ha querido, como otros famosos entrenadores, dedicarse solo a los jugadores que compiten a nivel mundial.
Hay un consejo de Kasparov que ha sido muy citado, pero que Nikitin lo decía algunos años antes de que naciera Kasparov. Pero ya que la versión de Kasparov es la más conocida, es la que usaré:
“Cada oportunidad perdida de jugar mejor, incluso en una partida tablas, o en una partida que sea difícil de ganar, es una pérdida para uno. Por eso es necesario regresar una y otra vez a estudiar los descuidos, lo que no advertimos, los errores, independientemente del resultado de la partida”. Kasparov.
Nikitin, como muchos de la escuela de Botvinnik se hicieron a base de análisis, de ejercicios, de un continuo obligarse uno a reflexionar, cada vez buscando ser capaz de comprometer más esfuerzo, venciendo la pereza a base de voluntad.
En los cursos que da Nikitin, no importa lo largo o breves que sean, se apoya en muchos cuadernos de ejercicios, no dando descanso a sus discípulos. En español, como en ruso, el termino en que denominan a las personas que estudian o entrenan con un docente experimentado se les llama con una palabra que deriva de disciplina, como la palabra discípulo en español.
En pasado escrito apunte la importancia que se dio a los avances pedagógicos de la Cataluña republicana de las tres primeras décadas del siglo XX y según muchos de los que escriben de los métodos de la “Escola Moderna”, la parte impresa de los cursos era básica. Incluso los profesores españoles de la España peregrina cuando llegaban a México y trabajaban con sus niños para ilustrarlos de lo que era México, el país que en adelante sería su hogar, lo primero era instalar la imprenta escolar, igual que hacían en Barcelona.
Actualmente en Rusia se publican anualmente al menos una decena de cuadernos de ejercicios para el público en general, y unos veinte diferentes cuadernos de trabajo en grandes tirajes para el ajedrez escolar, pero además en muchas pequeñas poblaciones los maestros imprimen sus propios cuadernos para su aula.
Una manera de valorar un curso de entrenamiento es ver la cantidad de material que reparten a sus convocados para que realicen ejercicios.
La concentración debe ser total y en Rusia los centros de ajedrez nunca se encuentran cerca de las zonas de esparcimiento como piscinas o campos de futbol, para dividir muy claramente el momento de cada cosa. Pero como el combate a la pereza física va de mano al combate a la pereza mental, la educación física y la “neuróbica” tienen que impartirse en la formación de los jugadores.
En la Escola Moderna de la Cataluña de antes de la guerra civil se estimulaba mucho la educación física como parte indispensable del mejoramiento intelectual de los escolares. Era muy importante que el deporte fuera apoyado por el gobierno y no por los “sponsors” que finalmente buscan el aspecto mercadotécnico y a la larga encarecen la práctica de un deporte. Si de verdad quisieran apoyar algo, lo pueden hacer a través de las instancias oficiales y sin evasión o trampas fiscales para escamotear los impuestos, en lugar de aparentemente donar para luego inflar su aportación, convirtiendo en el patrocinar una forma de fomentar la corrupción y realmente ganar dinero con el disfraz de donador o “sponsor” como vemos en los deportes presos del mercantilismo como el futbol, el tenis o el basquetbol, donde se fomenta el ser espectador, no ser practicante y por eso la obesidad y la pereza mental campean en los países del deporte de “sponsor”, que suena como algo así de te engatuzo con un regalo…
Como  se trata de formar seres humanos libres, no patrocinados, que aprenden a crear, no a pedir dadivas, la escuela catalana y la soviética fueron una amenaza en los años 30s del siglo XX y el fascismo se dedicó a combatirlas. Pero algo queda siempre…
Nikitin no cayó en la tentación de los grandes patrocinadores y sponsors y sigue fiel a sus técnicas que buscan que los niños reflexionen, no tenerlos divertidos y complacidos con ajedrez rápido, sino críticos y creadores. Ejercicio mental continuo, “neuróbica” como dicen ahora, “gastar cráneo” como decía uno de mis ancianos maestros catalanes que venía de Vilanova i la Geltru y cada vez que podía iba a una playa, pero “nunca sin gastar cráneo antes de dedicar al goce”.  
Nikitin en el mes de abril y mayo de 2014 dio cátedra de cómo utilizar las computadoras, no para hacerlos más dependientes de ella o más perezosos, sino al contrario, de cómo ser más críticos y que las ventajas de la computadora sean para estimularlos a esforzarse más, a utilizar más su tiempo de reflexión no menos. Habló de lo dañino de que en algunos países se patrocinen torneos rápidos por ser mas populares o comerciales, pero en cambio a los “sponsors” no les gusta estimular a que se piense más. Siempre habrá mas patrocinadores para el futbol que para el ajedrez, pues el primero se convirtió en artículo comercial y el ajedrez es forjador de seres humanos libres, lo que asusta a los “sponsors”.