27 jun. 2013

Bibliotecas de Ajedrez Digitalizadas y Enseñanza a Distancia. Parte 1



Las comunidades académicas, científicas, gubernamentales e industriales de la mayor parte  de los países del mundo, han trabajado con mucho esfuerzo para hacer disponible, a través de las redes de comunicación global, la herencia cultural de los pueblos, al igual que  los conocimientos y demás productos culturales  de la humanidad.
En lo que respecta al ajedrez, creo que las generaciones vivientes deben hacer lo mismo para que las futuras hereden tal acervo.
El propósito general, de este tipo de trabajo colectivo y global, es que todos los conocimientos, libros valiosos, fotos,  pinturas, sonidos, videos, películas, y demás  expresiones del ser humano, estén disponibles  digitalmente y puedan ser utilizadas y compartidas por los nacionales de los países y por  todos los pueblos del mundo.
El acopiar bibliotecas digitalizándolas debe ser una tarea de importancia para todos los gremios, sean médicos, ajedrecistas, educadores, pintores, etc.
Estos propósitos se lograrán, en cada país, cuando los Estados  y los diferentes sectores comprometidos con estas causas, asumen decisiones políticas que le dan soporte y prioridad a este tipo de proyectos y cuando estas decisiones penetran en cada una de las estructuras de la nación.  Por supuesto que cada uno en el ámbito de su competencia debe trabajar en ello.
Debemos comprender, que las colecciones existentes en cada país, especialmente las que  poseen las Bibliotecas Nacionales, son únicas y producto de muchos años de acumulación  sistemática. Cualquier esfuerzo por acopiarlas y empoderarlas para que sean accesibles a mayor número de personas es loable y no debiera ser obstaculizado por ninguna legislación obsoleta, ni por secrecías que, con el slogan de que “Conocimiento es Poder”,  evitan que otros lo tengan, reservándolos para si.
Estas colecciones solo pueden ingresar al concierto global de las redes de información y conocimiento disponible, sí las políticas Estatales hacen  posible la transición  de los documentos originales a formato digital, y sí los documentos producidos  digitalmente son preservados y se hacen  accesibles digitalmente en la red.
Es de preocuparse el control que ciertas minorías con poder tratan de tener en Internet y así mismo las campañas de desprestigio que se hacen de la difusión del conocimiento por esta vía.
La palabra innovación está de moda en el argot de las organizaciones y empresas actuales. En casi todas las organizaciones, en sus paredes, en el contenido de la visión, en los valores corporativos, en sus objetivos o en algún espacio de su sitio web; puede apreciarse que las compañías, las organizaciones diversas tienen en cuenta el término innovación. Sin embargo, ¿la preocupación por la innovación realmente se respira al interior de las organizaciones  o se queda como se dice coloquialmente “de labios para afuera”?
Todos los países están haciendo un gran esfuerzo por transformarse. En la actualidad se asiste a un período de turbulencias y de cambios drásticos a nivel mundial, que están dando lugar al surgimiento de una nueva época, caracterizada por la incertidumbre sobre el futuro: cambian las demandas de la sociedad y de las personas, cambia la situación internacional, se proponen nuevas reglas del juego, cambia el papel que juegan los agentes otrora conocidos como permanentes y surgen nuevos actores sociales. La educación no puede ser ajena a estas transformaciones.

Hace 50 años.




Revisando unas notas (en copias) que tengo del Maestro Internacional Eleazar Jimenez, que me dio cuando estuvo una larga temporada en México en 1976, donde daba recomendaciones sobre cómo dar clases y algunas cosas biográficas para hacer un libro que no se llevo a cabo, me topo con la información de un diario cubano que el 20 de junio de 1963,  participa el Comandante Ernesto Che Guevara en una simultánea de ajedrez efectuada por el entonces Maestro Nacional Eleazar Jiménez quien le ganó su partida. Pensé que era una efemérides para anotar, pues la descubro medio siglo exacto después.
Muchas cosas que ahora recomiendan como novedad los entrenadores de “elite”, aparecen ya en las notas de Jiménez de hace más de 30 años, como lo de lo útil que es estudiar ajedrez en el segundo idioma. O sea que si usted es hispano parlante, le conviene estudiar libros de  ajedrez en inglés, pues según Eleazar, “El Tio Cheo”, así uno leía con mayor cuidado y reflexionando, por lo que se aprendía mejor el ajedrez y al mismo tiempo se iba familiarizando en inglés. Buena recomendación. Voy a tener que enviar mis clases de ajedrez en dos versiones, en español e inglés para mis alumnos hispano lectores y en inglés y español para mis alumnos anglófonos (solo tengo 4)  Mis tres alumnos que hablan portugués tendrán que esperar, porque aunque de sangre lusitana, no domino ese idioma con facilidad.

20 jun. 2013

Secretos de un excelente libro de ajedrez.






La ventaja de tener acceso a más de 40 mil libros y revistas de ajedrez, es que uno puede escudriñar completamente la evolución de un texto, sobre todo si es un clásico y ha tenido diversas ediciones.
El maestro Isaac Oscarovich Lipnistky fue uno de los mejores jugadores de la historia de Ucrania y uno de los pilares de la escuela de ajedrez de la ciudad de Kiev a pesar de fallecer a una edad muy temprana.
Su obra maestra como autor fue “Cuestiones de la Teoría Moderna de Ajedrez”, editado en 1956 por la Editorial Médica de la República Socialista Soviética de Ucrania. A pesar de ser un volumen de 433 páginas, no fue la versión completa de la obra como la había pensado Lipnitsky, pues el editor, S.N. Starchenko sugirió algunos recortes aquí y allá, que requirieron algunas negociaciones. Lipnitsky, con sus 33 años de edad, ya contaba en 1956 con la experiencia de que a otro de sus libros en 1953 le habían hecho severos recortes. Tuvo que soportarlos, pues no se podía decir que era obra de un solo autor, pues alumnos y colegas de Lipnistky algo habían aportado, como cita Efim Lazarev en la edición en inglés de 2008 del segundo libro de Lipnitsky.
El caso es que si uno examina copias mecanografiadas del proyecto original de 1956 del libro “Cuestiones de la Teoría Moderna de Ajedrez”, se ven decenas de cuartillas que no pasaron a la primera edición, que hubieran llevado a tener más de 600 páginas fácilmente.
Ya para la edición en ruso de 2007, la obra tenía 234 páginas, a pesar de habérsele añadido algunas partidas de Lipnitsky jugadas después de 1956, fecha de la primera edición. Sobra decir que cuando se tradujo al inglés la nueva versión, basada en la más reciente edición en ruso, ya era de 230 páginas.
Fischer se quejó mucho de que su libro “60 Partidas Memorables” al ser pasada al algebraico en la última edición, tuvo muchas correcciones “de estilo” que terminaron tergiversando la intención de varios de sus comentarios. Intentó establecer demandas sin lograr los cambios, aunque si logró desprestigiar a los“arreglistas” sobre todo al Sr. Winter de Ginebra, que luego mantuvo una disputa epistolar con el GM Larry Evans, que fue el que ayudo a Fischer en la redacción de las “60 partidas memorables”. Fischer y Evans fallecieron sin lograr que se hiciese una nueva edición corrigiendo los cambios de Winter.
Muchos argumentos tenía a su favor el erudito ginebrino y pareciera que la disputa era del tipo bizantino, pero en el caso de Lipnitsky parece que es una verdadera pena ciertas reducciones.
Las copias en PDF de los originales mecanografiados circulan ampliamente por Rusia y Ucrania, lo que hace que una centena de entrenadores poseen las dos versiones en ruso impresas y la versión en mecanografía, gracias a que en los archivos soviéticos de Ucrania se guardaron y luego en 1993 decidió alguien, afortunadamente, los fotocopio primero y los escaneo después, además de que Lipnitsky los escribió en ruso desde un principio.
En cualquiera de las cuatro versiones la obra es magnífica y hasta cierto punto no se siente, si uno no se dedica a dar clases, la diferencia de tamaño de la obra mecanografiada de la más reciente edición de 2007, pues está el contenido esencial. Lo mejor de lo mecanografiado eran algunas recomendaciones que Lipnitsky daba para realizar una guía de estudio, que fue lo que un especialista de 1956 en pedagogía, juzgo innecesaria y confusa, según dice una nota que puso Lipnitsky como protesta y que comunicó a un grande del ajedrez ucraniano Efim Geller.
Lipnitsky trató de redactar otro libro en que describía las particularidades de la manera de enseñar en Kiev que pensaba hacía su escuela muy diferente a otras de la URSS, pero su intento quedó en un panfleto de 70 páginas impreso en un tiraje de solo 2000 ejemplares en 1958. Falleció al siguiente año, a los 36 años y no completó su obra que quedó en manos de otro gran maestro ucraniano fallecido prematuramente, Leonid Stein, y ahora ese trabajo es como una leyenda urbana, pues muchos entrenadores presumen tener una copia y le venden a uno un ejemplar, que aunque magnífico, no se puede asegurar que sea de Lipnitsky.

¿Enseñanza a Distancia o Presencial? Depende del como.



En conferencia de prensa, el subsecretrario de Educación Superior de México, Fernando Serrano Migallón, dijo que la Universidad Abierta y a Distancia de México, que depende de la SEP, ofrecerá 20 mil nuevos espacios para quienes deseen cursar estudios en la modalidad a distancia, cuya plataforma tiene prevista una cobertura de al menos 125 mil estudiantes, aunque hasta julio pasado sólo reportó 50 mil.
Cuestionado sobre la calidad de la oferta, reconoció que se requiere de una madurez para matricularse en ese subsistema, pues a los alumnos solamente se le da una guía de estudio y los textos que tiene que preparar en los exámenes.
Creo que ahí hay una imprecisión importante. Aparte de que una guía de estudio da a los textos, los libros, un valor agregado enorme, que potencializa el estudio de un libro al mil por ciento, la enseñanza a distancia posee muchos recursos que un profesor presencial no tiene a disposición.
En los mismos textos, no es lo mismo un libro, con limitaciones en papel y en gráficas, que una presentación en power point, pasada a PDF, que puede ser vista sin necesidad de empapelarse con la impresión y con cientos de recursos gráficos, resalte de notas, preguntas y respuestas en avances de láminas. Un libro “tratado” de esa manera, de 200 cuartillas se convierte en 2000 virtuales, pero con un diseño que asegura la comprensión.
Si agregamos videos y algunas plataformas de computadora, como en el ajedrez el Chess Base, puedo asegurar que una clase via email puede tener mayor efecto sobre el aprendizaje de un alumno que una clase presencial.
Si la Universidad Abierta y a Distancia de México plantea y diseña bien su material, el matricularse en ella es mejor que matricularse en la UNAM. Depende también de que su cuerpo docente sepa como manejarse en el lenguaje del email para responder preguntas o estimular el contacto permanente entre maestro y alumno.
La facilidad de estudiar las lecciones a la hora que uno quiera y las veces que uno quiera las puede repasar, las guías de estudio, los recursos de mapas mentales, gráficas, video y audio, hace que el estudio a distancia sea muy superior que el presencial. Depende de cómo se haga el material a enviar al alumno.
El no tener que construir instalaciones, el que el tiempo de traslado se ahorre uno, el bajo costo de las matrículas, ya que la demanda de servicios no tiene limitación geográfica y hay un potencial número enorme de alumnos, hace que la enseñanza a distancia sea la mejor opción para el futuro de un país, o de un gremio, como el del ajedrez.
Por eso yo orgulllosamente oferto constantemente mis cursos de ajedrez via email, tanto para jugadores, como para instructores. Informes en chesscom@hotmail.com la opción más económica y efectiva para mejorar en ajedrez a cualquier edad.

Sobre la conferencia de Kasparov en México.




El 13 de junio de 2013 Kasparov dio una conferencia en  la Ciudad de México en el el marco de las conferencias magistrales que Riskmathics Financial Innovation organiza. Su tema fue sobre el Hombre y la Maquina. Podría titularse “ Oportunidades y Mal uso de las Computadoras”, pues explicó con buen detalle que las computadoras son unas herramientas que, como todas ellas, pueden ser muy útiles o muy dañinas, depende de cómo y para que se usen.
El ser humano es un ser de hábitos y si uno se habitúa a pensar será un ser pensante, pero si se acostumbra a no pensar y a que la computadora decida por uno, se convertirá en compudependiente y prácticamente irracional.
Citó a Picasso: “Los ordenadores son inútiles. Sólo pueden darte respuestas”, enfatizando que no son capaces de formularse pregunta alguna y en esto recordé una frase que repito constantemente a mis alumnos, lo importante en un problema es su planteamiento, no su solución, como dijera Einstein. Muchas soluciones han demostrado, al cabo de los años, ser erróneas, pero el proceso para hallarlas y el planteamiento a los problemas, han sido las piedras donde hemos basado la iglesia de la civilización.
Cuando veo a instructores noveles plantear a alumnos posiciones de ajedrez en que la respuesta depende de una jugada muy específica tres jugadas delante de la posición, les recomiendo que no utilicen esas posiciones para entrenar, pues son como tipo solución de computadora, sino posiciones en que la jugada inicial resalta tras descartar las alternativas, pues lo importante es aprender a eliminar las malas jugadas, no atinar a las buenas.
El ajedrez no se gana haciendo jugadas maravillosas, sino no haciendo jugadas malas.
Kasparov dice que las grandes jugadas que encontraba  en sus análisis de aperturas, como con las que ganó algunas partidas en sus matches a Karpov, tras analizarlas con computadoras poderosas una década después, descubrió que lo que él creía eran grandes jugadas, contenían muchos errores.
Así, cuando analizamos con las computadoras muchas decisiones sobre economía que se hicieron en el pasado por especialistas que creíamos muy acertados, descubrimos que fueron grandes errores, pero el hecho de que así, de error en error, de conocimiento inexacto a conocimiento inexacto, la humanidad ha construido su escalera hacia lo que entendemos es el progreso de la civilización.
Todo es cuestión de apreciación y por eso la realidad parece una fabricación. Es posible que las que creemos son las mejores partidas de ajedrez que hemos jugado, ya analizándolas con las computadoras, resulten que eran una porquería.
Pero el ajedrez es humano y así hay que apreciarlo. Lo importante es como enfrentamos nuestros retos, con que actitud y con que integridad, pues somos responsables de nuestro trabajo, ya los resultados podrán ser inexactos y depender de lo aleatorio,  porque la exactitud de calculo ni es posible, ni es deseable. ¡Que pereza!