30 mar. 2012

Queda poco tiempo para solicitar material.


Ya que en un par de días partiré al nacional a Hermosillo, ya queda muy poco tiempo para encargar material, que por otra parte queda ya muy poco en algunos ejemplares.
Impresos.
Manuales Tutoriales de Ajedrez para jugadores basados en los Programas de preparación de Rusia ( ejemplares de Primera, Segunda y Tercera Fuerza) promedio 250 paginas tamaño carta, costos $180 pesos.
Manuales para entrenadores basados en los Programas de preparación de Rusia ( ejemplares de Primera, Segunda y Tercera Fuerza) promedio 250 paginas tamaño carta, costos $180 pesos.
Diarios de Entrenamiento.
Repertorio de Aperturas Aprendizaje Rápido.
Libreta de ajedrez para preparación para torneos.
Videos:
Preparación Psicológica.
Preparación de Repertorio.
Aprendiendo a Pensar en Ajedrez.
Colección “Juego es Pensar y Desarrollo de Habilidades Mentales “ (35 videos).
Mixtos (videos, impresos y software)
Paquete para dar clases a nivel prescolar.
Paquete para dar clases a nivel educación básica
Paquete para dar clases a nivel educación media.
Paquete para dar clases a nivel educación media superior.
Paquete para dar clases a nivel educación superior,
Curso de Calculo de Variantes.
Curso de Procedimientos Estratégicos.
Curso de Combinaciones.
Curso de Finales.
Diversos:
Colecciones de Informadores, de Revistas Rusas de Ajedrez, Cubanas y Españolas, etc. Videos sueltos, más de 125 títulos, tutoriales Chess Base etc.
Informes en chesscom@hotmail.com

29 mar. 2012

Otro amigo que se va.


Con tristeza me entero de la inesperada muerte de Héctor León Pimentel, a quien conocí desde sus tiempos en que era alumno del MF y Dr. Carlos Escondrillas Medina en Veterinaria de la UNAM. Oriundo de Michoacán, varias veces convivimos con Escondrillas en algunas visitas a Patzcuaro donde era nuestro “guía nativo”.  Muchos años después, casi 35 años, me lo volví a encontrar cuando recién arribé a Mérida, donde Don Héctor radicaba desde más de dos décadas y de nuevo fue como “guía nativo”, dándome consejos y orientándome quien era quien en ese medio que para mí era nuevo. Ya en ese entonces, 2006, se quejaba de que la enfermedad lo había puesto muy mal y no podía desarrollar la actividad que quisiera, pero aún así su deceso fue inesperado. Si cuando era estudiante en el DF, como michoacano en ambiente difícil de la capital, se daba sus tiempos para jugar ajedrez y reunirse con Carlos y conmigo en el Café “La Habana” en Ciudad de México; en Yucatán en una decena de ocasiones pude tomar un café con él, pero curiosamente desde 1969 no llegamos a jugar una partida de ajedrez, aunque si hablamos bastante de ello pues su hijo Manuel León Hoyos era el jugador más prometedor de México y estaba muy cerca de convertirse en el Gran Maestro Internacional más joven de la historia del país.
Emigrante en la “hermana República de Yucatán”, Don Héctor parecía no haberse aclimatado totalmente al clima y conmigo platicaba mucho del Michoacán de sus recuerdos, la de los ríos y cascadas, de los verdes montes. Algunas anécdotas de sus tiempos de estudiante de Veterinaria surgían, pues ambos estábamos nostálgicos de los lugares llenos de montañas y ríos, que son muy diferentes a los panoramas de la Península de Yucatán. Claro que la cultura maya, la más magnífica, para nosotros, de las culturas prehispánicas, hacían de Yucatán un lugar muy especial, donde parecía se glorificaba el triunfo de la voluntad del hombre sobre las dificultades de la naturaleza, donde sin ríos habían logrado crear centros urbanos de enorme desarrollo cultural. Hacíamos bromas de que en Michoacán había que caminar de día y en Yucatán de noche, pero que ambos lugares compartían la fama de ser las mejores cocinas del país, pues es proverbial la buena comida michoacana tanto como la comida yucateca.
Por su mala salud, Don Héctor se preocupaba de que no podía movilizarse tanto en gestiones con el gobierno de Yucatán para que apoyasen a su hijo Manuel en su carrera ajedrecística, cuando menos al nivel que otros, con menos potencialidades y menos talento, si tenían. 
Los hermanos de Manuel, eran los que apoyaban en esos momentos en que Don Héctor estaba más limitado por su salud. Incluso había ofertas del Gobierno de Michoacán, a través de algunos amigos de Don Héctor de su juventud, para apoyar a su hijo, pero Manuel estaba muy identificado con Yucatán y adoraba su tierra natal y era inaceptable el cambio. 
Tenía Don Héctor muchas esperanzas en el cambio político, pero afortunadamente el enorme talento de Manuel se impuso a la falta de apoyos y se convirtió en el primer gran maestro nacido en Yucatán después de Carlos Torre Repetto.
La última vez que cené con Don Héctor en Mérida, ya se celebraba la obtención del título de Gran Maestro de su hijo y se veía muy revitalizado, ya poco hablaba de sus dolencias, aunque algunos amigos mutuos no eran tan optimistas y sus contertulios en el Café “La Habana” en Mérida ya comentaban su deterioro constante en la salud. En Diciembre de 2011 recibí algunas observaciones sobre algunos artículos que publiqué en el boletín del Torneo Internacional GM Carlos Torre in Memoriam de 2011 y recomendaciones de como mejorar el boletín, pero aunque le conteste, ya no tuve más respuestas y como poco antes su email se habían espaciado mucho, a veces dos meses entre uno y otro en 2011, no me hizo sospechar si era por razones de salud.
Durante 2012 casi todos los días recibo emails de algunos amigos de Yucatán, pero ninguno me comentó nada de Don Héctor y su salud, por eso me resultó muy sorpresiva la mala noticia.
Quiero guardar en la memoria el recuerdo de cuando era muy joven Don Héctor y se preocupaba por las materias y su nostalgia por Michoacán cuando estaba en el D.F. estudiando, así como aquel amigo que tanto me echó la mano cuando nos reencontramos en Yucatán, orientándome para que pudiera adaptarme a la vida allá, algo que no pude lograr, pues aunque siendo el punto medio entre La Habana y la Ciudad de México, los dos extremos me jalan demasiado y con todas sus bellezas hube de mudarme y regresar a mis valles, mis montañas y mis ríos; así como a las bahías y el sabor habanero.
A más de 2000 kilómetros de su tierra natal, Don Héctor Martín León echó raíces y dejó en Yucatán varios hijos notables, cada uno en su estilo, que enriquecen al país y le hacen honor. Siempre amó al ajedrez y afortunadamente pudo disfrutar el que su hijo Manuel alcanzase el deseado título de Gran Maestro, aunque me remarcaba, “Todos mis hijos me han hecho sentir muy orgulloso, son grandes maestros todos” Aunque entre ajedrecistas siempre hablábamos de Manuel, a cada rato mencionaba a alguno de los hermanos y relataba sus virtudes, que quizás sus logros no eran tan divulgados por la prensa como los de Manuel, pero para Don Héctor eran muy importantes.
En la tristeza de su mala salud de sus últimos años, pocas veces sonreía, a diferencia de cuando lo conocí recién llegado de Michoacán en el DF, cuando todo eran sueños, objetivos, metas y logros; Don Héctor decía mucho que Yucatán le había dado sus tesoros de hijos y muchos años buenos, así como consuelo en esos días duros. Descanse en Paz.

26 mar. 2012

Material Preparado para el Nacional Abierto.


Ya que el Nacional Abierto es el principal evento de reunión de los ajedrecistas mexicanos de las diversas localidades de todo el país, voy a llevar mucho material del que promuevo por internet y ahorrar a muchos los gastos de envío. Como la cantidad es limitada pueden apartar material por email.
El principal material es:
Impresos.
Manuales Tutoriales de Ajedrez para jugadores basados en los Programas de preparación de Rusia ( ejemplares de Primera, Segunda y Tercera Fuerza) promedio 250 paginas tamaño carta, costos $180 pesos.
Manuales para entrenadores basados en los Programas de preparación de Rusia ( ejemplares de Primera, Segunda y Tercera Fuerza) promedio 250 paginas tamaño carta, costos $180 pesos.
Diarios de Entrenamiento.
Repertorio de Aperturas Aprendizaje Rápido.
Libreta de ajedrez para preparación para torneos.
Videos:
Preparación Psicológica.
Preparación de Repertorio.
Aprendiendo a Pensar en Ajedrez.
Colección “Juego es Pensar y Desarrollo de Habilidades Mentales “ (35 videos).
Mixtos (videos, impresos y software)
Paquete para dar clases a nivel prescolar.
Paquete para dar clases a nivel educación básica
Paquete para dar clases a nivel educación media.
Paquete para dar clases a nivel educación media superior.
Paquete para dar clases a nivel educación superior,
Curso de Calculo de Variantes.
Curso de Procedimientos Estratégicos.
Curso de Combinaciones.
Curso de Finales.
Diversos:
Colecciones de Informadores, de Revistas Rusas de Ajedrez, Cubanas y Españolas, etc. Videos sueltos, más de 125 títulos, tutoriales Chess Base etc.
Si hay algún material especial, puede solicitarlo para ver si puedo llevarlo al Nacional Abierto.
INFORMES COMO SIEMPRE EN chesscom@hotmail.com


Ante un nuevo Campeonato Nacional Abierto.


Aunque a cada torneo sus organizadores le quieren llamar “Nacional Abierto” y por todos lados en Internet sale que Juanito Banana del Instituto “Sueños de Guajiro” ganó es campeón nacional y luego cuando uno ve la nota resulta que lo que Juanito Banana ganó fue la tercera fuerza en el “Nacional Abierto” de cualquier fin de semana en Mazatlán; solo se le puede llamar en México Campeonato Nacional Abierto al realizado durante la semana santa, como ya es tradición en los últimos 59 años, aunque alguien perdió la cuenta y le puso edición 58, pues se tragan un año en que hubo tres torneos que se hicieron al mismo tiempo, en 1971, y no quisieron aceptar ninguno de los tres, a pesar de que uno de ellos fue avalado por el mismísimo Presidente de la República, Luis Echeverría Alvarez y fue ganado por el MF Alberto Campos Ruíz que recién había cambiado su residencia de Arequipa en Perú por la Ciudad de México.
El caso es que año con año se reúnen una buena cantidad de ajedrecistas de todo México y una docena de extranjeros a competir en este evento de una semana, por lo general 9 rondas sistema suizo en la categoría internacional. Un buen contingente de cándidos niños y a veces una buena cantidad de padres a quienes confunde eso de los “avales”, derechos, patrocinios, becas; quienes hacen un gran esfuerzo para viajar cientos de kilómetros para que sus hijos participen en un evento que desde el punto de vista técnico es uno más del calendario y desde el punto de vista del comercio, es la principal fuente de ingresos de quienes, sin tener ni afición ni gusto por el ajedrez, se las ingenian para hacer un modus vivendi de esa actividad.
Como en todo festival hay todo tipo de personajes y personalidades. Los mejores jugadores del país compiten no solo por los premios sino por el “Elo” simpatía de federativos y patrocinadores, van a grillar apoyos, hospedajes y todo tipo de favores; en fuerte competencia con quienes no juegan ajedrez pero se las ingenian para emplearse en algo relacionado con el ajedrez. Realmente es un show que uno no debe perderse, pues cientos de personas amantes del ajedrez conviven alegremente, tratando de mantenerse a salvo de todo tipo de arribistas y vendedores de falacias.
Así mismo es una buena oportunidad de intercambiar ideas, de hacer grupos para realizar eventos, surgen proyectos conjuntos entre personas valiosas que residen a gran distancia unas de otras y que sin embargo logran unirse para promover el ajedrez.  Además del turismo deportivo, muchos niños y jóvenes se motivan con el ambiente y la oportunidad única de convivir con muchos grandes maestros y maestros internacionales, así como conocer un poco, percibir un poco, sentir un poco, lo que es el ambiente nacional e internacional de ajedrez.
Para muchos que habitan fuera de la capital de la República el nacional abierto es una excelente oportunidad de adquirir bibliografía especializada de ajedrez de alta calidad, lo mismo que equipo deportivo de ajedrez, e incluso “software”, así como enterarse del calendario de eventos y de cursos de ajedrez, tanto de árbitros como de instructores.
Uno de los principales atractivos del evento es precisamente el material que se puede adquirir, ya que con el correo deficiente muchos prefieren hacerse de lo que necesitan de ajedrez en el Nacional Abierto, pues allá llevarán software y libros a los mejores precios que se pueden conseguir y pueden comprarse en el evento en vez de comprarlo por correo y esperar semanas a que llegue por correo.
Hay veces que en este evento han participado más de mil jugadores, y a pesar de que las cuotas se han elevado mucho en los últimos años, el número de participantes siempre supera los 700, lo que es un record pues cualquier evento con las bajas de calidad que algunas ediciones del nacional han tenido, ya hubiera ahuyentado a la gran masa de competidores.
Con buena voluntad de los jugadores y a veces el excelente trabajo individual de parte del personal de organización y arbitraje, de alguna manera el Nacional Abierto se conserva muy atractivo para que los ajedrecistas mexicanos hagan sacrificios por participar. Para muchos es su único torneo grande en el año y un verdadero acontecimiento.
Como esta vez se hace en un extremo del norte del país, hay ajedrecistas de 12 estados que necesitarán viajar por tierra más de 1500 kilometros por una de las partes más peligrosas del país y donde los números de asesinados diarios está en los primeros lugares de la nación. Si un jugador viaja del sureste, como algunos de Yucatán y Campeche pretenden viajar por tierra, cubrirán casi 3200 kilómetros de viaje, lo que me parece una verdadera hazaña. Bien dicen que las hazañas tienen mucho de locura y es fácil confundirlas entre sí.

23 mar. 2012

La Ciencia Infame del Protervo donde la humana perversión empieza.



El enredarse en complicados conocimientos no es práctico, sino hay que seguir un avance gradual. Por eso el diseño curricular, el diseñar como es el camino adecuado para adquirir un perfil, un conjunto de conocimientos y habilidades que se deben tener para poder realizar una tarea, es tan apreciado en la educación.
Si se establece un buen plan de estudios que cuide como se desarrollará un estudiante hasta ser el ejecutante que requiere la sociedad y que pueda satisfacer sus anhelos como persona, se pueden lograr las grandes metas.
Sabemos todos que hay profesores y hay  libros que marcan la vida, muchos estudiantes desean encontrar el “Abelardo” que como mago les abra el camino, y hay  lectores que están ávidos de encontrar un libro mágico,  su “piedra Rosetta”, su “piedra filosofal” que cambie su destino en el ajedrez. Están pendientes de los afamados entrenadores, así como de los libros que son mencionados por los grandes maestros como fundamentales en su desarrollo para buscarlos, adquirirlos y, esperanzadoramente, estudiarlos y ser transformados de un jugador mediocre a un gran jugador.
Piensan que viajar a otros países, como Rusia, pudiera ser el medio de lograr subir a su Everest. Pero si así fuera, en Rusia donde hay miles de niños que reciben la enseñanza adecuada y tienen tanto anhelo por llegar a ser grandes maestros, no llegarían tan pocos a cumplir ese sueño.
Creo que si un sueño es tan firme, es porque hay la manera de alcanzarlo, pero si la receta fuese segura, cualquiera lo alcanzaría.
Por supuesto que la fe en lograrlo es el primer componente del éxito, luego esa mezcla de fe y motivación, de perseverancia en el empeño, de constancia en el propósito, de desear fervientemente y apostar la vida, será lo que determinará el logro.
Entonces el libro, entonces el instructor, el mentor, primero que nada debe ser inspirador, debe ser capaz de mantener la flama e incluso de alimentarla. Hallarlos será una fortuna, pero creo que los encontrará primero en si mismo.
No voy a caer en la insensatez de quienes dicen que uno se hace solo; pues sería como decir que la mejor creación del ser humano, la vida en sociedad y aprendizaje, no sirven. Sabemos que el ser humano se adueño del mundo y se impuso a las demás creaturas del mundo gracias al amor, al querer ayudar a otros, al enseñar a los niños. El ser humano aprende por contacto social, aprende gracias a los otros, que transmiten su conocimiento personalmente, o con libros, o incluso a través de un filme, un programa de televisión, o con el ejemplo.
¡Como he aprendido de Capablanca sin nunca haberlo conocido! ¡Como aprendí de él caminando por La Habana, o por Nueva York, o con los relatos de mi abuela!
Tenemos maestros vivos, pero como los muertos guían en el camino, ¡como nos alumbran!