27 oct. 2011

Pronto, nueva serie de Boletines especiales.

Además de la serie de videos “Universidad Mexicana de Ajedrez GM Carlos Torre Repetto” (programa completo de videos y archivos chessbase de estudio del ajedrez en base a partidas del GM Carlos Torre), “Homenaje a Kasparov”, “Sarafán Rojo”, estoy en la producción de diversos boletines con mucho material de origen ruso pero traducido y adaptado al castellano.
Debido a que en Internet ya me “piratearon” algunos videos y se pueden bajar de la red gratuitamente, he tenido que apurarme en producir nuevo material para vender. Ya hay 8 videos pirateados que se pueden “bajar” gratis de la red, la mayoría producidos hace casi dos años, pero puedo ya ir ofreciendo otros 45 a la venta, que seguramente tardarán mucho en poderse bajar gratis. Usted puede esperarse un año en tenerlos gratis, o perderle el amor a unos dólares y adquirirlos con el autor. No me quejo de la piratería, ya que yo mismo todos los días bajo libros como en un promedio de 1 y medio giga; pero si los míos cuestan una décima parte de los de Chess Base o del Roman Lab, me suena que es poco comprensible que hasta se anuncie que mis videos pueden bajarse gratis en un sitio. Realmente puedo decir que cada vez que un estudiante o un ajedrecista me manifiesta que no puede pagar un video, lo he mandado gratis. Sólo tengo un caso pendiente, pero es porque me agarró en pleno viaje en un lugar sin Internet, pero ahora que estaré usando el internet sin problemas a partir de hoy, estrenando mis 59 años de edad, me voy a poner al día.

Kasparov en Georgia.

Aunque en algunos momentos la crisis entre Georgia y la Federación Rusa entró en una escalada peligrosa, de manera casi tan aguda como en los últimos días de julio de 2008; Kasparov realizó una visita a la capital de Georgia, Tiflis; que no dejaba de parecer similar a la de Ilumishinov a Gadafi en Tripolí, última llamada a la cordura; o como podría decir García Marquez, “Una muerte anunciada”.
Kasparov como líder de un fuerte grupo de oposición a Putin, hace en entrevistas una serie de evaluaciones sobre la situación de las relaciones políticas entre la Federación Rusa y Georgia, que no son fáciles de asimilar y mucho menos de aceptar. Claro que como nativo de una República cercana a la zona, seguramente está más capacitado que muchos analistas extranjeros, pero habiendo sido víctima de persecuciones étnicas en su propio suelo natal, uno esperaría que hiciera un análisis más completo sobre la situación de las minorías étnicas en Osetia y algunas otras partes de Georgia. A veces sufre de lo que llaman el “síndrome de Botvinnik” que es cuando algunos ajedrecistas creen que porque saben mucho de ajedrez pueden opinar de cualquier tema. Todos tenemos que cuidarnos de ese síndrome, porque a veces hasta de futbol quiere uno opinar. Bueno, alguien por ahí de Tiflis me puso, muy airado como mote “Stalinista de Closet”, lo que me hizo gracia, máxime que siendo Gori el lugar natal de Stalin y que hay allá muchos aún que tienen retratos y bustos de Stalin, no siempre se toma como insulto, y fue en respuesta a que hice una cita de Juan Pablo II, de la encíclica Pensar y Creer.
El caso es que las declaraciones de Kasparov son de las más interesantes que ha hecho de la política rusa y logró gran difusión en la prensa norteamericana y “le hizo el día” a muchos periodistas extranjeros reunidos en Georgia.
Kasparov acaba de publicar en inglés su primer tomo de Kasparov por Kasparov. Me pregunto, ¿Cuánto valdrá ese libro dedicado por Kasparov, firmado por la excampeona mundial Nona Gaprindashvili, por el Presidente de Georgia, por el GM Azmaiparashvili, con un sello especial de la visita de Kasparov a Georgia? Quedan 10 ejemplares en oferta.

¡Reprobado!

Según un consejo de entrenadores de San Petersburgo, saque un 75 de calificación sobre 100, no alcanzando los 80 para aprobar.
Según eso mis programas de estudios tienen algunas aseveraciones que no están científicamente comprobadas y dependen en mucho de que los alumnos dispongan de computadoras, los videos son algo lentos y el uso del lenguaje es demasiado liberal, además que inmiscuyo en mis lecciones muchas opiniones religiosas y políticas. Entre las 33 observaciones negativas se encuentra el que no he logrado que todos mis alumnos cumplan con sus monitoreos periódicamente y que no fomento la lectura independiente de libros, sino que paso temas “demasiado digeridos”.
Existen elogios en la selección de temas, el uso de acrónimos y algoritmos; así como “herramientas que son útiles, pero solo fuertemente recomendables para jugadores de menos de 2450 de Elo FIDE, pero que pudieran ser inadecuadas para jugadores de niveles superiores”
Me dan un plazo para hacer los cambios y si son aceptables mis programas podrían ser propuestos para ser oficialmente reconocidos por la Federación (algo que no solicité), si las traducciones al ruso son aceptables, pues anotan algunos errores, “aunque poco relevantes”.
En todo caso, ya que pedí la evaluación y sé que en ella participaron una decena de entrenadores titulados de Rusia y uno Emérito de la URSS, no puedo sino estar agradecido y sobre todo con la gran cantidad de material que me proporcionaron con la revisión, que vale diez veces más que lo que cobraron por hacerla, precio nada más nominal, además de que una hora de clase de cualquiera de ellos vale el doble, y según vi, dedicaron más de 100 horas en total para hacerla. Tan solo 7 horas de charlas en messenguer fueron como un seminario de entrenadores al más alto nivel. Además de que en el documento expresan que es muy superior mi metodología a la que ha sido observada en cualquier escuela iberoamericana, si bien declaran no haber podido hacer un examen tan minucioso y documentado como hicieron con mi metodología que comprendió más de 1300 cuartillas, 40 videos y 4500 archivos (entre partidas comentadas y fragmentos) en chess base, para cumplir un programa de 40 creditos académicos internacionales (SATCA para México, SENECA de España, Turing, Malchev, etc; para Europa o el de CONAHEC para América del Norte) equivalentes a 640 horas con dirección docente; es decir con cada acción de aprendizaje para 640 horas de estudio.
De hecho en Iberoamérica hay pocos programas bien definidos con Guías de Aprendizaje, Planeación Educativa con cada actividad de cada clase, como se que hay el oficial en Cuba y varios en Argentina y Venezuela; pero sólo el de Cuba sigue, como el mío, una metodología similar a la que fue usada en la URSS y ahora en clubes de la Federación Rusa (Rusia como se conoce coloquialmente, no me refiero a la Federación de Ajedrez de Rusia, ), aunque ahora no son programas unificados.
En la parte presencial la calificación de la metodología fue alta, 88, pero en los de via email, 62, que fue muy baja. Pero como la presencial era la que estoy proponiendo a la SEP de México, el aval obtenido será muy útil para mis gestiones ante las autoridades educativas de mi país, mientras que creo que puedo hacer las adecuaciones a mis cursos de email en relativamente poco tiempo, con la comprensión y buena voluntad de mis alumnos. De cualquier manera ya había decidido hacer una reorganización general, máxime ahora con todo el nuevo material.
Lo único malo de la experiencia fue los problemas en el uso del Internet en algunos países. Creo que en Rusia, Georgia y Cuba las facilidades para usar el internet por el individuo común, así como turistas y periodistas son sumamente deficientes, por lo que creo que en México se vive un uso privilegiado de este medio de comunicación. Lástima que algunos dedican el 80% del uso del internet para chatear sin sentido o para llenar su Facebook y cosas así.

14 oct. 2011

Una nota triste Ricardo Szmetan 1952-2010

Con tristeza me entero de la noticia de que hace meses falleció el MF Ricardo Szmetan, con quien en México tuve buena amistad y antes de que me desconectara de él a causa de los sucesos de la invasión a Georgia cuando él residía en Oaxaca. Practicamente desde 2008 no tuve contacto con él, aunque lo conocí desde 1968 en Surámerica. Todavía lo vi jugar en torneos Carlos Torre en Mérida y hacíamos intercambio de material ajedrecístico durante años. Tenía una gran cultura y fue profesor de literatura latinoamerica y fue entrenador e incluso campeón de Barbados en 2003. Curiosamente me escribió una postal y luego le envie otra que retorno de Oaxaca a Tiflis tomandole años. Finalmente me entero de su fallecimiento y que nunca recibiò la postal. Es un momento triste y solo me toca darle el pesame a mis amigos argentinos por tan sensible perdida. En todos los países donde dio clases seguramente es recordado con gran cariño. Un aplauso para tan insigne mentor.

8 oct. 2011

De Georgia con amor.

Setenta años cumplió la Reina de Georgia Nona Terentyevna Gaprindashvili, y los georgianos están realizando homenajes y la televisión de Tiflis transmitió ayer un programa especial. Debo confesar que fue por casualidad que vi esto, ya que en estos días estoy muy pendiente de lo que pasa ahí, pues no quisiera volver a visitar Tiflis como en agosto de 2008 montado en un super t blindado de 60 toneladas, rodeado de peones disfrazados de verde con el sector blanco rojo y azul, y no eran de Wal Mart,  recolectando banderas de cruces rojas en fondo blanco.
El Cáucaso no deja de estar en llamas y si no es Osetia, es Chechin, o Ingusetia; no deseo visitar Grozny, y ya se me hacía tarde que se realizase un torneo por los 70 años de la campeona mundial que a los 22 se erigió en la reina indiscutible del ajedrez hasta que la Maya Chibuirdanidze, su paisana, le quitase la corona, o más bien, recibiese la estafeta.
Ayer publique una foto del conflicto en Georgia de 2008 y cuando recibí correos de que viera lo que pasaba ahora en Georgia temí lo peor, pero era un video de ajedrez.
Algunos rusos viajaron a homenajear a la reina Gaprindashvili, y ninguno de ellos volaron en Sukhoi, sino en Airbus rentados por Aeroflot.
En el video, se mencionó a Karzeladze, gran entrenador georgiano y al ucraniano Eduard Gufeld, el gran maestro del gran peso y la eterna sonrisa; pero me emocioné al oir hablar a la excampeona mundial con tanto cariño de Ivar Gipslis, el mago de Riga que desde la lejana Letonia una vez nos abrió los ojos en México de lo que era ser entrenador de ajedrez. Lo recordé en mi casa de la calle Tabachines en Cuautla, tomándose un mojito creyendo que era tequila, oyendo “Granada” creyendo que era de autor español; mientras comía “caviar mexicano” creyendo que era hueva de algún esturión azteca, hasta que le aclaramos que eran hormigas.
Hubiera querido ir a Cuautla a jugar ajedrez, pero ya la casa se vendió y dejamos de ser vecinos de un par de insignes escritores, y la mirada está lejos, en aquellas iglesias de Gori y de Tiflis, olvidar el 1998, el 2008, y ver en el Caúcaso solo duelos de ajedrez. 

Eduardo Lizalde, Laureado Escritor Ajedrecista.


Una vez nos comentaba al GM Marcel Sisniega y a mi, el poeta y recién laureado escritor Eduardo Lizalde que el libro suyo que más ejemplares había vendido era “De Buda a Fischer y Spassky” de la Editorial Posadas, con decenas de miles de ventas en la primera semana. Tal vez sea una exageración, pues Lizalde es muy reconocido como poeta, pero si puedo creer que por Internet ese libro ha sido muy leído. En un sitio donde se descargan libros “piratas” se marcan 35 210 descargas de enero de 2010 a octubre de 2011, y tomando en cuenta que fue editado hace casi 40 años, creo que debe ser un record. A mi ese libro es el que menos me gusta de los escritos por Lizalde. A Juan José Arreola le encantaba, pero era porque era unir a una de las grandes plumas mexicanas al ajedrez.
Cuando en Canal Once de Televisión se planeó el match entre los entonces Maestros Internacionales Kenneth Frey y Marcel Sisniega, Lizalde era director de Televisión de la República Mexicana de la Secretaría de Gobernación y nos llamó como comentaristas de las partidas al MF Alberto Campos Ruíz y a mi. Fueron más de quince tardes comentando para la televisión y escribiendo guiones, etc. Juan José Arreola nos daba algunas directrices, pero lo que mas me gustaba era los comentarios que hacía de los “Juanes” compañeros de juegos, aunque creo que no solo de ajedrez. Claro que el decano era, veinte años mayor que Arreola, Juan de la Cabada, el campechano más conocido por todos, ya que las películas como “Canasta de cuentos mexicanos”, que hizo con algunas ideas de Redes de Bruno Traven, además de decenas de películas, era la referencia para Arreola de cómo presentar mensajes en imágenes. Ya oir a Arreola que Juan de la Cabada decía esto o aquello, era de emocionarse. El Ing. Isidro Ventosa, gran ajedrecista y luchador hasta que cayó Barcelona en la guerra civil española me comentaba, cuando yo estaba haciendo unos trabajos de historia respecto a la épica republicana, como Juan de la Cabada atravesó el Atlántico en austero camarote con Silvestre Revueltas para  ir a ofrecer su solidaridad a los combatientes de la República Española, en nombre de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios, y que tanta gente salvaron con sus gestiones. El caso es que cuenta la leyenda, de Arreola,  que en ese camarote nació una obra musical para el ballet Montecarlo de Revueltas y “Incidentes melódicos del mundo irracional” de Juan de la Cabada. Por no se qué incidente de viaje, las maletas se perdieron y esas obras estuvieron a punto de perderse para la posteridad, pero la memoria magnífica de Juan de la Cabada le permitió reproducirla a Revueltas tres años después y renació, como Ave Fenix de las Cenizas, o como dicen que diría Ninel Conde, el Pato Felix.
El caso es que Lizalde, tenía a los juanes, incluídos el músico Juan Helguera, Juan Rulfo, Juan José Arreola y Juan de la Cabada, pendientes de lo que pasaba en ajedrez, y nos veía con desconfianza a Alberto Campos y a mí, por las muchas licencias lingüísticas que nos tomábamos en las transmisiones. Casi hubo un conclave de juanes para determinar el mejor vocablo español para decir “zugzwang”, cuando apareció el terrible término de zwichenzug y el ruso de Tabiya.  La cosa era terrible, decía el maestro Arreola, cuando Campos utilizó el vocablo de “campeonar”, que a mí me parecía muy castizo, y que Alberto, formado en Arequipa, Perú, lo veía de lo más natural. Insistí que por “default” quedaba bien, a menos que nos cambiarán el “fixture”, lo cual me parecía de mala “Malakuo” y así le “traqueteaba” la “bolá”. El caso es que nos íbamos poniéndosela en Vietnam al laureado escritor y por allí el “rating” de audiencia era bastante bueno, y Arreola dejo pasar unas bolas por el home y nos nos cantó el out. Seguimos poniendo “unas dejaditas” aquí y allá, sólo para que no nos vendieran el cajetín, y al cobrar los cheques nos sentimos que habíamos ganado el Nobel sin teclear cuartilla. Con comentaristas de jerigonza arequipeña y habanera, con jugadores nacido uno en París y otro en Chicago, ese match, el match era muy mexicano.
Recordaba esos momentos al ver a Lizalde recibir su condecoración francesa y no deje de pensar en las historias de Ventosa de todo lo que había hecho Juan de la Cabada por los republicanos españoles y que muchos de ellos tuvieron que sufrir campos de concentración en Francia, como en Niza, en la Olimpíada de Ajedrez, el diseñador de los timbres postales me hizo un dibujo, y me dijo, “Salúdame a Juan de la Cabada, que salvó a mi padre” Años después a mi amigo francés le regale una película en Beta , que era lo que había en esos años, con “Canasta de cuentos mexicanos” y una postal de Campeche que por intermedio de Arreola obtuve con una nota de recuerdo.
Arreola hablaba del gran jugador Juan de la Cabada, y yo me preguntaba si jugaban ajedrez. Un Juan fue pilar del cine, el otro su máxima proyección fuera del libro fue en la televisión, Arreola fue estudiante en Francia, Juan de la Cabada luchador social y comunista de corazón. Un día en el Panteón de la Piedad, hace ya 25 años, vi alzar el puño a Arreola, como vi a otros comunistas, Arreola no lo era, con mi maestro de ruso, su yerno De la Paz, que si lo era; y mi buen amigo, el veterano guardia roja, que acompaño a Leo  Davidovich Bronstein en su exilio a México, Bolinsky, lo mismo que a un español, que no contenía las lágrimas, pero que tenía el nombre y pasaporte ruso, que las malas lenguas decían que era el victimario del León de Coyoacán, vi a dos cubanos, anti comunistas, pero hijos de republicanos españoles, que no sé donde erraron el camino en su formación política, que llevaban flores, tal vez por la misma razón que el dibujante francés quería hacer un regalo de arte a un mexicano desconocido como tributo al alma pura de un campechano. Pasó el 27 de septiembre y parece que nadie se acuerda cuando un grupo de viejos comunistas, otros no tan viejos ni tan comunistas, despidieron al Juan del cine, al Juan heroíco de Socorro Rojo, aquel de la foto que Hemingway tenía en La Vigia; allá en La Habana. De San Francisco Campeche a la Piedad, aquel que no era muy afecto al Santo, el 4 de octubre tuvo una flor y un canto a Eleguá, de un babalawo hijo de un anarquista de Navarra que nunca lo olvidó y que cada 4 viaja de Miami a rendirle tributo a un comunista, cuando el comunismo lo dejo sin patria, según dice…

Hace 60 años. septiembre de 1951


Korchnoi es ejemplo de que nunca se es demasiado viejo para luchar e inspirar a los jóvenes. Que todos los ajedrecistas adultos tomen como suyo el deber de apoyar a que los niños ajedrecistas jueguen ajedrez. Heredemos a las futuras generaciones un país ajedrecista. Tu voto cuenta, díselo a los políticos, este año electoral el ajedrez debe ser apoyado, si los candidatos no lo hacen, pueden enfrentar una cadena de email. Apoya a los niños, busca como generar emails de peticiones, asesora a los amigos de cómo bombardear con correos a los funcionarios, diputados y partidos. Si no somos tanto, podemos parecer una multitud mandando diez emails diarios. Vamos a saturar los correos hasta abrirle paso al ajedrez. Es un exhorto no solo a los mexicanos sino a toda la América Nuestra, bombardear de emails con la opinión. Las direcciones de políticos y diputados mexicanos son públicas, es un fin noble. Ayuda a un niño a jugar ajedrez. Si para ti el ajedrez te ha dado alegrías, permite que las nuevas generaciones disfruten de la misma dicha. Vivirás siempre en la sonrisa de los niños.

Todos los niños de México no pueden ser campeones de ajedrez pero…

Todos tienen derecho a tener un sueño. Que no seamos los adultos los que pongan el obstáculo. Hay que ser facilitadores, no bloqueadores. 

Dum vita superset bene est

La amenaza de sacar al ajedrez del programa de actividades de las Olimpiadas Nacionales en México han logrado lo que parecía imposible, unificar a los ajedrecistas mexicanos en torno a un fin. A los dirigentes de CONADE se les escapa el hecho de que el deporte más activo en Internet es el ajedrez y que las redes sociales han  cambiado gobiernos últimamente. Si todos los ajedrecistas mexicanos mandan emails a los correos públicos del Presidente del país, de los encargados de Secretarías, de diputados, de partidos políticos, la lluvia de emails será aterradora para cualquier político en este año electoral que hoy se inicia. Emails cientos y miles hay que generarlos en apoyo al ajedrez en las Olimpiadas Nacionales, que incluso amigos de Iberoamérica apoyen, familiares de ajedrecistas, todos los aficionados a las cadenas de email, que en Facebook y en Twitter se atormente a los funcionarios, que en lugar de mandar chistes pesados o notificaciones de que se ganó la lotería de un millón de dólares de Nigeria, se llenen los buzones de protestas por el atentado al ajedrez.
Cualquier persona razonable se da cuenta de que es un desaguisado y cualquier político trasnochado sabe que es un error político despertar a un gigante dormido, ya que miles de personas juegan ajedrez por internet y aunque muchos no sepan que es FENAMAC ni bien  a bien de que se trata, seguramente ayudarán a defender al ajedrez. Es un corre la voz urgente. Si ya dieron la orden de cercenarle la cabeza al ajedrez, una presión de email puede hacer que la cabeza cortada no sea la del ajedrez, sino la del que tomó tan mala decisión. Siempre se puede revivir el asunto si todos los que amamos al ajedrez recolectamos de internet los emails de diputados, funcionarios de todo tipo e inundamos la red de correos pidiendo ajedrez en las Olimpíadas Nacionales y solicitamos a amigos que hagan lo mismo si simplemente simpatizan con el ajedrez. Si solo fueramos 100 ajedrecistas, quien nos evita abrir 100 correos y con cada uno mandarle emails a 100 funcionarios, pareceríamos 10 mil picando a 100 más, un efecto de un millón. Pidamos a todos los que se conectan por email que manden su protesta. Quiero pensar que algún día aparecerán en el buzón de email de algún funcionario 2000 correos protestando por lo del ajedrez. O a 50 diputados recibiendo 200 emails pidiendo abran un foro en el Congreso de la Unión para pedir que al ajedrez se le de más apoyo y no salga de las Olimpiadas. Somos, tal vez, menos jugadores de ajedrez que de futbol en México, pero estamos acostumbrados diez veces o cien veces más a usar el internet que los futbolistas, seguro podremos hacer mucho más ruido. Aún podemos hacer mucho. ¡Crece la bola!

Desde el número 157 de la Calle 57 de Nueva York.

En un tiempo, en la Ciudad de Mérida me mostraron una casa en la calle 57 donde había nacido Carlos Torre Repetto en 1904. Por un tiempo intenté, infructuosamente, comprobar dicha aseveración en los registros de la Ciudad, pero no supe conseguir la evidencia. Durante unos meses yo mismo renté un departamento en la misma calle 57, en el barrio de Santiago, a unas tres calles de donde se suponía había nacido Torre. Por alguna razón el departamento tenía el número 157 aunque no entendí bien a bien la secuencia de los números. Me atraía el número y más que por la historia de que había nacido ahí el gran actor Arturo de Córdoba, lo que me gustaba era el 157 de la 57. Esa era la dirección de Don José Raúl Capablanca y Graupera en la ciudad de Nueva York, en sus últimos días, con su segunda esposa, la georgiana Olga Evguenievna Chagodaeva, ya que era la viuda de un oficial Chagodaev. Según contaban era la tataranieta del general ruso que conquisto Tiflis e incorporó Georgia al Imperio Ruso.
Cuando falleció en abril de 1994 doña Olga (Chagodaeva, luego señora Capablanca y finalmente señora del Almirante Clark), a los 95 años, pues era 10 años menor que Capablanca, había dejado el archivo personal del campeón al Manhattan Chess Club, aquel lugar donde Capablanca había ido a jugar Bridge habitualmente en 1942, y donde, eso si, viendo una partida de ajedrez, sufrió su mortal ataque cerebral, que lo llevó a la tumba por el mismo padecimiento por el que murió su padre y su hijo mayor en Cuba casi a la misma edad los tres, antes de cumplir 55 años. Más jóvenes que Steve Jobs y más o menos de la edad en que murieron Alekhine, Petrosian y Tal.
En Georgia en 2008 se sufrió una invasión rusa que ha escenificado en una película el actor cubano Andy García personificando al  entonces y actual presidente de Georgia. El Cáucaso siempre ha sido turbulento. Y curiosamente desde Georgia me ofrecieron unas copias digitales de parte del archivo de Capablanca, según se decía provenientes de sobrinos georgianos de Doña Olga que residían en Ingusetia, república rusa vecina de Chechenia. Ya que no era muy conocida la dirección de Capablanca en Nueva York y menos aún el hotel preferido de Capablanca cuando iba a La Habana después de 1935, las imágenes de postales con tales direcciones me parecieron prueba suficiente de que podían ser auténticas las copias y no sería muy difícil tratar luego de compararlas con las que habría en el Manhattan Chess Club. Si sobre todo se tomaba en cuenta el costo del paquete, poco más de 120 dólares, había que arriesgarse. Hay un mercado muy grande de fotos digitalizadas, revistas, libros, cartas, de ajedrecistas famosos que eran soviéticos o que visitaron la Unión Soviética. Incluso se ofrecen catálogos muy completos que son ofertados a quienes gustan de investigar la vida del ajedrez en los tiempos de la Unión Soviética. Hay miles de pines, banderines, boletines de torneos, boletos de entrada a torneos, papeletas, credenciales, etc. Y ya sacando fotos o copias digitales, un mismo ejemplar se puede vender 100 o 200 veces. Una foto de una revista rusa de 1925, que tiene un artículo especial sobre Capablanca, que puede ser escaneable y pasado a texto, me decía el vendedor que aun al bajo precio de 20 centavos de dólar, la ha vendido tantas veces que le ha dejado 200 dólares, y le había costado sólo 3 dólares. ¡Estupendo negocio!
Cuentan que el famoso archivo de la computadora de Radjabov que le robaron en Patzcuaro se ha vendido más de 40 veces y que costó originalmente 30 dólares y que ya rindió más que si hubieran vendido la laptop que era de apenas 600 dólares. Por supuesto todo mundo pregunta por la notebook que robaron a Ivanchuk en Sao Paulo. La copia del disco duro puede estar cotizándose en mil dólares, que con unas 200 copias sería un best seller.
De la versión georgiana del “archivo Capablanca” ¿que sería rescatable históricamente hablando? Tal vez la posible participación de Capablanca y su hermano en complots contra Machado que hicieron forzoso un exilio de Capablanca hacia México y finalmente a Hollywood donde se le relacionó con Kay Francis. También las evidencias de que desde 1934 difícilmente Capablanca se sobrepondría a sus malestares que lo mataron 8 años después, por lo que un duelo con Alekhine, a pesar de que lo venció en 1936, hubiera sido físicamente insoportable para Don José Raúl. De hecho parece que desde 1912 ya tenía graves avisos y desmayos, como el de 1938 cuando perdió con Botvinnik en Holanda y hacia evidente que estaba muy mal de salud. Si en 1939 logró brillar fue porque la oposición no era tan fuerte como la que Alekhine y Botvinnik podían oponerle y porque supo tomar descansos en Buenos Aires.
Las notas y recibos de los viajes por mar de Capablanca muestran unos costos exorbitantes, mientras que las rentas que pagaba por un departamento en Nueva York eran muy bajas. También uno puede especular que gastaba en ropa al mes, tan solo en tintorerías, más del doble de lo que gastaba en comida, si no contamos sus semanales visitas a uno de los restaurantes más caros de Manhattan.
Como muchas cosas no se pueden identificar como documentos verdaderos de Capablanca, si dan una idea de la vida en los años 1935 a 1941. Se podría hacer un libro sobre lo que costaba todo, sobre que tan frecuente se iba al baño de vapor, cuanto se gastaba en el diario, lo que costaba una copia extra de llaves de la casa, la cuenta de un plomero, o el envió de flores a Doña Olga y cuál era el tipo de postales que guardaban de los viajes. Una cosa me da cierto sentimiento. Si bien su lugar de residencia fue Nueva York, me parecía adecuado que el archivo de Capablanca, aunque sólo tiene un 30% de cosas de Cuba, debiera estar en La Habana y en las vitrinas del Club Capablanca en Infanta. Ahora que, no he podido averiguar, después de tantos cambios en el Manhattan Chess Club, en donde está exactamente el legado que Doña Olga regaló al club antes de morir en 1994. Seguramente, debido al evidente conflicto que Capablanca tuvo con su primera esposa Gloria Simoni hasta 1938 y que tanto molestaba a Doña Olga, esta no pensó en contactarse con su hija Gloria Capablanca, ya que el  Dr. José Capablanca, hijo mayor del campeón, murió años antes que Doña Olga, ya dije que de la misma afección que el padre y a una edad similar, el archivo de Capablanca quedó fuera del alcance de la familia Capablanca. Parece que de alguna manera, al hacerse Georgia independiente, algunos familiares de Doña Olga regresaron a Tiflis y viendo que eran de venta las copias del mismo, generaron un mercado al que yo tuve acceso, pero que desde la invasión de Georgia hace tres años, se enteraron ajedrecistas rusos, que me dieron el tip y estaban muy interesados en traducciones y en algunas explicaciones sobre historia de Cuba, por lo que contactaron conmigo, al mismo tiempo que con otro aficionado a la historia del ajedrez ruso en Uruguay, profesor de ruso, pero con cierta ignorancia de la historia de Cuba, y terminaron alimentando mi curiosidad.  Si non e vero …