30 jun. 2011

Archivos sobre aperturas.

Dentro del fenómeno de comercialización de ajedrez, parece que el principal interés de los lectores de ajedrez se centra en trabajos sobre aperturas. Aunque hay varios servicios especializados como Chess Publishing, Chessvibes, Chessdom y otros muchos, parece que no son suficientes y todos quieren que reviva la serie de “Aperturas al día”, aunque más bien debiera ponerle el “Reader´s Digest de las aperturas, pues entre los surveys teoricos del New in Chess Yearbook, lo de Chess Publishing, lo del Chess Base Magazine y lo de Chessvibes, apenas da tiempo de buscar algo original entre las decenas de partidas que se juegan diariamente en torneos internacionales. Apenas selecciono un par de partidas interesantes y antes que las empiece analizar, mientras veo referencias, me encuentro que alguien ya las comentó en algunos de esos multiples servicios dedicados a las aperturas. Entonces uno nota que todo mundo se copia uno al otro, pues casi no hay nada original. Una simple recopilación de todo lo que aparece en la red en una semana sobre una variante dada sirve para publicar un panfleto de unas 16 páginas, por lo que todo termina en un trabajo de recopilación. Si a eso agregamos que muchos utilizan los mismos programas para analizar como son el Deep Rybka 4.1, y el Houdini más reciente, pues los análisis son idénticos, pues los producen las mismas computadoras y hay poco original en los comentarios, pues los ajedrecistas que analizan las aperturas no se distinguen por su elocuencia. Hay muchos “chess writers” que hacen el trabajo pesado de investigación y luego lo revisa y lo firma un gran maestro famoso, pero el 90% lo escribió otro menos titulado. Así se hace desde los tiempos en que Carlos Torre trabajaba para American Chess Bulletin pasando por “el apoyo” que dio Boris Weinstein a Bronstein en el famoso libro de Zurich 1953, hasta llegar a los numerosos volúmenes firmados por Kasparov y Karpov. En fín, a algún país se le ocurrirá colocar un monumento al escritor “desconocido” de ajedrez que tantos bets sellers habrá creado para que los firme un gran maestro. Aquí en el ajedrez se copian hasta las copias. Apertura al Día, entonces volverá a salir, pero no se ponerle como a aquel programa de “Radio Rebelde” de La Habana, que se titula “Lo que por ahí se cuenta” Porque original, original, muy difícil que salga algo.

Tras un crack en la computación.

Reanudo la serie de escritos en el blog tras sobrevivir a las contingencias causadas por la saturación computacional al trabajar en tres proyectos ambiciosos relacionados con videos y libros.
Recientemente aparecieron dos documentales importantes de ajedrez: Uno sobre el campeón mundial Robert James Fischer y otro sobre el también campeón mundial Anatoly Evguenivich Karpov. El de “Fischer contra el Mundo” no me agradó tanto, pues se maltrata un poco a Fischer pero también presenta una serie de escenas importantes que eran difíciles de obtener sobre el gran jugador islandés de origen norteamericano. Intente hacer una traducción al castellano, una labor simple de subtitulaje, pero hubo muchas complicaciones al juntar este proyecto con el subtitulaje en español del documental que, en honor del aniversario sesenta del nacimiento de Karpov le hizo la televisión rusa con el título de “Todas las jugadas escritas” En el primer documental se presenta la sorpresa de una escena de Fischer desnudo mientras tomaba una ducha, en la segunda, vimos a un Karpov un poco obeso en paños menores nadando en el hielo. Eso me recordó a una revista mexicana que publico unas fotos de las Polgar, dos de ellas aun unas niñas, en bikini en una playa de Mazatlán. Pero mientras estas últimas fotos no eran “extremas”, eso de ver a Fischer en pelotas, no me parece muy propio. Pero ya hemos visto la mano en yeso del cadáver de Paul Morphy, la foto de varios campeones, entre ellos Capablanca, de sus mascaras mortuorias (una copia está en La Habana en el Club Capablanca) y una foto de Prserpiorka fusilado por los nazis, junto con una colección de 32 fotos de sepulcros de grandes maestros y un ajedrez de huesos humanos que conservaba el Ingeniero Ferríz. Por ahí se hablaba de un ajedrecista embalsamado en la Plaza Roja, etc. El caso es que entre viendo los videos escena por escena para poderlos traducir y titular, los discos duros sobrecargados, las memorias RAM insuficientes y algunos errores de tecla, congelaron la computadora que no resistió procesar todos los informadores, los chess base magazine y una colección de videos, y se hundió como el Titanic al primer contacto con un hielo, que seguramente le pareció un iceberg. Todo como diciendo: “llévame suave”. Así se han interrumpido las “Riflexiones” al estilo Héctor Zumbado y el blog estaba como aquella canción de “Los mariachis callaron”
El caso es que con los proyectos aún inconclusos hice temporalmente las paces con la computadora y tras unos días de vacilación, vuelvo a las andadas en el blog.
Lo que no paran son las novedades en la red y hay sitios en que los ajedrecistas parecen concursar a ver quien escanea libros más extraños y los sube a la red. Antes eran solo los rusos y de países de Europa Oriental, pero hasta un sitio web ruso tuvo que abrir una sección para los libros en castellano, pues todo mundo quiere poner enlaces.
Ya en ese sitio ruso se reúnen jugadores de todos los idiomas y ya hasta alguien diseño un teclado virtual en cirílico para que puedan enviar mensajes en ruso desde cualquier computadora aunque no tengan el teclado en ese alfabeto. Por supuesto que en los foros abundan mensajes en rusañol. ¡Lo que hay que ver!

10 jun. 2011

Luchar o Volar.

Extracto del Libro Especial, para interesados de última hora, solo quedan dos suscripciones)




Entre los grandes maestros rusos se decía que cuando a un jugador muy conocido por su prudencia de repente le sorprendían con una variante novedosa de apertura, optaba por mantener la calma, tratar de aguantar la posición e irse por las tablas rápidamente, para luego ir a estudiar como refutar la novedad. Como tales sorpresas eran poco comunes en alguien tan preparado, esa concesión de tablas lo afectaban poco y ganaba la mayor parte de los torneos en que participaba. Otro gran maestro, de espíritu más aventurero y más ambicioso, trataba de enfrentar la novedad y tomaba el riesgo de tratar de derrotar sobre el tablero las concepciones que su oponente había preparado de antemano en su trabajo casero, tal vez durante semanas. El primer enfoque es más prudente y práctico, el segundo más creativo y riesgoso. Estadísticamente al primer tipo de jugador le iba mejor, pero el segundo tipo es más temible. ¿Cuál es mejor? Depende de cada quien. Hay militares que cuando son sorprendidos por una emboscada optan por la retirada inmediata y salvar lo más posible, otros el resistir a ultranza. Los manuales militares recomiendan lo primero, salvar lo posible para luchar otro día con circunstancias más equitativas y menos riesgosas. Se asegura que dado que es muy difícil mantener la mente fría ante una situación inesperada desventajosa, es mejor alejarse para actuar con mayor control de la mente. La resistencia a ultranza puede conducir a cometer errores. Sólo cuando no hay otra alternativa hay que resistir al máximo, logrando a veces una sobre capacidad que puede lograr que uno sobreviva. Así se han dado milagros de desempeño, que son la consecuencia de estar entre la espada y la pared; pero cuando hay una opción adicional, como correr, pues hay que correr, según las recomendaciones de los especialistas militares a través de los siglos. Si la mente sabe que hay una alternativa, no se logra esa sobre capacidad, pero si la mente está convencida de que no hay más que luchar o morir, si se logra esta sobre capacidad a niveles increíbles. No hay bestia más peligrosa que la herida y acorralada, pues su fuerza se multiplica al máximo, con todo su instinto de supervivencia. Pero el fin común de las bestias acorraladas y heridas es la muerte.



Parte de la investigación inicial del estrés (conducida por Walter Cannon en 1932) estableció la existencia de la famosa respuesta "de lucha-o-vuelo" Su trabajo mostró que cuando un organismo experimenta un choque o percibe una amenaza, esto rápidamente libera hormonas que le ayudan a sobrevivir.



En las personas, como en otros seres vivos, estas hormonas nos ayudan a correr más rápido y a luchar más duro. Aumentan el ritmo del corazón y la tensión arterial, enviando más oxígeno y azúcar en la sangre para impulsar músculos importantes. Aumentan la sudoración en un esfuerzo por refrescar estos músculos, y ayudarles a mantenerse eficientes. Alejan la sangre lejos de la piel hacia el centro de nuestros cuerpos, reduciendo asó la pérdida de sangre si somos heridos o dañados. Asimismo, estas hormonas enfocan nuestra atención en la amenaza, en exclusión de todo lo demás. Todo esto mejora considerablemente nuestra capacidad de sobrevivir a los acontecimientos que amenazan nuestra vida.



No sólo los acontecimientos que amenazan la vida provocan esta reacción: lo experimentamos casi en cualquier momento en que nos encontramos con algo inesperado o algo que frustra nuestros objetivos. Cuando la amenaza es pequeña, nuestra respuesta es pequeña y a menudo no la notamos entre muchas otras distracciones de una situación estresante.



Lamentablemente, esta movilización del cuerpo para la supervivencia también tiene consecuencias negativas. En este estado, estamos excitables, preocupados, nerviosos e irritables. Esto realmente reduce nuestra capacidad de trabajar, de interrelacionarnos con eficacia con otras personas. Con el temblor y un corazón que palpita, podemos encontrar difícil el ejecutar habilidades precisas, controladas. La intensidad de nuestro enfoque en la supervivencia interfiere con nuestra capacidad de hacer juicios finos basados en la información de muchas fuentes. Nos encontramos más propensos a sufrir accidentes y menos capaces de tomar decisiones buenas. Caemos con más facilidad en el error. Y hay que reconocer que en el ajedrez se gana más a causa de los errores cometidos por nuestro oponente que por nuestro ingenio o nuestras jugadas maravillosas.





Hay muy pocas situaciones en las partidas de ajedrez, o en la vida laboral moderna donde esta respuesta es útil. En la mayor parte de las situaciones se beneficia uno más de un enfoque tranquilo, racional, controlado y socialmente sensible.



Es por eso que hay que aceptar que los manuales militares tienen razón, aunque ahí el riesgo es de extremo, se juega uno la vida, mientras en una partida solo un punto y tal vez muy a menudo convenga más aceptar el riesgo, pero por lo general, mejor volar que luchar con todo en contra.



A corto plazo, tenemos que guardar esta respuesta de lucha-o-vuelo bajo control para ser eficaces en nuestras partidas o en el desempeño laboral o en el trabajo intelectual. A largo plazo tenemos que tenerlo bajo control para evitar problemas de la salud.



Manejando el estrés.



Existen muchas habilidades bien probadas que podemos utilizar para manejar el estrés. Éstas nos ayudan a permanecer tranquilos y eficaces en situaciones de alta presión, y ayudarnos a evitar los problemas del estrés a largo plazo.

En el resto de esta sección trataré sobre las técnicas más importantes.



El mantener un Diario de estrés o realizar la Autoprueba de “Quemado” le ayudará a identificar sus niveles actuales de estrés, de manera que pueda decidir que acción, si es el caso, tiene que tomar. El Análisis de Trabajo y la Planificación del Desempeño le ayudarán a ponerse arriba de su carga de trabajo. Mientras que el Manejo de la tensión Mental por Imágenes, Las Técnicas de Relajación Física y la Concientización del Pensamiento, Pensamiento Racional y Pensamiento Positivo le ayudarán a cambiar el modo que usted ve las situaciones aparentemente estresantes. Finalmente, el capítulo sobre el Manejo de la Cólera le ayudará a canalizar sus sentimientos en el desempeño.



Advertencia: el estrés puede causar severos problemas de salud y, en casos extremos, puede causar la muerte.

Mientras estas técnicas de manejo del estrés han demostrado tener un efecto positivo en reducir el estrés, están diseñadas solo para su manejo y los lectores deberían solicitar el consejo de profesionales de la salud apropiadamente calificados si tienen alguna preocupación por enfermedades causadas por el estrés o si la tensión les causa una infelicidad significativa o persistente. También deberían consultar a los profesionales de la salud antes de cualquier cambio importante en la dieta o en los niveles del ejercicio físico que realicen.

Si al competir en ajedrez sienten que se “queman” literalmente, que sufren terriblemente de estrés tienen que espaciar su participación en torneos y aconsejarse con entrenadores o jugadores más experimentados, pero si el mal persiste, consulte con un psicólogo del deporte o con un médico capacitado.

7 jun. 2011

El libro especial, experimento que da nuevas orientaciones.

Muchas veces he discutido con alumnos y amigos que con el material que ya he escrito en este blog, sin hablar del que coloco en www.inforchess.com ya hubiera escrito varios libros, al estilo del MI Gil Russek o de Manuel Lòpez Michelone. Por eso emprendí con algunos amigos de diversos países, hacer un libro muy especial a publicarse en tres idiomas por lo menos. Pero el proyecto que va muy bien, ya inquieta incursionar en lo de libros “por pedido”.


Es como cuando hablaba de las ventajas de la enseñanza a distancia sobre la presencial. La Escuela de Botvinnik es el modelo exitoso que sigo y que creo es lo mejor. Mezclar clases via correspondencia, o en este caso actual, email, con clases intensivas presenciales.

En el caso de los libros, creo que la cosa va por ese camino, además en ajedrez mezclar lo impreso, lo de PDF y lo de formato Chess Base.

Las revistas impresas o en Internet aportan pruebas de que los medios no se sustituyen si no que se complementan. Tal es el caso de la impresión por demanda o impresión digital (print-on-demand o POD), una opción que un número cada vez mayor de las plataformas online de acceso y venta de libros digitales, dan a sus clientes (“usuarios”, les llaman), y que es adquirir una copia en papel, (“hard copy”) que solo se imprime después de la compra por Internet. Lo novedoso de esta opción es que a través de una red de imprentas con tecnología POD de nueva generación que se extiende por varios países, se puede imprimir lo solicitado, no importa el origen del libro, en el lugar más próximo al usuario y en una tirada específica de uno o más ejemplares según el pedido, lo que disminuye el tiempo y el costo de distribución, elimina la noción de edición agotada y vuelve obsoleto el stock almacenado.

Claro que un envió por PDF da posibilidades al lector a imprimir lo que en un libro normal es una página, en una impresión poner dos paginas. Si un libro tiene 100 páginas y nos cuesta dos centavos de dólar la página, o sea dos dólares todo el libro, si somos afectos a la lupa y queremos ahorrar, le decimos al que imprime que lo haga con dos páginas del PDF por página impresa, y así nos sale a la mitad el servicio, o sea a un dólar.

Para un estudiante, hace gran diferencia adquirir el libro impreso original de 100 páginas en, digamos 40 dólares, a tenerlo en PDF y gastar un dólar en su impresión. El libro en PDF lo puede adquirir desde en un dólar, hasta gratis. En cualquier caso, a lo mucho, le costará 2 dólares así el libro. Con lo que alcanzaba para hacerse de un libro de 40 dólares, ahora puede hacerse de 20.

Si como ajedrecista necesito al menos unos 100 libros de información para una formación casi completa, no es lo mismo un presupuesto necesario de 4000 dólares que uno de 200 dólares. En una escuela o club de ajedrez, aun se puede lograr comprar para diez alumnos, lo que cuesta 40 000 dólares, con 2200 dólares. Ya la impresión en laser cuesta igual que una fotocopia, por lo que ya el fotocopiar libros y vender las fotocopias, como hacían en el club de Ferríz, donde uno podía comprar la fotocopia de un libro original de 40 dólares en 10 dólares, ahora, con PDF e impresión, vale 2 dólares, además de que el trabajo de fotocopiar cada ejemplar, es más duro que escanear una vez y luego mandarlo imprimir cuantas veces uno quiera, print on demand. Como dicen.

¿Libros Impresos vs Libros digitales?

Permítanme citar a Milena Recio que escribe desde La Habana:


“Con los ojos irritados, la mano acoplada al mouse y la columna contrahecha, permanecen cada día ante un mar de letras evanescentes en la pantalla de la PC. No lo soportan más, pero no pueden evitarlo. Son los migrantes digitales, quienes mantienen un pie en el tomo impreso y otro, nostálgico, en las ruinas de la cultura que ellos rememoran digna, ahora degradada a bits.

Piensan con terror en el futuro porque el presente ya señala el infortunio. ¿Dónde se encontrará la belleza, el fino ademán, la gracilidad de épocas pasadas con estos advenedizos que ahora se conforman con escribir un tkiero, sin más? ¿Cómo podrá la memoria humana salvarse en los sótanos virtuales de enciclopedias apócrifas donde cualquier hijo de vecino puede emplazar un saber profano?

En la otra esquina aparecen los nativos. Recién llegados, completan el cuadro. Nunca leerán más de 20 páginas, de nada. Ni siquiera le pondrán atención al prospecto que acompaña al jarabe de la tos. Sus ojos no ven, no miran; escanean. Su mente no lee, solo “recupera” tipos, señales, ambientes.

Encuentran sus pantallas y sus conexiones ubicuas por donde van. Esos cuerpos juveniles simulan ser, y no al revés, las extensiones de aquellos dispositivos electrónicos cada vez más portátiles que parecen capaces de forjar la realidad. (Érase un hombre a un IPod pegado…)”

Estas argumentaciones son de lo más interesante, pero hay que remitirnos al dato duro, aunque las estadísticas nunca debieran ser consideradas totalmente como tales.

Se habla de la importancia de leer, pero ahora ya es difícil, con los cybertextos, que es leer.

Nos dice Juan José Millán. “Y sin una visión clara de qué ha sido hasta ahora leer, ¿cómo vamos a opinar sobre lo que está suponiendo la nueva lectura?”

Es el problema, analizar algo que está cambiando día a día.

Milena Recio, dice además: “

“Los modelos de aprendizaje que tienen a la letra impresa y a la escritura secuencial como su principal referente, no han desaparecido, sino que se “contaminan” con la emergencia de literaturas hipertextuales, y alcanzan también a los nativos digitales cuyas formas de socialización y enculturización siguen siendo —allá quien lo niegue— principalmente analógicas y no virtuales”

Pero, reitero, hay que ver los datos duros.

El gigante Amazon.com, por ejemplo, anunció en abril que por cada cien libros impresos que vende, se descargan 105 libros digitales gracias a su lector digital Kindle, y que en 2011 ha vendido el triple de libros Kindle que en 2010. Por su parte Apple, con sus sofisticados iphones e ipads (teléfonos inteligentes y tabletas) vendió 600 mil libros digitales en solo cinco días después de sacar al mercado sus productos.

Johanna Puyol, en La Habana, afirmaba:

“A pesar del triunfalismo de los titulares, el hecho es que los libros en formato electrónico representan todavía un porcentaje muy pequeño de la oferta editorial y que las ganancias asociadas a su comercio no serán significativas a corto plazo. Se trata de un negocio incipiente que no exhibe fórmulas mágicas para un éxito rápido, sino que necesita de cuidadosas estrategias para el cambio de modelo y de un compromiso a largo plazo. Dicho esto, todos los actores asociados a la industria del libro (el autor, el editor, el distribuidor, el librero…) deberán saltar, si no lo han hecho ya, a este tren en marcha y enfrentar los retos de la edición digital, porque este es un proceso inevitable en el que, si no se crean un espacio propio, otros lo ocuparán por ellos”

Reciente Congreso.

En un interesante congreso realizado recientemente en Ciudad de La Habana, Cuba; se discutió el futuro del libro impreso respecto a la proliferación de los libros en formato electrónico como PDF, EPUB o Dejavu. En ese evento se compartieron muchas opiniones y datos muy importantes, que creo sería bueno compartir en este blog.


Alejandro Piscitelli, en su libro: Ciberculturas 2.0. En la era de las máquinas inteligentes. Editado en, Buenos Aires, da un punto de vista muy ilustrativo:

“En su convención narrativa, Borges nos pide imaginar un mundo de multiplicidades a partir de un medio exclusivamente lineal (el libro). Para los lectores de hipertextos la situación es exactamente al revés: dado un texto que puede, en principio, remitir a cualquier cosa (como esta arborescente reflexión que usted está leyendo) la tarea consiste en ejercitar una ‘reducción’ racional del campo de posibilidades”

Los hipertextos y las pantallas señalan nuevos retos cognitivos y estéticos, pero no pueden desligarse de la psyché propia de la tecnología escritural cuyo corolario moderno es el libro industrial.

Lejos del empobrecimiento o la disolución que algunos malos exegetas pretenden ver en los recientes derroteros de la cultura alfabetizada, nos topamos hoy con procesos de lecto/escritura mucho más demandantes. Las habilidades puestas en juego no se reducen a domesticar la palabra; es imprescindible completar el ciclo estimulando las competencias necesarias para aprender, comprender e interactuar. “Ni el libro es David, ni la computadora es Goliat. Entreverados y mutuamente potenciados, la tinta de Gutenberg y los bits de McLuhan deberán aprender a convivir y a multiplicarse creativamente”

A veces es muy difícil mantener consigo enormes colecciones de libros, sobre todo a la hora de las mudanzas. Anteriormente, hace más de 25 años, yo poseía una colección de más de 5000 libros de ajedrez, que podía ser considerada la tercera de mi país en tamaño, después de la del Lic. Alfonso Carreño, y la del Ing. Alfonso Ferríz Carrasquedo. Después la limité a unos 1000, pues a mi primer divorcio, se quedó con mis hijas el principal acervo. Luego entre 1989 y 2000, volví a adquirir más de 3000 libros, bastante diferentes a los del primer acervo, pues el primero era principalmente en castellano, inglés y alemán y un 10% en ruso; ya que los libros en castellano los dejé a mis hijas, mientras que la segunda era básicamente en ruso y en inglés. Pero tras algunos cambios de ciudad de residencia y tras digitalizar libros propios y ajenos, así como intercambiar todo tipo de material y adquirir lo que ya es posible via internet, tengo un acervo con más de 22 000 documentos, pero con unos 500 impresos.

Pero ante propuestas de trabajo, principalmente en Angola y la Florida, hacen atractiva la idea de otra mudanza completa, y aunque parezca raro, el tamaño que ocupan CDS y DVDs también es muy grande; obligan a promocionar ventas de “Garage” de los ejemplares de libros y revistas impresas de ajedrez, de las que tengo literalmente una docena de cajas de 20 kilos, por los que me quedaré con unos 200 ejemplares impresos, solo respecto al ajedrez, no cuento de otros temas, para poder “moverme” con mis más de 22 000 libros y revistas digitalizados, que con películas en DVDs y programas en discos duros portátiles, etc; lograr no rebasar unos 300 kilos en cajas. También he experimentado en poner “bodegas etéreas” en Internet, o sea “cajas” de 10 gigas en los servers de sitios de archivos, como rapidshare, mediaplayer, depositfiles, etc.; que calculo poner unos 4 teras en el aire, rescatables en cualquier momento en la Internet, para respaldar todo ese material. Recientemente dedicó mucho tiempo diario a escanear documentos históricos del ajedrez mexicano, para preservarlos así de alguna forma, pues muchos libros de ajedrez son escaneados diariamente por cientos de personas por todo el mundo, pero muy pocos o casi nadie, escanearan revistas como la “Revista Mexicana de Ajedrez” 1933-1935; o el “Jaque Mate” de Cuba de 1964-1977, o “Ajedrez en San Luis” de 1965-1970; menos “Enroque del Pacifico” 1970-1971; etc., así como muchos libros editados en México con reducidos tirajes. En fin, si no lo hago yo, que tengo algunos de los pocos ejemplares sobrevivientes, no se quien lo hará, pues los ajedrecistas de mi generación y anteriores en México no están muy dados a hacerlo o simplemente, “llegaron tarde” a la era de la computación y prefieren usar libros impresos, por lo que no se tomarán el trabajo de digitalizar su acervo, lo que además no es tan fácil. Lo mismo con bibliografía de ajedrez de Cuba y Centroamérica.

Como me dijo un alumno, ya cincuentón por cierto, “Si no haces tus memorias, o no respaldas tu material, a tu muerte se perderá mucho”. El caso es que digitalizo el material, me quedo con algo de lo impreso, y el resto lo vendo. A precios de liquidación, pues puede tomar meses si trato de vender a buen precio. Así que reanudaré el “tianguis” en Apatlaco, pegado a metro Aplataco, el domingo próximo, interesados en Ciudad de México o lugares cercanos, envíenme un correo email a chesscom@hotmail.com, hagan una cita y avísenme como que tipo de material interesa, hay de todo, desde revistas rusas y españolas, hasta libros clásicos. Hay cientos. Desgraciadamente el correo no es confiable, aun en DVDs, en libros, está en chino básico. Tengo envíos que no han llegado en semanas a Chile y Perú, que tengo que estar reenviando varias veces y un DVD es fácil copiarlo, pero un libro impreso es ejemplar único. Sólo funciona bien en México, pero tengo unos DVDs perdidos entre Ciudad de México y Tapachula. En cambio envíos que he hecho de Ciudad de México a Luanda, y viceversa, han llegado sin problemas; y puede uno arriesgarse a incluso mudarse por correo, como una vez lo hice en Mérida, Yucatán; aunque el buen amigo Hugo Balam me tuvo que ayudar guardándome unas cajas de libros.

El caso es que el tema del libro impreso y libro digital está apenas empezando.

Libro Especial, fecha límite.

Las suscripciones para adquirir el libro especial que en este blog se ha ido ofreciendo, serán cerradas definitivamente el 9 de junio, pues ese ha sido el acuerdo con los colaboradores en Moldavia. De los 10 comprometidos, aun hay 4 que no se han reportado, por lo que sí han cambiado de opinión favor de avisar, pues hay algunos interesados, que están, por decirlo así, en lista de espera. Los cuatro mencionados no han contestado los emails, por lo que utilizo el blog para avisarles, por si hay algún problema de comunicación. El libro hasta ahora llegará a diversos países como España, Guatemala, México, Paraguay, Surinam y Uruguay. En lo que respecta a la Argentina, había un problema, pero creo que ya hay una solución, por lo que espero noticias de allá.

Un gran entrenador se fue, Leonid Yurtaev

Uno de los entrenadores más prestigiosos de la URSS y actualmente quizás el mas importante de la región de Asia Central, el MI Leonid Yurtaev falleció a los 53 años de edad en la ciudad de Bishkek.


Durante muchos años preparó y dirigió los equipo de Kirguisia en las Olimpíadas Mundiales de Ajedrez, pero su prestigió viene desde los años 70s y 80s del siglo XX, en plena época de la Unión Soviética, elaborando manuales de entrenamiento y cuando trabajo con jóvenes promesas como Abraham Khasin, Evgueni Bareev, Yuri Dohojan, Serguei Shipov, entre otros. Como jugador era de reconocido talento y fue seleccionado para trabajar con Vladimir Zak, el entrenador de Korchnoi y Spassky en sus años juveniles. En varias ocasiones compitió en torneos juveniles con Kasparov.

Su alumno de más reconocimiento en los años recientes, coterráneo de él, de Bishkek, es el GM Ernesto Inarkiev. Como teórico desarrollo algunos sistemas de aperturas que han recibido su nombre y otros en que se citan sus análisis a pesar de tener algunos más de 30 años, como los de la variante Arkangelisk del Ruy López.

Lo traté poco últimamente, lo conocí en 1981 cuando dio varias conferencias en la “Mariscal Frunze” para la Misión Militar Soviética en Angola sobre métodos pedagógicos para entrenar que tenían aplicaciones importantes para la formación de cuadros de mando, ya que Yurtaev hizo un trabajo sobre como transferir enseñanzas del ajedrez y la preparación psicológica en situaciones extremas. En su presentación ante el heterogéneo grupo de asesores de alto nivel estratégico militar, el MI Ilia Kan, resaltó la gran cultura de Yurtaev sobre nuevos métodos de enseñanza y razonamiento crítico. Posteriormente tuve contacto continuo con algunos de sus colaboradores que me transmitían saludos y algunas observaciones sobre algunos artículos en mi blog, entre ellas unas que discrepaban radicalmente de algunas cosas que escribí sobre la enseñanza a distancia privilegiándola sobre la presencial, pero resultó que todo fue a causa de una mala traducción que había hecho utilizando los traductores on line que ofrece Babylon en la red, pero que luego fue aclarada y dio pie a un intercambio epistolar a través de su colaborador. Como era varios años menor que yo, se dirigía con demasiado protocolo conmigo y en los pocos encuentros personales no logré que rompiera esa barrera, por más que lo intenté, pues era sumamente cuidadoso en sus formulas y de carácter más bien introvertido, aunque ya en el calor de sus lecciones adquiría una locuacidad muy diferente a su forma de ser personal, lo que me comentaban sus colaboradores cercanos, que lamentaban que a Yurtaev no le dieron nunca un buen reconocimiento debido a que era muy malo para hacer política, siendo por ello que tanto en tiempos de la URSS, como posteriormente, entrenadores de menor calidad ocuparon puestos más importantes. Uno de los generales a quienes Yurtaev le dio clases hace 30 años, fue finalmente el que influyó a que fuese designado entrenador de Kirguizia para las Olimpiadas, pues generalmente los presidentes de Federación seleccionan más bien a base de compadrazgos y relaciones públicas, ya que generalmente los directivos no tienen nivel para evaluar otras cualidades, que por méritos personales, por ello se dio el caso raro que Yurtaev lograse al menos en ese aspecto un cierto reconocimiento, pues en tiempos de la URSS no logró salir al extranjero, por lo que en Occidente era poco conocido. Su colaborador más cercano, que en un email me comunico el deceso de su mentor y amigo, prometió mandarme material amplio para que yo pueda difundir a los lectores hispano parlantes quien era Yurtaev. Pero me pareció adecuado, a reserva de luego publicar más material, cuando menos compartir con mis lectores la lamentable perdida. Muchos de los participantes en sus cursos, tanto de la Misión Militar Soviética en Angola, como de la Misión Militar Cubana en Angola, tras tantos años, se encuentran diseminados por todo el mundo, entre ellos muchos oriundos de Kirguizia; por lo que esta nota de blog, la colocaré en un Facebook de uno de ellos que se ha hecho cargo de contactarse con muchos de los que trataron a Yurtaev, por lo que seguramente tendré mas datos que compartir. Creo que Yurtaev y sus trabajos merecen ser más conocidos en el medio del ajedrez, pues me sorprende que mas notas necrológicas han aparecido en el medio militar, en que incursionó poco, que en el medio ajedrecístico, donde su magnitud era enorme, sobre todo entre entrenadores y teóricos.

1 jun. 2011

Poker

En los últimos años parece que al juego de ajedrez le ha salido un competidor en el terreno intelectual. Jóvenes y niños brillantes ya no ven solamente el ajedrez como el ámbito natural donde demostrar su dominio de la lógica y la competitividad.
Esta tendencia puede deberse a que el ajedrez ha sido minuciosamente analizado, diseccionado, evaluado en todas sus variantes. La masa de conocimientos que los jugadores reciben, dedicándose a estudios pormenorizados de aperturas, posiciones de juego, etc, quizá hayan reducido en cierto modo la emoción original que tenía la pura pugna de intelectos. También se puede afirmar que el ajedrez puede haber perdido cierto atractivo después de que la humanidad perdiera definitivamente la batalla contra la máquina al final de 2006, cuando la computadora de ajedrez Deep Fritz venció al campeón del mundo Vladimir Kramnik en seis partidas.
Por otro lado, está la creciente popularidad de otro juego clásico:
póquer
, El poker, y sobre todo el póker en línea, ha crecido enormemente en los últimos tres o cuatro años y es un juego que atrae en gran medida al mismo tipo de personas que el ajedrez. El póker es muy parecido al ajedrez en el sentido de que, bajo su superficie aparentemente simple se esconde un profundo mar de avanzados conceptos teóricos que dan a los jugadores expertos una gran ventaja sobre los ocasionales. De forma más interesante para la elite intelectual, el póquer se presta perfectamente al uso de una amplia gama de dispositivos matemáticos. Esto es evidente por el gran número de doctorados y maestros de matemáticas que suelen jugar online hoy en día.
Además, el póker en línea no sólo es tentador para las personas que solían jugar al ajedrez, sino también para los programadores informáticos, que ven en este juego un nuevo reto. Con la derrota del campeón del mundo de ajedrez a manos de un ordenador, la misma gente que desarrolló las computadoras de ajedrez super-inteligentes está buscando renovados desafíos en el mundo del póker. El poker presenta un enigma mucho más difícil de resolver que el ajedrez para los programadores. Las computadoras parten con ventaja en el ajedrez, al ser capaces de realizar un gran número de cálculos estrictamente lógicos sin errores, pero tienen poca o ninguna comprensión de los factores que afectan al juego del póquer, tales como la psicología humana y la gestión de información imperfecta, ya que en el póker no existe información explícita que analizar sobre las cartas del contrario. Sin embargo, abundan los robots de póquer y los sitios web están siempre al tanto de que estos robots jueguen en sus mesas de póker online.

Por último, los investigadores de inteligencia artificial han aceptado el desafío de desarrollar una inteligencia artificial de póker, y no sólo por el reto de vencer a la humanidad, sino también por las enormes cantidades de dinero involucradas en el juego. El análisis del juego de póker, además, repercute en el área de investigación computacional, ya que el póker aglutina un montón de áreas problemáticas, y muy complejas, que tienen aplicación en el mundo real, y que además están disponibles dentro de un conjunto bien definido de reglas y condicicondiciones, donde los resultados pueden ser correctamente interpretados.