16 nov. 2010

Frases de la Semana:

De la Obra sobra
El que transa no avanza
Gobernar con las tres B: Baile, Botella y Baraja.
Al Pueblo Pan y Circo
No se puede esperar mucho de un pueblo Carpero
Nadie es profeta en su tierra.
Con Dinero baila el perro.
Si piden pan, denles pasteles

Métodos de Entrenamiento de ajedrez novedosos.

Parece que está de moda la experimentación de métodos de entrenamiento. A algunos les parece trabajoso revisar las memorias de los congresos en la URSS donde por más de 70 años se discutió el tema, con intervención de decenas de grandes maestros y de entrenadores eméritos, y presentan como novedad sistemas que ya se probaron en alguna pequeña villa soviética y que fueron probados de manera casi científica y desechados tras una calificación cuidadosa por entrenadores muy experimentados. No hay mes que alguien no me mande alguna idea novedosa, pero que lamento comunicarles que ya fue intentada alguna vez.
Es importante la labor documentada de investigación para verificar si algo es novedoso. En las oficinas de patentes se hace una investigación cuidadosa y por ese trabajo se le cobra a aquel que pretende obtener una patente sin hacer su trabajo de averiguar.
Lo mismo pasa con los que escriben sobre la historia del ajedrez, por no examinar DOCUMENTOS, cambian fechas, nombres y títulos. Hay quienes insisten en decir que ganaron un campeonato nacional, siendo que es tan fácil ver en los libros que todo está en su ilusión y no ganaban ni el de su manzana, pues su papá siempre jugaba mejor que ellos. En fin, si quieren hacer el rídiculo, pueden decir que inventaron el ajedrez y que pueden retar a Karpov a jugar ajedrez con las manos atadas, pues seguramente no aceptará el reto el excampeón mundial, excepto si le ponen cinco ceros al reto, entonces si seguro que acepta con quien sea, asi sea la reencarnación de Morphy.

¿Ajedrez sin Capablanca?

La escuela más importante del mundo fue la soviética y esta fue fundamentada con el apoyo de inmensos tirajes de los libros escritos por Capablanca, y casí no hay textos soviéticos entre los años 1925 a 1990 que no mencionen continuamente a Capablanca y citen sus partidas. En un manual para entrenar jugadores de primera fuerza había más partidas ejemplo de Capablanca que de cualquier maestro ruso incluídos Alekhine, Chigorin o Botvinnik.
Hace unas semanas tuvieron a bien el mandarme un syllabus a considerar para ser usado para capacitar entrenadores de la FIDE y me sorprendió no ver un solo ejemplo de partidas de Capablanca. Tres días después recibí un email de un entrenador de San Petersburgo, maestro de al menos seis grandes maestros, indignado porque no aparecen en los contenidos del programa ejemplos de partidas de Capablanca y Morphy (no me había dado cuenta yo de esto) y me pide lo apoye con otros entrenadores en la protesta. Ya a la semana éramos 32 los indignados firmantes de la petición de enmienda. El syllabus ya fue modificado y de 330 ejemplos, 12 son de Capablanca y 6 de Morphy. Lo curioso es que toda esa “grilla” se manejó en ruso, en Cuba ni se enteraron. Tan grande es Capablanca que de todos lados salieron defensores de su memoria.
Sobre Capablanca se han escrito más libros en ruso que sobre cualquier otra persona extranjera, exceptuando Jesús, Marx, Engels, Churchill, Gramsci, Cervantes y, aunque usted no lo crea, Sigmund Freud; según una estadística publicada en “Ciencia y Vida”, Capablanca era el octavo lugar, delante de Nixon, Napoleón, Hitler, Shakespeare y Beethoven, entre otros. Entre los 200 personajes extranjeros más reconocidos por la población rusa en 1990, estaba Capablanca en el lugar 27. Se consideraba que de 250 millones de soviéticos, más de 95 millones sabían que Capablanca era un jugador famoso de ajedrez y era compatriota de Fidel Castro, lugar 7 entre los personajes extranjeros más reconocidos, según esa publicación.

Un Calendario prometedor de torneos de ajedrez en México.

De repente tenemos en noviembre un magno festival con la presencia de varios grandes maestros de fama mundial y al mismo tiempo un Carlos Torre Internacional en Apaseo el Grande, luego en los primeros días de Diciembre se anuncia otro magno evento en Chapingo, a pocos kilómetros de la capital del país, para luego a mediados de Diciembre el Carlos Torre in Memoriam en Mérida, Yucatán, o sea en menos de un mes se inaugurarán cuatro grandes torneos con premios mucho mayores a los disputados en todo el resto del año junto. Luego vendrán las Olimpíadas nacionales en sus diferentes fases y categorías y todo esto cuando no se ve en el ajedrez nacional un rumbo claro, pues no se ve coordinación entre tanto evento, al grado que muchos de esos eventos, o al menos una buena parte de sus actividades, están dirigidos y organizados por personal extranjero y aparentemente ajenos a las organizaciones federativas mexicanas. ¿En que momento, pues no nos hemos dado cuenta, descabezaron al ajedrez nacional? Se que México apoyo con su voto a la reelección de la FIDE, pero ahora Kasparov y Karpov, los “enemigos”, para celebrar su derrota ante el candidato propuesto por México, vienen de visita a la capital azteca. Poderoso Caballero es Don Dinero.

Regresando al blog de ajedrez

Tras silencio en varios días, vuelvo a publicar en el blog.
Independientemente del período del Jacobeo en que es tiempo de reflexión y recorrido del Camino, cada ciertos años uno debe plantearse una tarea especial a realizar y esta vez tocó trabajar por algunos amigos muy entrañables del Cáucaso que deseaban regresar a su tierra ya por tantos años ensangrentada. Violencia generó violencia en una escalada que enfrentó a compañeros de armas de antaño, que habían jurado ser hermanos a pesar de todo y luego de ver su gran país fraccionarse, más bien pulverizarse, resultaron en bandos diferentes, bajo banderas nuevas. Dos décadas fueron necesarias y la intervención de una “banda de hermanos” como dijera Shakespeare recordando la batalla de San Crispín, de diez naciones diferentes, de cuatro razas y de lugares tan lejanos del Cáucaso como Angola, Croacia, Egipto, Guatemala, México, Cuba, España y Venezuela; se logró sentar en la mesa de negociación y pudimos, los católicos involucrados, celebrar el Jacobeo con la primera luz de paz y la amnistía sin condiciones.
Fue enternecedor ver los rostros ya avejentados, tras casi 30 años, de aquellos hermanos que llenos de vigor y con fuego en los ojos compartieron ideales de juventud y que ahora, en diáspora sorpresiva, estaban alejados y solo se comunicaban por la magia del internet y del ajedrez.
“De jacobinos pasamos a ser pacíficos caminantes del jacobeo”, bromeaba parado en su sola pierna un veterano que orgullosamente cargaba medio kilo de medallas en el pecho y que no se explicaba como tenía ahora una bandera tricolor en lugar de la roja con que nació. Ya había bromeado de que el equipo campeón mundial estaba formado por gente en su mayoría nacidos cerca de su pueblo, pero que no eran de su mismo país. “Karjakin eligió, pero yo de repente nacido en Ucrania soy ruso de papeles y chechenio por matrimonio, sin que se me preguntase alguna vez a que bandera quería servir, todo pasó asi, sin darme cuenta” Bueno, Yusupov es alemán y no faltó quien se preguntase si el Principe Yusupov que asesinó a Rasputin y en algo colaboró a que Rusia cediera en Brest ante Alemania, tuviera algún parentesco. ¿O Lev Davidovich Bronstein, más conocido como Trosky, asesinado en México por un español que sería tratado como héroe en la Unión Soviética sería pariente de David Bronstein? Tahl murió en Alemania y el apellido también es alemán, pero el gran Misha era ante todo letón de corazón y fue soviético por cosas de la historia, pero ahora lo cubre la tierra de Letonia y el amor de aficionados al ajedrez de todo el mundo. Ignacio Zaragoza, es un general mexicano nacido en Texas, pero creo que tan celebrado en su lugar de nacimiento sin que nadie siquiera dude que es mexicano. Máximo Gómez nació en Dominicana, pero en la cubanía más fuerte es cubano 100%. Entre los ajedrecistas Andrés Clemente Vázquez Hernández (o Vázquez Zambrana, como dice su fe de bautizo y su papel de ciudadanía mexicana), es tan cubano como mexicano. Orgulloso representante ante el Congreso por Comitán, Chiapas; hubiera sido el primer embajador de México ante Cuba si la muerte no lo sorprende; y su última voluntad fue ser enterrado en Cuba con tierra de San Julián de Güines y tierra de México, sus hijas, nacidas en México, vivirían en Cuba hasta ver, como lo pidió su padre, ver enarbolada la bandera de Cuba en El Morro.
No hace mucho leí que a un gran maestro nacido en Bakú, le estaban haciendo ciertas represalias por jugar en un club de España con el nombre de Kasparov, armenio nacido también en Bakú. Resulta que la persona más famosa en el mundo nacido en Bakú, es ahí persona non grata por ser de sangre armenia. Hubo un regimiento de caballería blindada integrada por gente de Bakú, el “Chapaev”, que se cubrió de gloria en el cerco de Berlín, dirigido por un coronel de obvia ascendencia armenia, Vartan Gregorian, con un Mamyadov, jefe de estado mayor, obviamente no armenio. ¿No eran una “banda de hermanos”? ¿No recorrieron desde Jherson hasta Berlín, más de 4 mil kilómetros juntos, llegando a Berlín solo 125 de los 785 que salieron de Bakú, siendo los reemplazos principalmente venidos de Erevan, en Armenia y de Tibilisi en Georgia?
Las rayas en los mapas, la diversidad de razas e idiomas, el castigo por Babel, ha costado tantas vidas. Todo por la desunión. Da tristeza ver que el mismo día hay un Campeonato Iberoamericano y un Campeonato Continental de América. Así como en el Cáucaso se tomó atención de los planteamientos que José María Morelos y Pavón hizo ante el Congreso de Apatzingan, donde planteo la igualdad de los nacidos en una misma tierra sin pensar en raza, genero y religión; que ayudo a una negociación tan difícil como la que enfrentó a sangre y fuego durante dos décadas a un pequeño país contra el país más extenso del mundo; ¿no se podrá hacer algo por la desunión tan grande que se esta abriendo en el ajedrez? Se que el “Gens Una Sumus” no es tan fuerte como la oración después de la batalla de San Crispín, pero, habiendo compartido cientos de batallas aunque sean mentales, ¿no podríamos ser una “banda de hermanos”?