31 ago. 2010

Los Repertorios de Aperturas de Ajedrez, fenómeno comercial.


A pesar de que en la gran mayoría de mis artículos recomiendo estudiar principalmente el medio juego, el caso es que el servicio que más me solicitan es el de elaborar repertorios de aperturas. En todos mis cursos personalizados y en los cursos generales de paquete o de instructores, incluyo mucho material de aperturas y prácticamente el diseño gradual de un repertorio personal, o en el caso de los paquetes ya prefabricados, una serie de opciones para que el usuario pueda elaborarlo personalmente. Sin embargo, y a pesar de ser de mayor costo, me encuentro que el número de los que solicitan se les diseñe su repertorio de aperturas esta creciendo a grandes pasos.
Ya más de 40 jugadores me han solicitado el servicio, siendo 32 provenientes de los Estados Unidos, donde dan tanta importancia a la preparación de aperturas. Su rating promedio es 1950 de rating y su edad entre 28 y 35 años. Lo curioso es que sólo tengo un alumno de curso personalizado en los Estados Unidos, aunque ha sido muy exitoso y me ha hecho buena propaganda allá, al grado que es su ciudad donde más usuarios tengo, pero no de cursos personalizados sino de repertorios y material de estudio, sobre todo estudios de aperturas traducidos del ruso. El problema es que al ser de una misma ciudad es común que reciba partidas para analizar enviadas por ambos jugadores ya que los dos eran usuarios de mi servicio y me piden orientaciones para refutar los planteos del oponente. Siendo los planteos los sugeridos por mi, la situación es muy complicada. Es como si jugará conmigo mismo. A pesar de que mantengo confidencialidad sobre quienes asesoro se ha dado el caso que los mismos jugadores lo dicen y se van identificando unos con otros y aparece la pregunta de porque a unos les recomiendo una línea y a otro otra, y explico que depende de las características personales, pero hay al menos dos casos en que los repertorios son muy parecidos, puesto que los jugadores son muy parecidos. En un torneo en Pasadena, California; dos usuarios exitosos se ve que comentaron que eran usuarios de mi servicio y otros competidores no quisieron estar en inferioridad de circunstancias y me solicitaron mis servicios. En esa semana hubo 6 solicitudes. A todos los trato de convencer de entrar a cursos, no sólo que requieran que les diseñe repertorios, pero no he podido convencer prácticamente a nadie. Un paquete de diseño de repertorio es mucho más costoso que un curso personalizado durante un año, pero aún así, prefieren pagar el servicio de repertorio. Claro que como en Estados Unidos hay muchos servicios de clases de ajedrez via email a precios varias veces superiores a los míos, mis ofertas les parecen gangas y eso puede explicar porque es mucho mayor el número de usuarios del servicio de repertorios que los provenientes de otros países, pero lo atribuyo también a la gran cantidad de propaganda que se hace en el medio del ajedrez de los Estados Unidos de los libros de aperturas. Un libro en ruso de aperturas, por ejemplo, cuesta un promedio de 10 dólares, y se consigue en dejavu a menos de un dólar, pero la traducción en inglés cuesta 35 dólares y se venden tirajes de 3000 o 4000 libros en un trimestre. Por los cuestionarios de mis usuarios en los Estados Unidos, puedo decir que cada uno posee como promedio 22 libros de monografías de aperturas y otros 14 relacionados con aperturas, además de unos 60 informadores y 12 New in Chess yearbook, lo que significa más o menos que se han gastado entre 2500 y 3000 dólares en libros de aperturas. Un lector ruso que le diera por conseguir todo ese material en Dejavu lo obtendría por 70 dólares más o menos y con otros 100 el doble en material en ruso.
Como algunos tienen apenas un par de meses solamente usando mis repertorios y sólo unos 10 tienen más de un año haciéndolo, me es difícil estimar que tanto han influido en su superación en torneos. Pero todos aseguran estar muy satisfechos y dos me han comprado un segundo paquete para ampliar su repertorio. En pocas palabras es un servicio muy solicitado y pareciera que es extraño que este haciendo propaganda para desanimar la adquisición de un paquete que tan buenas ganancias deja. Pero a pesar de que al primer contacto de solicitud de repertorio les envió siempre mi promoción de cursos, va creciendo más la cantidad de usuarios de repertorios que de cursos, por lo que no creo que afecte la demanda este comentario, en cambio si me gustaría señalar que la promoción comercial es la que más influye en los compradores y que este afán de comprar material de aperturas, que es el más caro en ajedrez, lo siento sin sentido y me parece un deber de conciencia indicar que así como es común cometer errores al jugar ajedrez, mucho más errores se cometen y más graves, al comprar material de ajedrez. Sobre todo los padres de niños ajedrecistas necesitan un consultor sobre que comprar para la enseñanza del ajedrez de sus hijos. Así ahorrarían mucho dinero. Tal vez me ponga a escribir un libro guía del comprador de material de ajedrez.
Ayer que conversaba con el M.I. y FIDE Trainer Dennis Verduga, le comentaba que ya que él viaja mucho al interior del país a dar clases y conferencias presenciales, podría ser una especie de agente para promover mis productos de paquetes en DVDs al interior, ya que el correo es muy tardado en México y a menudo se desespera la gente esperando sus envíos, que tardan entre 10 y 20 días, mucho más que envíos a Europa, mientras que cuando voy a una ciudad con el material, se venden muy fácilmente. No hay una cultura de compra por correo en México, en cambio la venta de persona a persona es muy buena. Comentábamos que los ajedrecistas principiantes son malos eligiendo el material que compran y que se vende mucho el material que realmente no es útil, si es sobre aperturas.
También se puede decir de la temática que se solicita sobre conferencias. Una vez me solicitaron diera un curso sobre una apertura. Lo acepté, aunque no muy convencido, pues no me parece un buen tema para un curso, por mis deseos de viajar a esa ciudad y pensando que podría yo tener libertad de cátedra y finalmente transmitir lo que yo pensaba era más útil para el grupo de alumnos que se me encomendó. Pero no fue así, no me dejaron separarme del tema elegido. Creo que fue el peor curso que he dado. Desde entonces negocio el tema a dar y a veces los que quieren contratarme no aceptan y pues no hay curso. No se trata de vender por vender, sino lo que es más útil, pues el beneficio de mis alumnos es mi beneficio.
Y ya que me solicitan repertorios de aperturas, he acopiado el mejor material, como todo lo del Chess Publishing, siete revistas de países europeos mes a mes, lo mismo que el imprescindible “64”, el Chess Life, el Chess Monthly, el New in Chess, New in chess yearbook, el Mat de Polonia, y reviso los mejores quince sitios rusos que tratan de aperturas, me pongo al día en Chess Base Magazine, en Informants, en publicaciones on line de Holanda y Alemania sobre aperturas, etc. Pero sigo creyendo que hay una sobre producción de material de aperturas, y revisando tantas publicaciones veo que la información se repite una y otra vez. De una partida Anand – Topalov, logre conseguir 32 versiones diferentes comentadas por grandes maestros de primera línea.
En cambio cursos de finales he vendido dos en cuatro años. Y me quedó mucho muy bien.

Nuevo intento de publicar Bucanero de Ajedrez.


Una nueva versión de Bucanero de Ajedrez aparecerá en versión PDF y versión impresa,
El material que aparece en los sitios internet de ajedrez en el mundo es tan abundante que seleccionar y hacer las ediciones de Bucanero requieren de un esfuerzo y de un tiempo que a veces son muy difíciles de conjugar, pero al menos en dimensión promocional, reanudare las publicaciones de Bucanero de Ajedrez para los torneos del “Bicentenario”

El talento en ajedrez no decide



Tras unas largas pláticas con la neurofisiologa Valentina Mikhailovna Yurtaeva, de la Universidad de Samara, en un trabajo conjunto para evaluar las teorías del decano de Psicología de la Universidad de Harvard, Dr. Steven Pinker, autor de “Como funciona el cerebro”, uno no deja de sorprenderse de lo poco que puede influir la “calidad” del cerebro en lograr la excelencia en cualquier disciplina, incluyendo el ajedrez. Es tan pequeña la parte del cerebro que se aprovecha, que un cerebro realmente defectuoso pero adecuadamente entrenado puede superar a un cerebro de lujo, pero no entrenado lo suficiente. Claro que cuando un cerebro de gran potencial es bien entrenado, no habrá obstáculo que no supere y alcanzará la excelencia sin duda.
Las pruebas de coeficiente intelectual (I.Q.) que muchas personas ven como algo definitivo para evaluar el potencial de una persona, realmente nada quieren decir y desmerecen ante pruebas de inteligencia emocional o ante la determinación de un individuo que desea realmente alcanzar una meta.
Es el carácter, la voluntad y la motivación factores más importantes que las capacidades cerebrales en si. Ahora que si uno lo quiere ver con amplitud de criterio, tanto el carácter, la voluntad y la motivación los puede uno incluir en aquello que nebulosamente se entiende por talento.
Pero según estudios de Valentina Mikhailovna, los grandes genios bien pudieran ser resultados de defectos cerebrales, como los avanz, que fuera de lo que dominan parecen ser como absortos y aislados de las personas, además de mostrar un subdesarrollo en otros areas. Muchas veces de niños son mal diagnosticados como autistas. Si esto fuera cierto, pudiéramos afirmar que la mitad de las personas que alcanzan la excelencia de alto nivel en algo, tienen una variedad del “autismo”. Tendríamos que incluir en la lista a Einstein, a Benjamin Franlin, a Picasso, a Miguel Angel, a Leonardo, a Goethe, a Schiller y a Pasternak, así como a Ilushin y Saharov; y los casos como San Antonio de Padua (o Lisboa) y a Ipatia de Alejandría, o su nemesis San Cirilo.
El caso es que cerebros estudiados como el de Botvinnik han sido comparados con los de seres mas bien mediocres y son pocas las diferencias encontradas. Se dice que Einstein poseía unas “células adicionales”, del mismo tipo de las observadas en los cerebros estudiados de otros científicos como Niels Bohr, Max Planck, Leo Szillard. Estas células además de lobulos frontales muy prominentes y desarrollados, así como signos fácilmente confundibles como autismo, son comunes en estos poseedores aparentemente de cerebros “con defecto”.
Cerebros normales y cerebros muy desarrollados, se desenvuelven en su camino hacia la excelencia de manera muy similar, así que esos términos como Avanz, Asperger, Autismo, super talento; en la práctica no tienen uso cuando uno entrena a un jugador. Los hay supuestamente talentosos que no logran avanzar en años y otros “normales” que llegan a grandes maestros en poco más de dos años de dedicarse con devoción a lograr tal logro.

El “Grande” del ajedrez, Miguel Najdorf como lo recuerda su hija Liliana.



Moshe, Mendel o Miguel Najdorf en el centenario de su nacimiento es recordado por muchos en todo el mundo. En Polonia se han hecho torneos en su homenaje, lo mismo que en Argentina. Su hija Liliana escribió una biografía que se ha pasado a Audiolibro que algunos maestros polacos convirtieron en una serie de videos con fotografías desconocidas del maestro, o al menos no tan conocidas fuera de Polonia. Aunque creo que es una producción hechiza pues no creo que haya sido realizada en coordinación con la autora Liliana Najdorf, la producción esta bien lograda aunque la que voz que hace el relato en polaco no es similar a la de la autora. La versión polaca es en polaco con subtitulos en español, y les he sugerido lo hagan al revés, con la versión en castellano con subtítulos en polaco, pero como es una producción “underground” no parecen dispuestos a hacer su producción más elaborada. Envié algunas fotos para que las incluyeran en una segunda versión, y en reciprocidad me enviaron su video en polaco sobre la vida de Savielly Griegorevich Tartakover, que me pareció magnífico y ahora también les estoy proponiendo la versión en castellano con algunos agregados como videos que conseguí en Paris de la familia que ahora es la dueña del hotel donde el maestro polaco vivió prácticamente toda su vida.
La versión en audio libro de la biografia de Najdorf con la voz de su hija, la autora, es un documento muy interesante pero no tan fácil de oír, mientras la versión polaca es mucho más dinámica, aunque examinando con cuidado, no fue transcrita toda la obra, pues en algunas partes la cortaron, sobre todo el capítulo de la muerte del maestro en Malaga, con todo el relato de cómo las hijas enfrentaron el hecho, que es conmovedor pero a ratos demasiado lento.
Ahora la música elegida como marco de las escenas de la Polonia en que Najdorf paso sus años juveniles, francamente es una delicia en la versión polaca, lo mismo que la música usada en la biografía de Tartakover.
Ambos videos seguramente serán muy apreciados por los interesados en la historia del ajedrez.

30 ago. 2010

El Reloj, factor fundamental en ajedrez y la Internet.

Ya grandes pensadores estratégicos como Napoleón Bonaparte, el Duque de Wellington, Xenofonte, Clausewitz y el Mariscal Frunze, afirmaban que uno son sus hábitos. Es en nuestros hábitos donde más hay que trabajar y los que posibilitarán que se alcance la excelencia en ajedrez.
Recientemente, a petición de su padre, estuve examinando el porque un jugador del que se esperaba mucho cuando lo entrenaba en la época en que yo era entrenador en jefe del centro de ajedrez del D.F., allá por 2004, 2005 y 2006; se había estancado en los años posteriores entre finales de 2006 hasta la segunda mitad de 2010. Por supuesto que la explicación no era que dejé de entrenarlo, ya que siguió estudiando y preparándose, pero su avance fue mínimo a pesar de que teniendo unos 14 años en 2006, la etapa entre esa edad y los 19 años es cuando más avances tiene un ajedrecista en lo general.
Talento tenía, y yo esperaba que si seguía la tendencia que se observaba a los 14 años, ya para los 19 años tendría más de 2300 de rating. Disciplina en el trabajo, vocación para el estudio, apoyo paterno, salud; todo lo tiene. ¿Qué pasó?
Descubrí que tiene pasión por jugar partidas blitz por Internet. Eso ha ocasionado que sus hábitos de análisis están mal formados, pues si bien juega unas 40 partidas de torneos “serios” al año, de más de hora y media por bando por partida, entre los torneos de media hora por jugador y las partidas de blitz en Internet, juega unas 400 partidas “no muy serias”. Entonces las 400 partidas le crean hábitos diez veces más fuertes que las partidas serias.
Ya analizando las partidas de torneo se observa claramente la superficialidad en sus análisis y en su visión estratégica, si bien en la táctica su desempeño es medio, también se ven deficiencias en ese aspecto. Y en lo que respecta a su carácter, a su actitud ante las partidas de competencias serias, la cosa esta grave.
La solución requerirá un esfuerzo profundo para sustituir hábitos malos por buenos y para ello habrá que cambiar radicalmente todas sus actividades ajedrecísticas.
La Internet brinda unas posibilidades enormemente benéficas para los ajedrecistas, pero también coloca algunas celadas. Si uno la toma como diversión, un ajedrecista prometedor puede hipotecar su futuro.
El uso del reloj, de ocupar adecuadamente el tiempo que tenemos para la reflexión en una partida de torneo, es tan importante como conocer una apertura y no podemos permitir inculcarnos un hábito nocivo de jugar rápido, como los que se desarrollan jugando partidas rápidas “on line”

26 ago. 2010

Notas de un excelente entrenador de ajedrez desconocido.

Gracias a un amigo de Baku, la ciudad natal de Kasparov, pude hacerme de un cuaderno de notas impreso en mimeógrafo con las lecciones para jugadores de alto nivel preparadas por Sergey Timofeyevich Pinchuku, que fue considerado como pilar de la Escuela de Ajedrez de Azerbaiyán, aquella impulsada originalmente por Makogonov y que ha producido grandes maestros de excelencia como Radjabov, sin mencional al ogro de Baku, Kasparov.
Pinchuku, que luego a los 60 años, en 2003, laboraba como entrenador líder en Grecia, daba mucha importancia en dar a sus pupilos métodos de razonamiento para que tuvieran pensamientos sistemáticos y ordenados. En las notas que tratan de las lecciones dadas entre 1980 y 2000, se nota una admiración por el sistema de razonamiento que usaba el excampeón mundial Tigran Vartanovich Petrosian, lo que no sorprende, pues el mismo Petrosian admitía la influencia que sobre de él tuvo Makogonov, que como afirmé antes, fue uno de los creadores de la escuela de Baku, de gran prestigio primero en la URSS y ahora mundial.

El uso de las computadoras en ajedrez. Parte I



Hace poco leí dos artículos escritos por dos grandes entrenadores. En uno de ellos, el GM Svetozar Gligoric afirma que el trabajo que para estudiar una variante y prepararla para un torneo costaba un mes , ahora, gracias a las computadoras se puede hacer en una semana y con el doble de aprovechamiento.
En otro artículo, Bruce Pandolfini de Nueva York a una pregunta de un lector de cómo analizar las propias partidas describe un proceso en que en uno de sus pasos es introducir una posición para que sea analizada por una computadora.
Realmente las computadoras ya están enseñoreadas de nuestra vida diaria. Hay quienes se atreven a afirmar que la prensa escrita y los libros impresos en papel son especies en extinción.
No concuerdo con Pandolfini y pienso que el análisis debe realizarlo uno sin computadora, no tanto por ser tradicionalista sino por aprovechar todo momento que podamos para entrenar nuestra mente, ya que creo en el desarrollo de la mente se puede realizar a cualquier edad y nunca será uno lo suficiente viejo para pensar y disfrutar del placer de hacerlo.
Por otra parte, estoy convencido de que el libro como tal no perecerá, pero la prensa en tabloide impreso evolucionará de tal manera que no se podrá hablar de que los periódicos como ahora los conocemos no se extinguirán.
Cada entrenador actual de ajedrez no puede soslayar la importancia que la computadora ha tenido y puede tener en el desarrollo de los grandes jugadores de esta época.
No hace muchos días leí una copia en PDF de un viajo diario de un ajedrecista habanero que estuvo cerca de Mikhail Ivanovich Chigorin cuando este disputo en Ciudad de La Habana un match con Steinitz. La descripción de la manera de prepararse del GM ruso para cada partida, los relatos de cómo lo hizo en su amado San Petersburgo antes de partir para La Habana y durante la travesía de cruce del Atlántico hasta el momento de contemplar la entrada a la bahía de uno de los puertos más hermosos de la época; me llamaron mucho la atención porque demostraban que cuando la Escuela Soviética se dice descendiente de Chigorin, en gran parte es cierto; pues muchos métodos de Chigorin parecen ser los inspiradores de los soviéticos, tanto como Tolstoi y Pushkin son los antecedentes de Pasternak e incluso de Evtushenko.
Gligoric relata como Fischer antes de su match de 1992 con Spassky, le pidió enfrentarse en un match de entrenamiento para ponerse un poco al día en las aperturas. El match se realizó, pero Gligoric seguramente no nos dará a conocer las partidas, como paso con Botvinnik y sus matches secretos de preparación.
Tanto Botvinnik como Fischer evitaban en lo posible jugar contra maestros débiles para no fomentar malos hábitos y querían enfrentarse a lo mejor para no perder las costumbres engendradas por la competencia con oposición de alto nivel.
Todos esos jugadores pudieran haberse beneficiado del uso de las computadoras, ya que esta les pudiera haber brindado enormes facilidades para ponerse al día en aperturas y para tener un oponente de calidad a la mano para entrenarse sin temor de que el enfrentamiento con oponentes débiles daña nuestros hábitos adquiridos al enfrentar lo mejor.
Pero como muchos pedagogos expresan con temor, una computadora mal empleada puede ser a un grado más alto más dañina que una computadora bien empleada puede ser benéfica.
Por eso los entrenadores estamos obligados a establecer las metodologías adecuadas para el uso de las computadoras en beneficio de los alumnos.
En un foro de discusión por Internet en que sólo pueden inscribirse entrenadores reconocidos, ya sea por la FIDE o por las federaciones de Rusia, Ucrania y Armenia; se proponen y discuten posiciones y procedimientos para ser usados en programas de entrenamiento auxiliados por computadoras. Continuamente se presentan no sólo engines sino aplicaciones específicas de su uso, estableciendo con precisión para que nivel y que tipo de jugador es más benéfico cada ejercicio o programa computacional.
El valor pedagógico de cada posición propuesta, se discute ampliamente y se da crónica de todo tipo de experimentos con software. Algunos francamente se ven extraños y mucho nuevo software parecen leves variantes de otros comerciales muy conocidos. Pero tomando en cuenta que todos los proponentes tienen años de experiencia como entrenadores y han sido certificados como tales por la FIDE o consejos académicos formados por entrenadores que son eminencias en el ajedrez, uno tiene que tomar en serio cada propuesta.
Por lo general el software es bautizado con nombres de héroes de la mitología griega y a veces es imprescindible descargarlos para ver bien a bien de que se trata y cual es la mejora sobre lo ya conocido.
Pero lo que me parece más valioso es la selección de posiciones a estudiar y el método o la intención de cómo emplearlas para entrenarse.
¿Hasta que medida es ético experimentar métodos de entrenamiento novedosos con un estudiante? Un experimento puede ser exitoso o puede ser un fracaso e incluso positivo, inocuo o negativo, y el estudiante puede beneficiarse o perjudicarse, en todo caso queda tan vulnerable como los cobayos ante las “genialidades” del experimentador. Uno debiera usar métodos probados y consolidados con los que garantice al estudiante que su esfuerzo y su tiempo, y muchas veces su dinero, se invertirán de la mejor manera posible. Pero si todo mundo utiliza siempre lo experimentado y probado, el progreso no es posible. Sólo puede lograrse al dar un paso osado, atrevido y aventurado hacia la innovación.
Hay que balancear, y en cada curso hacer un porcentaje de invenciones y de innovaciones y otro de métodos consolidados y ya avalados por amplia experiencia. Si según la Ley de Pareto el 20% produce el 80 % de los resultados, se me ocurre que en cada programa de entrenamiento ponga 20% de innovación y experimentación, pues el 20% consolidado me garantiza el 80% de beneficios y si en el 80% restante meto mi 20% de innovación, afectó una cuarta parte de lo obtenido por eso 80% “normalmente subaprovechado”, lo que quiere decir que puede afectar a un 5%, una cuarta parte, de lo producido por ese 80% mediatizado en resultados.
Y se pueden lograr descubrimientos muy interesantes. Esta proporción de innovación y experimentación ha sido recomendado por algunos especialistas en introducción de innovaciones tecnológicos y ya el GM Piotr Arseniovich Romanovsky lo mencionaba en artículos en la afamada revista “Ajedrez en la URSS”.
Así que también es una proporción a tomar en cuenta para innovar en el repertorio de aperturas propio: 20% cada año, lo que permitirá renovar todo el repertorio de aperturas cada 5 años.

22 ago. 2010

Desde Tulio pasando por Ruy López, la manera de estudiar ajedrez.




Una pregunta frecuente es como estudiar ajedrez, y la respuesta usual que doy es: práctica deliberada, ejercicio sistemático. Ya desde el libro de Ruy López se recomienda ejercitar la memoria en este juego que es difícil por que es de “no ver” con los ojos sino con el pensamiento. Ruy López en 1561 cita a Tulio cuando advierte: “Nihil est difficilius, quam a consuetudine oculorum aciem mentis abducere” (No hay cosa tan difícil como apartar la vista del entendimiento), y que es imprescindible ejercitarse en ello : Tulio en su libro 3, capítulo 12, citado en su libro por Ruy López dice: “exercitius disciplina comparatur”, la disciplina se consigue con ejercicios, y en el capítulo 13, Tulio, siempre citado por Ruy López dice: “In omni disciplina infirma est artis perce ptio sine afsiduitate exercitatiois” En toda disciplina aprovecha poco saber el arte sin el ejercicio.
Ruy López da una serie de consejos de gran vigencia, pues se apoya en los grandes pensadores de la historia. Por ejemplo afirma:
“Tres cosas perfeccionan cualquier cosa: el arte por el cual te rijas, el uso que guardes, y los doctos a quien imites. Porque el arte haze ciertos, el uso promptos, la imitación haze los artífices aptos y concurriendo todas tres cosas los hacen summos”. Luego continua: “ la affición es mucho necesaria para conseguir cualquier cosa y especialmente para las cosas arduas. Porque con la affición se pone cuydado, y se haze liviano, y el cuydado diligente todo acaba” y pasa a citar a su coterráneo Seneca: “Nihil est, quod non expugnet pertinax opera, & intenta ac diligens cura, dize.” Ninguna cosa ay que no consiga el trabajo pertinaz, y el intento y diligente cuydado.
A pesar de los casi 450 años pasados, el maestro de Zafra sigue siendo una fuente valiosa de enseñanza del ajedrez.
Cada recomendación es, por supuesto, aplicable al ajedrez y a otras actividades humanas, pues son provenientes de las fuentes universales de la sabiduría.
El clérigo Ruy López de Sigura, vecino de Zafra, en realidad escribe un tratado de ajedrez y una recopilación de la manera de pensar de los personajes más cultos de su época y país. Su obra es aún interesante de estudiar y muy ilustrativa, pues es hábil su manera de hacer de las citas de los clásicos, argumentos contundentes presentados de manera amena que hace que su libro nos ocupe en su lectura, en un descuido toda la tarde y la noche. Reencontrarse con Ruy López sigue siendo una experiencia, un releer de nuevo a Seneca, a escuchar en nuestra mente el latín culto, y no sólo la vulgata que hace años se podía escuchar en las misas comunes. No por nada se dice que estudiar el latín enseña a pensar con orden.
El estudiar variantes de moda en libros nuevos vale, pero las metodologías son más importantes que estudiar que la crónica de casos, a menos que aprendamos a teorizarlos y establecer patrones para luego, finalmente, volver de lo general a lo específico. En ese ejercicio que tenemos que hacer por nosotros mismos, y que nadie puede hacer por nosotros, se encuentra la esencia de nuestro noble arte del ajedrez.
Ahora que todo esfuerzo debe ser por nuestro gusto, no sentirlo como obligación, pues Seneca también dijo: “Mala respondent coacta ingenia” Los ingenios forzados a hacer alguna cosa de que no toman gusto, no acuden bien.

Novedades constantes en el ajedrez.



Plinio decía: “Est natura hominum novitatis avida” La naturaleza de los hombres es codiciosa de novedad. Pero tan novedad es lo nuevo, como lo ya olvidado. En la Olimpíada de La Habana en 1966, Fischer sorprendió a varios grandes maestros reviviendo a la olvidada entonces variante del cambio en la Ruy López, por lo que es común que la novedad sea, frecuentemente, revivir variantes olvidadas. En el Chess Base Magazine 137 se estudian variantes analizadas en el Handbuch de Bilguer de finales del siglo decimonónico.
Ahora que se digitalizan libros de todo tipo y se pasan a PDF, estuve examinando una colección de más de 300 libros de ajedrez anteriores al fin del siglo XIX, como son los libros de Staunton y de Ruy López, ambos jugadores protagonistas principales de los dos torneos internacionales de referencia histórica mas antigua, el de 1851 en Londres y los encuentros en el Escorial de la corte de Felipe II en los inicios de la segunda mitad del siglo XVI. Ambos autores de gran cultura, uno docto en la literatura inglesa y prácticamente rescatador del Shakespeare que es ahora propiedad universal y patrimonio de la humanidad y el otro que puso al alcance de lectores laicos, ajedrecistas, mucho de la enseñanza filosófica que sólo se podría hallar en el claustro universitario o entre las bibliotecas eclesiásticas. Se dice que Ruy López fue de los pocos autores españoles que lograron más de tres refrendos de diez años de cédula real, pues la mayoría de los que lograban el imprimatur real no conseguían más que los diez años habituales de permiso para imprimir y vender su obra.
Por curiosidad examiné algunas variantes presentadas en libros de Dufresne , de los primeros divulgados en Rusia, cuando Chigorin apenas movía las piezas, y las compare con un libro del GM Anatoly Lein, publicado en los años noventas del siglo XX, más de 120 años después y habría que decir: Nada nuevo bajo el sol. Por supuesto en un torneo de blitz probé una línea contra un reciente campeón nacional juvenil de más de 2300 de rating y me lleve un puntito a la manera antigua “made in Germany 1860 by Dufresne”.
Claro que mucho se ha avanzado en ajedrez, pues el conocimiento metodológico humano ha evolucionado, sobre todo con los razonamientos de Einstein y Max Planck, ya que la física cuántica se ha convertido en la filosofía moderna y ha influenciado toda disciplina humana. Mucho de lo dicho por Steinitz y Lasker ha quedado, como debe ser, sujeto a la constante discusión. No por nada el MI Alexandr Shashin, académico en Física, se ha atrevido a afirmar que Steinitz es totalmente obsoleto y que su concepto de plan debe pasar al Smithsoniano por ser ya pieza de museo. Si non e vero…

Un modelo de Curso de Ajedrez




En Londres, en 1895, el campeón mundial, el Dr. Emanuel Lasker dio un curso de 12 conferencias que nos ha llegado hasta nuestro tiempo gracias a que se plasmaron en un libro ahora considerado clásico: “El sentido común en ajedrez”.
Lasker decía: “Mi intención ha sido reducir el número de las diversas reglas tanto como sea compatible con la claridad. Quizás alguien piense que todas guardan una semejanza entre sí y que, por tanto, aún podría haberse reducido más su número. En realidad, podrían reducirse todas las reglas a un solo principio fundamental, que es el origen de la teoría del ajedrez y de cualquier otra clase de combate. Este principio queda suficientemente explicado en esta obra; pero es de una concepción tan general y es tan enorme la dificultad de expresar todo el alcance de su significado, que no me he atrevido a formularlo de una forma concreta. En un próximo tratado, al que éste allanará el camino, espero poder demostrar la importancia de este principio y su eficacia para poner en claro las relaciones existentes entre muy distintos aspectos del ajedrez.”
En pocas palabras, Lasker describía una metodología completa en su curso, que era completo en si mismo, sin esperar ningún conocimiento determinado y que esperaba que los asistentes tuvieran una vivencia completa y estuvieran seguros que salían del curso con algo nuevo valioso en su acervo de conocimientos.
En la edición española del libro, el presentador escribe:
“En la primera conferencia se explica cómo desarrollar las piezas en la apertura.
Seguidamente, en las conferencias 2.ª, 3.ª, 4.ª, 5.ª y 6.ª, Lasker comenta varios sistemas de aperturas (Ruy López, Gambito Evans, Gambito de Rey y Defensa Francesa) indicando con análisis lógicos las ventajas y desventajas de cada jugada. Después, en la 7.ª y 8.ª conferencia, se nos describe detalladamente el juego de ataque, ilustrándolo con las brillantes partidas de Morphy, Anderssen, Steinitz, Tarrasch y las del propio Lasker en su match contra Blackburne. A continuación, la 9.ª conferencia desarrolla los principios fundamentales de la defensa. Y para terminar, las tres últimas conferencias (10.ª, 11.ª y 12.ª) están dedicadas a la estrategia de los finales de partida.
A pesar de que estas conferencias fueron designadas como rudimentarias y se hizo caso omiso de sus reglas, sin embargo el método de aproximación al sentido común que utiliza Lasker da a este libro un interés extraordinariamente amplio y cualquier aficionado que comprenda los fundamentos del juego lo leerá con placer y con provecho, ya sean sus conocimientos elementales o avanzados.”
Como se puede ver, se describe un Syllabus. Las conferencias eran de entre hora y media y dos horas cada una, entonces el curso fue de unas 24 horas, o sea el equivalente a crédito y medio académico, según las medidas actuales de acreditamiento académico.
El balance de materias estaba orientado por requerimientos comerciales, ya que el mismo Lasker en una conferencia dice que dedica parte amplia de la serie a las aperturas, a petición de los asistentes.
Entonces se dedican 6 conferencias, el 50% de las horas, a las aperturas, 3 al medio juego, siendo 2 al ataque y una a la defensa, o sea sólo el 25% al medio juego y finalmente otras 3 sesiones al final, o sea el 25% restante.
Lo moderno, según el mismo Lasker en su libro “Victor se convierte en maestro de ajedrez” es 60% al medio juego, 25% a la técnica del final y 15% a las aperturas.
En las 12 conferencias Lasker da una serie de reglas muy específicas, prácticamente algoritmos que puedan guiar al asistente para mejorar su juego y desempeñarse, si a la vez desarrolla una habilidad táctica, como jugador de primera o al menos segunda fuerza.
Por supuesto que si usted estudia el libro “El sentido común en ajedrez”, será como si hubiera sido uno de los afortunados asistentes a la serie de conferencias de Lasker en Londres 1895.

Sobre Conferencias Magistrales de Ajedrez.


Se me comentaba, por un aspirante a maestro, en un email que, habiendo asistido a varias conferencias de maestros de ajedrez, sentía que nada le había dejado la inversión de tiempo y dinero. Que sólo se comentaban algunas partidas y que al salir de la conferencia no sentía que había sentido cambio alguno, que estaba igual a como antes de ir a la conferencia.
Ralph Waldo Emerson comentaba que había libros que lo marcaban a uno de por vida. También yo podría decir que hay conferencias que lo marcan a uno de la misma manera que un libro. Recuerdo firmemente la vez que asistí, en Ciudad de La Habana, a una conferencia de Alejo Carpentier, el genial escritor cubano de lo “real maravilloso”. En dos horas de charla, Carpentier nos trasladó por todo el Caribe, por el mundo de su “Siglo de las Luces”, y en lo que toca al amor por esa zona del mundo, me sentí transformado. Han pasado décadas y hay palabras exactas de Don Alejo que aún recuerdo perfectamente.
En 1980 tuve oportunidad de estudiar con el GM Aivar Gipslis en las aulas del Comité Olímpico Mexicano, pero hubo una conferencia en especial que me hizo cambiar en mucho mi concepción del ajedrez. Lo mismo podría decir de unas palabras que me dijo el GM Miguel Angel Quinteros enfrente del GM Bobby Fischer mientras se preparaba el realizar el match de ambos en Cancún.
Por supuesto que he asistido también a conferencias muy malas, incluso ofrecidas por personajes notables. Me imagino que todos pueden tener sus momentos malos.
No hace mucho tiempo me comentaba la esposa de Hugo Balam que durante un torneo nacional infantil a los padres de los niños les pidieron asistieran a una conferencia de un GM mexicano y cooperarán con una determinada suma por persona. Francamente ella se sintió defraudada, me comentaba, pues no sacó nada de esa plática, pues se hablaba de cosas que no se le hacían comprensibles.
Realmente es muy difícil dar una conferencia de ajedrez a un público con participantes de diferentes intereses y niveles de conocimiento.
Por lo general lo normal es que más que conferencias sean mini cursos en dos etapas, una de evaluación, donde los asistentes y el conferencista pueden apreciar puntos fuertes y puntos débiles de los asistentes y el maestro puede darles algunas recomendaciones sobre como mejorar y otra segunda etapa donde se trata un tema que a la mayoría pueda ser provechoso. De esa manera al menos los participantes se conocen mejor a ellos mismos y obtienen una guía, aunque sea superficial de cómo mejorar y luego examinan un tema de una manera en que ellos mismos puedan examinar otros temas siguiendo un modelo.
El gran entrenador Mark Dvoretsky utiliza ese sistema en visitas cortas a ciudades y se ha vuelto un modelo de actuación para muchos conferencistas.
Una conferencia sola, de una sola tarde, es mucho más difícil que deje algún provecho a menos que el conferencista maneje un tema novedoso que pueda ser muy ilustrativo a una gran cantidad de jugadores y beneficioso para varios niveles de fuerza.
En esa conferencia el tema tendría que ser respecto a metodologías poco difundidas pero muy importantes, que abran los ojos a través de los oídos y de la experiencia y vivencia de una pequeña fracción de tiempo como puede ser una conferencia magistral.
Realmente solo metodólogos muy preparados entre los ajedrecistas son capaces de ello.
Otro tipo de conferencias es sobre un evento en especial, como un match de campeonato mundial, etc. Pero rara vez ese tipo de conferencias dejan marca entre los oyentes a menos que experimenten muy aisladamente ese tipo de actividades.
Pero, ¿Qué se puede esperar de una conferencia? La presencia de un jugador fuerte en una ciudad no siempre es razón suficiente para una conferencia, pues si bien se garantiza que juegue bien, no siempre tendrá facilidades para expresar sus ideas. Hay jugadores con mucho talento pero tienen poca conciencia del porque juegan bien y ellos mismos no saben como deciden sus jugadas, tienen una muy buena intuición, pero poca preparación y mínima disposición para examinar el como juegan y teorizarlo de manera tal que puedan compartir a otros un sistema que a ellos mismos se les escapa de control.
Recuerdo siempre con afecto a un tío mío, Juan José Arreola, que era excelente escritor, pero como conferencista era simplemente lo máximo. Sinceramente era fascinante oírlo y muy superior como orador que como escritor. De hecho el 90% del dinero que ganó en la vida fue como conferencista, en radio y TV, y 10% con sus libros y artículos.
Pero hay escritores que son muy buenos con la pluma, pero como conferencistas duermen a cualquiera. Don Alejo Carpentier reunía ambas cualidades a alto nivel, sin embargo era notablemente mejor escribiendo.
Entre los ajedrecistas, el maestro Alexandr Koblentz era buen autor, pero en vivo, como entrenador, era dos categorías más alto. En cambio Kotov, era al revés. Tal vez lo conocí cuando ya estaba algo viejo, pero al dar conferencias era muy lento y no tan bueno como se lee en sus libros.
Mikhail Tal era mas ameno escribiendo, aunque charlando también era muy entretenido aunque menos instructivo, porque divagaba mucho y era difícil seguirlo.
Bobby Fischer, hubiera sido, con un carácter menos misántropo, un excelente conferencista, pues poco nos dejo escrito.
En México muchos jugadores quedaron fascinados con las conferencias del GM Oscar Panno y sus artículos también son muy buenos.
El MI Eleazar Jiménez, era insuperable como conferencista, pero como redactor muchos de sus compatriotas lo superaban.
Hay personas que son excelentes en su práctica profesional pero enseñando son muy malos. Y es que el dar conferencias o clases exige una serie de cualidades que es difícil reunir además con la excelencia a la hora de jugar.
Para un aficionado de menos de 2200 de rating, como son el 98% de los jugadores de ajedrez, es más importante un buen comunicador, sistemático, con buena formación académica, metódico, maestro que siga compitiendo pero que sea entrenador práctico, que un gran maestro de más de 2600, pero talentoso más que académico y poco extrovertido. Hasta la edad es importante, pues hay muchos grandes maestros menores de 25 años, pero muy pocos conferencistas reúnen la suficiente experiencia para comunicarse antes de los 30 años.
Los muy jóvenes, que siguen disputándose puestos en los primeros lugares del mundo, están poco dispuestos a compartir sus “secretos”, mientras que los ya veteranos, más bien están ávidos de seguidores de sus teorías y si no están amargados, están bien dispuestos a compartir sus experiencias y sus descubrimientos. Los viejos disfrutamos nuevamente cuando hacemos remembranzas de nuestros pequeños logros teóricos, y ya no damos tanta importancia a los resultados deportivos. Nos gusta decir que, finalmente, dimos con la esencia del ajedrez, aunque ya no estemos dispuestos a estudiar 15 horas diarias para ganar un torneo, pues la vida tiene muchas cosas interesantes a las que hay que dedicar más tiempo que en ver una variante nueva de Kramnik.
Seguramente cualquier conferencia de ajedrez dejará más que ver un filme en un cine, y será más barata. Sólo que no hay que ser muy exigente, pues una de cada diez será “fuera de serie”. Ahora que si se topa con un conferencista que sienta que casi le habla a usted solamente, sígalo, no lo pierda. No es fácil encontrar un buen maestro. Es un regalo de la vida. Recuerde esa novela, “El nombre de la rosa”, donde seguir al maestro puede ser la vida misma.
Caminando por Jerusalén uno piensa: “Como me hubiera gustado escuchar la conferencia de conferencias hace 2000 años”. La ventaja es que las palabras de una gran conferencia nunca se pierden en el viento y perduran. Trato de escuchar en mi corazón una y otra vez las conferencias del maestro.
Varios de los grandes libros se hicieron a base de una serie de conferencias de grandes jugadores, como : “Curso superior de Ajedrez” de Ricardo Reti, “El Sentido Común en Ajedrez” de Emanuel Lasker y “Ultimas Lecciones” de Capablanca.
Los videos, ahora tan populares, algunos son como buenas conferencias, pero la mayoría, con solo un tablero de imagen, simplemente son conferencias mediocres, pero con la ventaja de que pueden ser repetidos una y otra vez.
Se quejan muchos de la baja calidad de la educación en México. Muchos padres se quejan con maestros como yo. Algunos padres serán zapateros o técnicos, los mismos que nos realizan algún trabajo deficiente, o burócratas que no hacen a tiempo su trabajo y nos retrasan el pago de un servicio que prestamos hace meses.
Todo es un círculo de calidad, a cada quién nos toca tratar de mejorar la calidad de lo que realizamos y tener confianza de que todos los demás hagan lo mismo.
Por lo pronto trato de examinar los errores y los aciertos de otros entrenadores para que en cada una de mis clases buscar el realizar alguna mejora.

Jugadores contra no jugadores.

Interesantes están las disputas por las elecciones de la FIDE. A muchos no les gusta jugar ajedrez, pero si el ambiente, el organizar, el incluso dar un servicio a jugadores, ya sea porque tienen un hijo que le gusta el ajedrez, o simplemente porque ante la sociedad viste mucho estar identificado como dirigente de ajedrez. Es un fenómeno de todos los deportes el que estén dirigidos no por personas que les guste practicar, sino que, en el mejor de los casos, les guste ver a otras personas practicarlo. No quiere decir que no haya muchas personas valiosas entre ellos, pero si que hay que comprender que tienen visiones muy diferentes a quienes nada mas les importa jugar.
Hay quienes porque juegan bien creen que se lo merecen todo y que por ser campeones deben llevarse hasta los patos y a pesar de llegar a ser buen jugador gracias al apoyo de muchos se sienten la última coca cola del desierto. También hay quienes desprecian a los que juegan ajedrez y creen que son manipulables debido a que viven en un mundo limitado por 64 casillas.
El caso es que hay dos grupos muy fuertes en la FIDE, dispuestos a todo por quedarse con el control de millones de dólares y cientos de privilegios que supone controlar un organismo deportivo mundial. Si bien los que están adentro siempre llevarán la ventaja, el grupo retador es bastante pesado y aunque es predecible que sufrirán sonora derrota, seguirán dando tantos problemas a los ya sempiternos dictadores del ajedrez, muchos con casi siete décadas sobre las espaldas, que lo más seguro es que la división será profunda y surgirán FIDEs paralelas, sobre todo en Internet, y en los poderosos países de fuerte tradición ajedrecística y con recursos tan fuertes que seguramente la brecha entre Europa, Estados Unidos, que serán del bando perdedor y el Tercer Mundo, que aparentemente será el bando vencedor, pero que indirectamente por fuerza siempre pierde, se abrirá en términos de calidad y actividad de torneos.
Obviamente un poder que lleva más de 30 años consolidándose sólo fenecerá con la muerte física de sus constructores y no perderán las elecciones, pues para ellos es cuestión de supervivencia.
A los que juegan ajedrez, les queda eso , jugar ajedrez, pero a los demás metidos en el medio del ajedrez, nada. Por eso se aferran a lo que tienen.
Como un arbitro me dijo una vez, “Presidentes van y vienen, y algunos árbitros quedamos siempre”. Si, amos van y vienen, reyes y emperadores cambian, pero el cortesano queda siempre. Como “Las moscas” de aquella famosa novela que habla de los políticos, que van y vienen, pero sus “esclavos”, las “moscas”, siempre están allí, dispuestos a servir al dirigente en turno.
“¿Qué horas son? Preguntaba un Presidente de la República a una “mosca”. “Las que usted diga, señor presidente”.
O juegas ajedrez, o eres dirigente o “mosca”. Y los que han sido dirigentes no se adaptan al papel de “moscas”, así que desaparecen.
No han hecho mucho, pero sus retadores solo hablan de lo que harán y no tienen mucho que decir de lo que han hecho, pues Karpov y Kasparov se han dedicado mucho a formar sus “imperios” personales y casi nada en otros asuntos que no les deje dinero directa e inmediatamente. Para Kasparov que se decidió a enfrentar a Putin, gran jefe del imperio ruso, un presidente en problemas de una pequeña república le parece trabajo factible de realizar con éxito. Pero en una organización tan poco flexible como la FIDE donde cada presidente se trata de eternizar como en cada una de sus federaciones miembros, el esperar que haya democracia, es como esperar que un olmo de manzanos. FIDE esta formada por Federaciones que difícilmente se pueden concebir como democráticas, que a su vez se integran por Asociaciones que están creadas a imagen y semejanza de sus federaciones. Millones de jugadores que pagan cuotas a Asociaciones y Federaciones por todo el mundo, nunca han tenido voz y voto para elegir a sus dirigentes, así que desde sus raíces las organizaciones en realidad le son ajenas. La única posibilidad de un ajedrecista de influir en algo en FIDE es a través de la pluma, o el manifiesto público, lo que es ya poco usual fuera del Twitter o Facebook. Así que todo será como va, siga.
Se me hace extraño que Karpov, siendo tan inteligente se haya lanzado en una aventura así sin tener algún as en la manga o una segunda escondida intención. Por eso espero alguna sorpresa, aunque por tan esperada, no será sorpresa, pero si será causa de expectativa el ver de que se trata.

20 ago. 2010

Howard Staunton.





Este año ajedrecísticamente es el año del bicentenario de Howard Staunton, considerado por muchos como el campeón mundial de ajedrez al que Morphy deseaba vencer para poder proclamarse como el mejor jugador de su época.
Me temo que Staunton es más famoso por negarse a jugar con Morphy y por el ajedrez que fue denominado con su nombre y es el líder de calidad entre los ajedreces, que por sus partidas, artículos o sus destacadas actividades fuera del ajedrez.
El torneo de Londres de 1851 debe ser considerado como el verdadero primer torneo internacional de ajedrez, pues los eventos realizados en España en el siglo XVI en que participase Ruy López de Segura más bien eran matches y mucho menos formales que lo que ahora consideramos torneo internacional.
Pero el de Londres si llena esos requisitos y además fue seguido como ejemplo y empezaron a surgir torneos internacionales uno tras otro, lo que no paso con los eventos auspiciados por Felipe II en el siglo XVI.
Howard Staunton fue el verdadero motor detrás de la organización del Torneo de Londres y debiera ser recordado por ello, con mayor reconocimiento que el que las nuevas generaciones le conceden.
Aunque muchos historiadores concuerdan que desde el punto de vista de cualquiera hubiera sido muy difícil que Staunton aceptase el reto de Morphy; el caso es que los jugadores de ajedrez que no profundizan en la historia de nuestro noble juego, tienen la superficial opinión de que Staunton no se atrevió a jugar con Morphy y que su rechazo afecto tanto al norteamericano que le hizo perder interés en el ajedrez y que todo eso contribuyo a su posterior “malestar” mental y finalmente a prematura edad falleció, amargado respecto al ajedrez.
Así Staunton, para la mayoría de los jugadores del mundo, excepto los británicos, mejor informados sobre el maestro por ser sus compatriotas, es un villano y se le niega el pedestal merecido.
Estudioso de la literatura, a Staunton se le debe en mucho lo que se conoce de Shakespeare, cuya vida y obras investigo durante muchos años. Muy poco, sin los trabajos de Staunton, podríamos conocer sobre el genio de Avon.
Staunton realizo una buena labor de divulgación sobre el ajedrez y como escritor realizo valiosas aportaciones a la teoría y conceptos de su tiempo.
En Inglaterra de alguna manera han celebrado el bicentenario de Staunton, pero a pesar de ser considerado como un virtual Campeón Mundial, poco, fuera de su país natal, se ha hecho en su honor y su recuerdo.

14 ago. 2010

Mas sobre Don Carlos Manuel Agustin Marquez Sterling Loret de Mola


Manuel Márquez Sterling (nació como Carlos Manuel Agustin Márquez Sterling y Loret de Mola el 28 Agosto de 1872 en Lima, Peru – 9 de Diciembre de 1934, Washington, DC, USA) fue el 9no. Presidente de Cuba por unas pocas horas del 18 de enero de 1934
Abogado, fue primero embajador de Cuba en México (trato de salvar a Madero en 1913 en su calidad de embajador ofreciéndole asilo) y luego Embajador en Estados Unidos, donde firmó el cese de la Enmienda Platt. Se casó con su prima, Mercedes Márquez Sterling y Ziburo.
Campeón de Ajedrez de México de 1895 a 1901, quedo en el 16 lugar en el Torneo Internacional de Paris de 1900 representando a México durante la Feria Mundial de ese año. El torneo lo ganó el Campeón Mundial Emanuel Lasker, pero Don Manuel fue el mejor iberoamericano colocado, superando al español, nacido en Cuba, Capitám Golmayo, campeón de España e hijo del Campeón de Cuba.
El Jefe de Estado actual de Cuba, Comandante Raúl Modesto Castro Ruz, mencionó durante una inauguración de un evento de ajedrez con presencia latinoamericana, que en Don Manuel se hermanan mucho de la historia de México, Perú y Cuba por medio del ajedrez y los ejemplos de ajedrecistas literatos como, Pino Suárez. Marquez Sterling y Santos Chocano son una muestra de que los ajedrecistas destacan en diversas áreas de la cultura.

Leido en “Curiosidades cubanas”

Hubo un presidente que sólo duró 6 horas-
Fue Manuel Márquez Sterling el 18 de enero de 1934 de las 6 am a las 12 del mediodía.
-Un presidente cubano no nació en Cuba-
Marquez Sterling, había nacido en Lima, Perú y no se apellidaba así sino Márquez Loret de Mola.
-Un presidente había sido Campeón de Ajedrez de otro país-
El mismo Márquez Sterling, considerado Campeón de México en 1895.

La Revista de Ajedrez del GM Lev Polugaevsky.


No cabe duda que continuamente uno se lleva sorpresas. Recientemente recibí una colección de ejemplares en formato PDF de una revista de ajedrez rusa de la que ni siquiera había oído hablar: “Ajedrecistas de Rusia”, que inicio su publicación en 1965. Como no se distribuía fuera de Rusia, ni siquiera a otras repúblicas de la URSS, no la conocíamos en occidente ni los jugadores que estábamos más o menos enterados de las publicaciones soviéticas. Con un tiraje de 25 000 ejemplares, lo que la hubiera hecho de “gran tiraje” en otro país, en la URSS seguramente llegaba a ser leída por medio millón de jugadores, menos de la cuarta parte de los jugadores registrados en la Federación de Ajedrez de la República Federada Socialista Soviética de Rusia que era el organismo editor. Muchas revistas no era posible adquirirlas, debido a la gran demanda, y debían ser consultadas en bibliotecas donde cada ejemplar como promedio era accesible a unas 200 personas.
El caso es que esta revista era muy interesante, con artículos por grandes maestros y dirigida por el GM Lev A. Polugaevsky.
De tan sólo 16 páginas era pequeña comparada a la otra revista local “Ajedrez” de Riga, Letonia; que logró gran difusión internacional y que tenía el doble de tiraje. La de “Ajedrecistas de Rusia” y la de Riga iniciaron con 5 años de diferencia, pero la de “Ajedrecistas” tuvo apariciones más esporádicas, mientras que la revista letona aparecía dos veces al mes y fue tan regular que para 1989 tenía ya publicados 697 números, mientras que “Ajedrecistas” sólo 46, por eso es muchísimo menos conocida.
¿Cuántas revistas de ajedrez de más de 20 mil ejemplares eran producidas en la URSS? Decenas, pero en Occidente conocíamos unas cuantas como “Ajedrez en la URSS”, “Boletín de Ajedrez”, “Ajedrez” de Riga, “64”, “Boletín del Club Central de la URSS” y las revistas de las federaciones Ucranianas, Bielorrusas y “Ajedrez en Moscú” Por ejemplo Fischer era lector asiduo de “Ajedrez en la URSS” y del “Boletín de Ajedrez”, pero apenas conocía algunos ejemplares de “64” y del Boletín del Club Central. También decía estudiar la revista yugoslava Sahovski Glasnik y el Magyar Sakkelet de Hungría, pero la “Ajedrez” de Polonia y Schach de la Democrática Alemana, que eran notables, sólo tenía algunos ejemplares que le habían mandado de regalo. En cambio había leído colecciones de revistas muy antiguas como las de Lasker, Steinitz y Capablanca, así como artículos de Pablo Morphy.
Si hay un mundo de libros de ajedrez, el de las revistas de ajedrez también es enorme y a veces parece más atractivo. Muchos maestros no tienen el tiempo, ni la consistencia y sobre todo la paciencia para lidiar con editores como para hacer un libro, pero son prolíficos escribiendo artículos notables, que aparecen en revistas. El MI y gran entrenador Mark Dvoretsky durante años publicó notables artículos en revistas, para luego convertir en su famosa serie de libros todas las colecciones de artículos. Pero los capítulos de sus libros aparecieron en forma de artículos a veces hasta cinco o seis años antes.
Lo mismo podría decir del famoso Tratado General de Ajedrez del maestro argentino Roberto Grau, pues prácticamente todos los tomos de este tratado fueron publicados en forma de artículos en su revista “El Ajedrez Americano” muchos años antes que apareciera la versión en libro.
Muchos grandes libros de la literatura universal, como los libros de Charles Dickens, aparecían por entregas, como artículos, en diarios y revistas, antes de ser publicados como libros.
Por eso las revistas de ajedrez son muy importantes, pues hay material que nunca apareció en forma de libros, pero que era valiosísimo y que constituyen un acervo tan importante o más que los libros. En la ciencia, muchas cosas aparecen en las revistas científicas y no todo llega a libros. Lo mismo está pasando en Internet, mucho de lo mejor está en artículos.
En Iberoamérica generalmente lo mejor se publica en artículos y a veces, no siempre, se va convirtiendo en libros. Los artículos del GM Zenon Franco por ejemplo, primero se hicieron populares en revistas como la “Jaque”, luego en la red de Internet y luego, mucho después aparecieron en forma de libros.
Lo mismo podría decir del GM Svetozar Gligorich, que era muy popular en revistas y tras unos años esos artículos fueron agrupados en libros.
Lo de los artículos da oportunidad de darle a los temas una oportunidad y una flexibilidad y dinamismo que en los libros no puede lograrse.

Casos de Discriminación en el ajedrez mexicano.

Me pareció increíble que en pleno siglo XXI se den actos de discriminación en torneos mexicanos de consecuencias internacionales. No me sorprende por el arbitro internacional al que se le acusa de acción tan deleznable, pues está calificado por muchos como un arbitro sencillamente ausente de escrúpulos y de calidad, aunque muchos, realmente muchos, afirman que puede tener muchos errores pero que se respeta a él mismo lo suficiente como para no cometer el acto del que se le acusa. En lo personal me inspira desconfianza pero no puedo decir que he sido testigo más que de una que otra actuación deficiente pero de ninguna manera tan deshonesta como lo que se acusa, aunque si me han llegado rumores desde hace años de acciones realmente lamentables, pero sin nada contundente que lo pruebe. Cien rumores no constituyen ni una sola evidencia ni una sola acusación formal.
Pero esta vez si lo acusan en público y por escrito y de una manera que resultará fácilmente comprobable. Pues aunque nunca se podrá probar la intención con que la acción se realizo, si es comprobable si fue una mala actuación o no, aunque debe concederse la duda si fue por ineptitud o de plano por razones personales que lo inclinan a la discriminación.
Ahora bien, al comentar esta acusación, muchos mencionan actos similares o peores, por lo que yo exhortaría a no entrar en la rumorología, y que si tienen pruebas o evidencias de tantos dichos, los presenten formalmente y erradiquemos la posibilidad de que personas que no reúnan ciertas cualidades morales básicas sean autoridades en eventos deportivos en que compiten niños.
Me piden de mi testimonio de una vez en que intervine para que dicho árbitro no fuese golpeado a la salida de un torneo. Pero lo que recuerdo de ese, intrascendente para mi, incidente, es que simplemente estábamos afuera de la sala de juego, al terminar el evento y un profesor universitario, de conocida respetabilidad y ecuanimidad, muy alterado quiso agredirlo y yo lo contuve para tranquilizarlo y entre un agente federal a mi servicio (era en ese entonces funcionario gubernamental) y yo lo inmovilizamos. Luego se calmó, mientras el amenazado huyó rápidamente del lugar. A ciencia cierta no se le causa de la disputa y luego ninguno de los involucrados me la explicó, sino me enteré solo por los que nos rodeaban, pero no recuerdo nada exacto, sino alegatos muy confusos y mi preocupación era solamente que no se llegase a la violencia, pues las consecuencias podrían ser perjudiciales para el profesor a quien respeto y que en ese momento estaba totalmente fuera de si. Ya al final y más calmado, simplemente se fue y todo quedo en una anécdota. Que yo sepa no se hizo protesta formal y me pareció que por muy mala que hubiera sido la actuación del árbitro, no se justificaba de ninguna manera que lo quisieran golpear. Luego se me dijo que eran varios los indignados, pero ante la intervención de un agente armado, todos se desistieron y que les extrañaba defendiese yo a alguien tan “terrible”.
El incidente realmente no tuvo gran importancia para mi forma de ver, así que lo achaque a una disputa sin trascendencia y no la grabe en mi memoria ni profundice en el hecho.
A todos los que en referencia a ese incidente me mandaron un email, les reitero que lo escrito es lo único que puedo referir, pues sólo vi el final del incidente, no sus orígenes, pues ni siquiera jugaba yo en ese torneo.
Sobre otras acciones de ese arbitro, si he oído muchas quejas, pero no documentadas ni con evidencias.
Lo que si esta claro es que hay una acusación que merece ser investigada y que cae dentro de delitos bien tipificados, así que hay que formalizarla, y si no se encuentra como canalizarla debidamente, estoy seguro que varios miembros del Congreso de la Unión, como ya me lo han comentado, están dispuestos a orientar a la jugadora afectada para que sean sus derechos respetados y no vuelva a ser victima de discriminación.

6 ago. 2010

Cursos a distancia de Ajedrez.




Tras revisar el internet exhaustivamente me encuentro con 112 ofertas de cursos de ajedrez a distancia más o menos importantes. Aunque en español sólo hay 6, en inglés hay 72 , en ruso 22 y en otros idiomas, destacando el alemán y el rumano otros 12. Hay otros 10 que puede ser que sean interesantes, pero son en idiomas con alfabetos extraños. Hay uno de Egipto que promete tener una sección en inglés pronto.
Se diría que los mejores están en ruso, pero no lo creo, pues si el contenido es excelente, la presentación y los videos auxiliares están bastante deplorables y como que quieren cubrir mucho en muy pocas clases.
En inglés hay una colección de clases que se supone se estudian todas en un año, de acuerdo a un programa de 13 meses. Lo estuve revisando y es muy similar al mío, pero mucho más escueto y con menos texto, con pocos ejercicios y con métodos muy amplios, o sea de poca especificidad.
El plan de estudio es interesante pues en 13 meses reúne partes de los programas soviéticos de 4 años, pero seleccionando lo más relevante y práctico según los grandes maestros (ex soviéticos) que coordinan el curso. La verdad, el examinarlo me dio muy buenas ideas y tomé muchas ideas y material para mis cursos, máxime que resolvía problemáticas muy comunes en algunos de mis alumnos. Ese curso, muy bueno, no tiene con que competir con el mío, tanto por costo como por estar en inglés y en un inglés que debe ser algo difícil para los que hablan inglés como idioma nativo. Usa computadoras sólo como base de datos, y hay muy poca o nula retroalimentación.
Uno en ruso es muy bueno, con plan de 6 años, muy completo, de costo similar al mío, aunque levemente más costoso, pero todo en impresión, sin uso de computadoras, tanto en base de datos como de programas para entrenar. Hay buena retroalimentación, si uno domina el ruso.
También he tomado muchas ideas de este curso.
Luego, también en ruso, está uno de Convekta, con programas muy caros, pues para cumplir todo su programa de dos años, hay que adquirir más de 600 dólares en software de entrenamiento y otros 2000 en base de datos, en total unos 2600 costaría. Claro que todo ese material se puede conseguir en cuevas de piratas por menos de 100 dólares. Está muy seco, es decir, parecen libros en versión computadora. No hay retroalimentación.
Cursos del ICC hay muy variados, generalmente muy costosos y sólo unos cuantos maestros preparan sus clases, hay mucha improvisación. Es una manera de ganar dinero fácil para muchos grandes maestros. No han tenido mucho éxito y los alumnos no duran mucho o pasan de un maestro a otro.
Cursos en línea. En aulas virtuales generalmente tienen mucha vista pero poco contenido. Pocos grandes maestros o entrenadores serios se ocupan de estos cursos, que son costosos y muy experimentales, pues quieren por lo general innovar y no toman la experiencia de la escuela rusa o soviética.
Cursos especiales de grandes maestros, como el de Lev Alburt. Muy buenos, como es de esperarse a 80 dólares la clase. Si se puede gastar mil dólares al mes por clases a distancia, el de Alburt debe ser el bueno, aunque si toma seis o siete clases y compra una buena biblioteca con la guía de Alburt de cómo estudiar, seguramente subirá mucho de juego, pero a un costo de al menos 1200 dólares si le sale barato. Según su propaganda y haciendo cuentas, su curso total de 1400 a 2000 de rating sale en unos 6000 dólares. Casi puede estar seguro que una persona normal subirá en un año unos 300 puntos de rating por 6000 dólares. Creo que con mi curso también, pero con unos 200 dólares. Pero no podrá presumir que estudió con Alburt. He examinado en audio muchas clases de Alburt y son tan buenas como sus libros, aunque no dice nada que no digan los textos normales rusos, pero si usted habla inglés y no ruso, será como estar en una escuela rusa. Pero lo mismo digo de mi curso.
La desventaja de Alburt es que no proporciona videos ni programas para entrenar, aunque les puede vender de manera extra lo mismo que yo incluyó, por otros 1000 dólares.
Como diría un alumno mío : “La desventaja de Alburt es que no conoce tus cursos y tu si conoces los de él, así que lo copias cuando te conviene”.
Dice un refrán popular ruso: “Cordero listo mama de su madre y de la ajena”
Copio a todos y no creo que nadie me copie, además me dedico al público de habla hispana y traduzco del ruso, el inglés y el alemán todo lo que me conviene.
Otro curso a mencionar es el de Susan Polgar. Tal vez sea el mejor en inglés, pero es un servicio como el de Chess Publishing, impersonal sin retroalimentación,con más Truong que Pokgar, y si un amigo lo tiene y pagó sus 500 dólares, lo va pasando y por eso todos los bucaneros de la red tienen ya todo el material de esos cursos (y los de chess publishing) por centavos.
Presume la GM Polgar de tener 60 clases ya listas, yo tengo más de 400. Y sus 60 también…
El de Yusupov en alemán, también era muy bueno, pero tan impersonal, que de plano ya lo publicó completo en tres libros, tras venderlos como curso a distancia por más de 5 años. Tengo esos tres libros en su versión en inglés y sus clases estaban muy bien estructuradas y me parecen muy útiles sus ejemplos y comentarios para integrarlos en algunas lecciones.
Mi curso gratuito, “El Juego es Pensar” tiene la ventaja de que es mi aportación a los que gustan del Internet para estudiar. Desventajas: lo hice hace 10 años, y de allá para acá he aprendido un buen trecho y muchas cosas las cambiaría, pero sigue siendo mi orgullo que ese curso, que si se imprimiera equivaldría a diez tomos de 100 páginas cada uno, puede ser obtenido gratuitamente por todo estudiante de ajedrez de habla hispana, y sólo pido como un gesto de agradecimiento una sonrisa para que los santos me consideren en sus plegarias. Si sólo una vez al año, mis lectores sonríen un segundo por mi, seguramente me ganaré miles de indulgencias por mis pecados.
Tras revisar a Alburt, Polgar, Yusupov, ICC, ICS, EDAMI, y decenas de grandes maestros y maestros que tienen sus propuestas en Internet, puedo afirmar que hay una buena riqueza de opciones creadas por personajes muy capaces y que aman al ajedrez y a los ajedrecistas.
A todos ellos, grandes autores, les agradezco su generosa e involuntaria aportación al conocimiento universal de la enseñanza del ajedrez a distancia. Como buen recopilador, de todos he aprendido mucho y tengo que hacer la observación que a veces las redacciones dejaban mucho que desear y uno ha tenido que ser traductor, adaptador y adicionador a la vez, ya que les hacía falta un “tin no más” para ser más asimilable para el alumnado de habla hispana.
El problema de todos esos cursos y que no se puede resolver más que por el estudiante, es que el material se envía y depende del estudiante estudiarlo y entrenarse. Para ello son importantes los monitoreos, las continuas novedades en software y en videos y en garantizar que pagando el curso no tendrá gastos extras en libros o software. Ahí es donde más ventajas doy. Pero aun no logro hipnotizar a distancia a mis alumnos para que estudien, pero cada mes, al pagar, se sienten empujados a usar el material para no perder dinero.
Si piensa que este artículo, más que un estudio es en realidad un anuncio, le concedo la razón en un 50%, porque en realidad si creo que mi curso tiene ventajas. Además, siga la lógica: si conozco bien los otros cursos y veo algo mejor en ellos ¿Qué me impide copiarlos, traducirlos y adicionar esas mejoras a los míos? Si cobran una cuota, yo puedo poner lo mismo que ellos, colocarlo en español y cobrar la mitad. La ventaja es que traduzco, redacto y opero computadoras y he estudiado pedagogía y tengo la experiencia de muchos años, más de tres décadas, y gran capacidad de trabajo, características que muy pocos, no más de 20, FIDE Trainers como yo, reúnen en el mundo, y no se de más de tres que lo hagan en castellano. Si se considera que hay miles de aspirantes a clases de ajedrez en español, pues entre tres nos toca de a muchos. Seguramente entonces estoy entre las mejores tres opciones en habla hispana. ¿Exageró? Invierta 20 dólares en su futuro en el ajedrez y averígüelo.
Piense si vale la pena que por no perderle el amor a 20 dólares tal vez se prive de la verdadera oportunidad de mejorar su ajedrez.
Seguramente por ese costo no se compraría en otra parte ni la cuarta parte de material de ajedrez que va a recibir. Eso lo garantizo.

Sobre Ajedrez Técnico.

Se han formado dos bloques de lectores de mis blogs, los que opinan que siga escribiendo artículos de la historia del ajedrez y los que quieren que escriba mas sobre ajedrez, pedagogía y psicología de ajedrez. En lo que coinciden es en no mencionar nada sobre mis anuncios de material y clases, sobre eso no hay opinión. Pero si hay compradores y alumnos. Así que el caso es que me siento obligado a tratar de dar gusto a mis generosos lectores que han logrado que este sistema de autoempleo haya sido exitoso ya por varios años, además de que con orgullo recibo los reportes de los éxitos deportivos de mis alumnos directos y de los éxitos de los alumnos de los instructores a quienes asesoro e instruyo.
El chiste es que trataré de balancear los temas. ¡Hay tanto de que escribir! Me apura no cumplir con mi deber generacional de comunicar a nuevas generaciones el testimonio de mi generación, tanto técnico como de historia, por eso mi empeño en tocar esos temas.

Manuel Marquez Sterling Loret de Mola.




El campeón de ajedrez de México que llegó a ser Presidente de la República de Cuba, y que siendo Embajador de Cuba en México trató de salvar a su amigo del ajedrez, José María Pino Suárez Cámara, exgobernador de Yucatán y Vicepresidente de México, junto con el Presidente Francisco Ygnacio Madero, fue el editor original de la Primera Revista Mexicana de Ajedrez y regaló a Don Egidio Torre, padre del GM Carlos Torre Repetto, un ajedrez cubano en ocasión de la fundación del Club “Andrés Clemente Vazquez” en Mérida, Yucatán , en 1908. Nacido en Perú, pero de padres cubanos, Don Manuel reside varios años en México, en tiempos en que Cuba aún no era independiente, por lo que a la creación de la República de Cuba en 1902, pasa a ser embajador de este país en México y simpatiza con el grupo de masones que en Yucatán apoyaban la lucha contra el Gral. Porfirio Díaz, lo que ocasiona ciertas fricciones con el Presidente de Cuba Tomás Estrada Palma, pero que por la enorme trayectoria política de Don Manuel y su tío Don Adolfo Marquez Sterling, así como de los muchos masones de su gabinete, no se atreve a retirarlo de México. Ya para 1913, tras la traición del chacal Huerta, es avisado a la legación cubana por el secretario del Gral. Del Villar, heroíco defensor de Madero hasta ser herido en la escaramuza en que mueren 850 personas en 20 minutos, entre ellos el Gral. Bernardo Reyes, padre del muy ilustre pensador mexicano Don Alfonso Reyes, de que Madero y Pino Suaréz se encuentran presos por los generales Huerta y Blanquet. Don Manuel sin miedo a ser rodeado por el Batallón de Seguridad Pública fiel al general Manuel Mondragón, excelente técnico militar, pero traidor a Madero, se traslada a la Embajada de los Estados Unidos para que el embajador, decano del cuerpo diplomático, interceda ante los generales Félix Díaz, Victoriano Huerta y Manuel Mondragón, por la vida de sus ilustres amigos mexicanos. Con falsas promesas, primero del embajador y luego del trío de traidores, el ajedrecista cubano alienta ciertas esperanzas y trata en algo de consolar a Doña Sara Pérez de Madero. Logra de que el vapor “Cuba” de la armada cubana arribe a Veracruz en dos días para trasladar a las familias Madero y Pino Suaréz al asilo en La Habana. Desgraciadamente el Gral. Manuel Mondragón ya había dado instrucciones al coronel Cárdenas de que aplicase la ley fuga a Madero y Pino Suárez. Como estaban ellos presos junto con el fiel general Felipe Angeles, los separan de él, aduciendo que parten para Cuba, pero Pino Suárez intuye la verdad y se despide del Gral. Angeles dándole notas para Manuel Marquez y para su esposa (se dice que también para Serapio Rendón).
Sólo hasta agosto de 1920, hace 90 años, le llega la misiva a Don Manuel , enviada por Egidio Torre Repetto, hijo de su amigo fundador del club y hermano del GM Carlos Torre, a la Ciudad de La Habana, como se registra en el archivo personal de Don Manuel y que formó parte de un pequeño museo de las logias masónicas en Cuba entre 1920 y 1953, siendo, incautada la documentación a partir del golpe de Estado de Batista en marzo de 1953. El caso es que Don Manuel, viaja a México en 1929, 5 años antes de su muerte, y recoge el legado político y la documentación que Don José María tenía sobre el posible complot contra Madero, pero que nunca logró convencer a Madero del peligro y aceptó que el general Huerta tomase el control del ejercito federal mexicano que utilizaría este traidor para derrocarlo y finalmente asesinarlo. Para Don Manuel era importante ese archivo pues había pruebas que lo involucraban como colaborador en 1910 de los revolucionarios mexicanos, lo que no era un papel digno para un embajador de un país extranjero, pero si con sus hermanos masones, que en México se reunían para conspirar so pretexto de jugar ajedrez.
Lo curioso es que dicho archivo regresa a México, como gesto del Presidente Batista, por considerarse interesante para la historia de México. Y queda en el Archivo General de la Nación, donde aparentemente era consultable hasta 1975 y varios ajedrecistas que lo vimos, no le dimos la importancia debida. Conforme en 1988 alguien se le ocurrió revisarlo en el aniversario 80 del Club de Yucatán para fotocopiarlo y unir la historia de Egidio Torre Repetto, hermano de Don Carlos, Madero, Pino Suarez y el Presidente de Cuba Manuel Marquez Sterling y los muchos ajedrecistas y masones que entre 1908 y 1910 formaron logias antireleccionistas disfrazadas de clubes de ajedrez, como el “Andres Clemente Vazquez” en Yucatán, el “Verde” en Hermosillo, el “Ruy Lopez” en Orizaba, el “ Celso Golmayo” en Veracruz (donde Salvador Díaz Mirón y el Gral. Miguel Alemán Gonzalez jugaban sus partidas), así como el “George Washington” de Don Belisario Domínguez en Comitán, así como otros que citaban los documentos; resulta que tal archivo desapareció.
Ya para 1990 decían que se lo habían llevado los cubanos a La Habana y los norteamericanos a Alexandria, Virginia; sólo un jugador lo había fotocopiado, al menos en parte, Don Abel Pérez Herrera, allá por 1970, pero ya ni sus familiares en 1988 sabían nada de esas fotocopias. La historia de la carta de Pino Suárez con los datos de donde estaba el archivo, se volvió una leyenda entre algunos historiadores y su viuda contaba sobre ese archivo varias décadas después.
De hecho la muerte en 1934 de Don Manuel, fue muy sospechosa en la época, pues coincidió con los cambios bruscos de la política cubana que culminaron con la dictadura de Fulgencio Batista y Saldivar.
La relación de la historia de la “Decena Trágica” con el ajedrez y en especial con la vida de Carlos Torre Repetto y su hermano Egidio Torre Repetto , culminando con la presidencia de Cuba y la actividad política de masones en México, desde Tamaulipas a Yucatán; y en Cuba; ostensible en la misma bandera de Cuba y sus símbolos patrios, se puede unir al Perú, lugar de nacimiento de Don Manuel, hasta el capitán general de Cuba Hernando de Soto, amigo del ajedrez y defensor de Atahualpa en el Perú, que por una partida de ajedrez con el tesorero Riquelme, según cuenta la leyenda, le costó al Inca la vida, por una partida de ajedrez.
Cosas de la Historia.

El GM Carlos Torre Repetto, victima de la represión migratoria.

Recientes investigaciones que serán publicadas a raíz de las protestas por practicas inmigrantes, citan entre las personas que fueron maltratadas por autoridades de migración a Carlos Torre Repetto.
Después de residir más de 10 años en los Estados Unidos y viajar con permiso a Europa, Torre regresa tras viajar a la URSS por más de cuatro meses y a México por dos, a los Estados Unidos y tiene un altercado con la autoridad del torneo de Chicago, que termina en un maestro mexicano golpeado y expulsado de Estados Unidos, para no ser readmitido jamás, se le aplica una sustancia tranquilízante que desquicia su sistema nervioso, que no puede ser restablecido durante décadas y se crea una leyenda negra de locura que incluye hechos no comprobables como el de que se desnudó en la calle, que devoraba una docena de helados, etc; rumores que se originan después del torneo de Chicago, el último de la carrera ajedrecística de Carlos Torre y que a los 21 años termina una meteórica trayectoria que hizo que unos meses antes el “Britisch Chess Magazine” lo considerase el quinto lugar en el mundo por sus resultados contra Grandes Maestros.
Se dice, según esa investigación, que más de 2500 migrantes expulsados entre 1925 y 1927 sufrieron de crisis posteriores a ser usada dicha sustancia para “tranquilizarlos” y expulsarlos, viviendo una existencia mediatizada en su país de origen. En 1928 fue prohibido su uso, pero ya había causado terribles daños.
Después de tantos años y la liberalización de archivos secretos, se está dando seguimiento a historias similares, que valieran la pena de ser investigada. Lo increíble es que muchos ajedrecistas mexicanos se solazan en conferencias hablando de las “distorsiones mentales” de Torre, para explicar su retiro del ajedrez. Es más fácil creer en los mitos que explicar el mal trato que el medio ajedrecístico dio durante mucho tiempo al GM Carlos Torre y la indiferencia por averiguar históricamente como siendo genial, con padre y hermanos talentosos, pasó a vivir como un ser extraño, terminando en un asilo. Sólo unos cuantos de sus paisanos, como Carlos Manzur y Manuel Vega, trataron de endulzar en algo sus últimos días. Sus restos, después de estar insepultos por una década, descansan por fin en la rotonda de los hombres ilustres de Yucatán y su recuerdo tiene un lugar privilegiado en el Museo de Yucatán, pero aún sus biógrafos se concretan a publicar sus partidas y el relato de sus éxitos sin desmentir aquellas historias de actos de locura de los que no hay testigos pero si delatores.
Ahora que su sobrino nieto, Egidio Torre Cantú, será gobernador de un estado fronterizo que tiene el problema de la migración, ojala alguien se tome la molestia de ver si hay alguna base para pensar que Don Carlos Torre Repetto, figura mundial, fue victima de autoridades migratorias.
En 1970, Herman Helms me expreso: “La historia de Carlos Torre pudo ser una página brillante del ajedrez de los Estados Unidos y se convirtió en un párrafo de vergüenza”
Herman Helms fue el último empleador de Carlos Torre Repetto en los Estados Unidos y el editor de “American Chess Bulletin”, la revista mas prestigiosa de los Estados Unidos entre 1900 y 1935. Ya nonagenario, se lamentaba no haberse atrevido a ayudar a Torre en 1926. El GM Edward Lasker cuando le pedí hablar sobre Chicago 1926, se molestó muchísimo y enfrente del GM Isaac Kashdan, muy amigo de mi abuelo, me dijo: “si no fuera porque se acercó a mi tan bien acompañado y recomendado, créame que su impertinencia ameritaba que llamase a la policía. Buenas Noches” Y se dio la media vuelta.
Nada de eso me era comprensible y Kashdan decía que sólo había leyendas…

El Chess Base Magazine.


A veces en un día llega tanto material via Internet que es imposible revisarlo en la misma semana en que arriba. En una semana record recibí 1 giga o más de información: que el Perfect Chess 2010, que un paquete de clases del curso de la GM Susan Polgar, unos 3 videos nuevos de Shulman, filmaciones de Noruega de un torneo internacional, las copias de un noticiero de La Habana sobre el Capablanca in Memoriam de 2010, un montón de PDF de libros de ajedrez en húngaro y de la revista polaca Szachy de los años 70s, más el habitual Humor Mix del último domingo en mp3 (no todo ha de ser ajedrez). Pero lo mejor fue el Chess Base Magazine 137. Cada Chess Base Magazine completo, con videos, anuncios y todo, ocupan un DVD de 1.4 gigas completo, pero lo esencial no pasa de 65 megas, quitando toda la hojarasca. Y aún así, cuando hago las necesarias antologías para tener material usable en la mano y lo demás archivarlo en DVDS para mantener liberado en algo mi exhausto disco duro de computadora pobre, queda todo como en 10 megas, pero así si, 10 megas de oro. El Chess Base Magazine sigue siendo de lo mejor en inglés y muchas veces supera al Informador (que ahora va por el 107 y ya espero en unos días el 108 en formato chess base); y al New in Chess Yearbook. Claro que esos 3 con el inforchess magazine, forman un cuarteto completo para quien se presuma bien informado y al día en el ajedrez. Con revistas digitalizadas de Chess Life, New in Chess, “64” y Szachista, ya esta uno casi completo, pues hay que dar una vuelta por Internet a una docena de sitios. Es la esclavitud de la información.
Pero debiera bastar con el Chess Base Magazine, aunque de los últimos cinco, 133, 134, 135, 136 y 137, creo que el 135 fue el mejor. Los que no me han gustado del todo, y tengo unos 12 bien examinados, son los Fritz Trainers, creo que aún no han dado en Chess Base con un buen sistema de tutoriales utilizando la plataforma Chess Base. Pero aún siguen delante de Convekta.

La Evolución de un jugador.


Revisar las partidas jugadas en los últimos tres años por el GM Manuel León Hoyos se puede observar un muy interesante proceso evolutivo. En 2007 se notaba su juego muy bien trabajado, cuidadoso, como quien juega con enorme respeto al contrincante y con cada partida tratándola de hacer una obra maestra. A veces se notaba estereotipado y decidido pero poco aventurado. Varios hábitos se notaban en formación. Se separaba así de su anterior etapa y se establecía poco a poco en el ajedrez magistral, de calidad real, despojándose de aquel ajedrez infantil y un cuanto ingenuo, pasando del ajedrez de la sorpresa táctica al ajedrez que balancea todos los instrumentos y herramientas que puede usar un maestro. Ya en 2008 está como estrenando una nueva visión de lo que es el ajedrez, en las conversaciones con el GM Ivanchuk y los grandes maestros que lo frecuentan, Manuel seguramente se adentra a un mundo, una manera de pensar que sólo se siente entre grandes maestros. Esta a punto de ser uno más del grupo, pues aunque es un GM de 2500, los demás lo sienten un futuro gran maestro de 2600 y 2700. Está en el noviciado, pero, gracias a su relación con Ivanchuk, ya es de los escuderos de los caballeros de la mesa redonda. Ya no todas las partidas las enfoca igual. Ya se permite jugar de una manera con los grandes maestros y de otra muy distinta con los débiles jugadores de menos de 2400. Ya para 2009 y 2010, la cantidad de torneos abiertos en que ha jugado le han dado la experiencia de cómo deshacerse sin cansancio de los jugadores de trámite. Tira golpes rápidos a los jugadores de 2300 y menos para, casi, sin despeinarse, tomar el punto y pasar a la siguiente ronda. ¡Que diferencia de aquellos tiempos en que enfrentarse a un jugador de 2300 era una tarea ardua. Ahora los ve como oasis en medio de los pantanos infestados de jugadores de 2500 a 2700. Ya es un profesional en toda la barba, ahorrando energía para los momentos difíciles, ya sin tanto respeto por algunos contrincantes, y aprendiendo a temer en serio a los de más de 2700, pero con la conciencia que le falta poco para igualarse; y ahora es mejor evitar tropiezos innecesarios. Las partidas parecen bajar de calidad pero son más pragmáticas. Ya el vuelo es en solitario y no siempre estará Ivanchuk cerca, pero aunque se le extraña no se siente imprescindible. Quizás habría que cantarle la parte esa de “Peregrina” de que “No te olvides de mis tierras…”, pues ya el Mayab a veces se siente lejano, muy lejano del Ártico.
Tras analizar y comentar unas 120 partidas del GM León Hoyos, mi primer impulso fue el de publicar los comentarios, pero un buen amigo ruso me sugirió: “Sobre un joven prometedor no hay que publicar partidas comentadas que no tengan al menos dos años de antigüedad, pues ayudaras de alguna manera a sus futuros contrincantes para que lo estudien, en cambio si tienen dos años, el jugador habrá caminado muy lejos y servirá de instrucción a muchos, pero a nadie para prepararle una partida”. Me parece bien…

3 ago. 2010

Clases presenciales de ajedrez o a distancia. ¿Qué es mejor?



Las personas por lo general asumen que los estudiantes en programas de educación de distancia están en una desventaja respecto a los que tienen clases presenciales.
Al contrario, probablemente el estudiante a distancia es más favorecido más a menudo que los estudiantes de clases cara a cara.
El aprendizaje es realzado por las tecnologías físicas y sociales típicamente usadas en la educación de distancia.
Los estudiantes en programas de distancia tienen el acceso a instrumentos que permiten que repitan las conferencias y reexaminen una y otra vez ejercicios y modelos.
Compare a estos estudiantes con un estudiante que se sienta en una conferencia en que asisten 25 estudiantes. ¿Quién es el estudiante que está más a distancia realmente de un profesor?
A principios de los años 1980, un grupo de investigación introdujo un sistema de enseñanza apoyado con computadoras en una clase regular cara a cara . El grupo sintió que había un potencial enorme en esta tecnología para realzar el aprendizaje. El sistema fue introducido en estudiantes en varios cursos de Sistema de Información y Ciencias Informáticas. Debido al gran total de material cubierto en conferencias, no había mucho tiempo para el diálogo y sólo unos estudiantes participaron cuando había una discusión de clase. Los instructores introdujeron tecnologías de comunicación de grupo asincrónicas para comunicar preguntas de discusión y créditos de punto de grado asignados a la participación de un estudiante. El cien por ciento de los estudiantes participó en estas discusiones fuera de las horas de aula regulares.

El grado y la profundidad de las discusiones cambiaron la naturaleza de las clases. Lo que era más importante, las contribuciones de los estudiante eran completas, con más comentarios bien planeados, porque los estudiantes tenían tiempo de reflexión para la discusión en curso antes de la participación. También muy significativo era que los estudiantes extranjeros, para quien el inglés era una segunda lengua, igualaban a los demás participantes. Ellos podían releer la discusión en línea tantas veces como fuese necesario antes de contestar. La escucha de la actividad asistida por ordenador y las transcripciones, las grabaciones electrónicas de las discusiones, mostraron que los estudiantes extranjeros pasaron dos a tres veces más en un modo de lectura y releyeron muchas discusiones, mucho más que los estudiantes americanos.

Esta capacidad de supervisar actividades y examinar las transcripciones electrónicas dan al instructor información muy importante de como los estudiantes aprenden. Examinando las transcripciones de las discusiones se hace obvio de que y como los estudiantes aprenden.
Para cursos con un contenido pragmático alto, como es el ajedrez, se requiere que los estudiantes resuelvan problemas y utilicen los acercamientos de resolución de los problemas para evaluar las compensaciones entre objetivos contrarios. En un ambiente de aula tradicional, sobre todo en clases grandes, es muy difícil descubrir si los estudiantes incorporan exactamente en la resolución de los problemas los modelos mentales que el instructor intenta comunicar.

Lamentablemente, a principios de los años 1980 nadie quiso oír sobre una revolución en la enseñanza de aula normal o quiso hacer algún esfuerzo para mejorar dramáticamente la educación en el aula.
Sólo aquellos interesados en la educación de distancia fueron quiénes estuvieron interesados en el aprendizaje sobre el potencial educativo de la tecnología.
En la URSS sólo hasta 1987 se hicieron experimentos usando la computadora en lugar del tradicional tablero demostrativo para dar clases de ajedrez, si bien se daban clases por correspondencia al 70% de los jóvenes prometedores de la URSS, sobre todo a los que vivían fuera de Moscú y Leningrado en un sistema de enseñanza a distancia sin usar computadoras, desde 1960.
En el mundo general de la educación, no en el ajedrez, en Estados Unidos se trabajaron los primeros sistemas de enseñanza a distancia con uso de computadoras.
A mediados de los años 1980 los investigadores en el Instituto de Nueva Jersey de Tecnología (NJIT) obtuvieron la financiación necesaria para investigar aplicaciones en la educación de distancia con Comunicaciones Mediadas por Computadoras (CMC). Ya que NJIT, entonces, no tenía ningún programa de distancia ellos crearon secciones de distancia de cursos regulares que fueron usados con estudiantes en campus regulares que toman la mayor parte de otros cursos cara a cara.
Hay que aclarar que en el campo comercial en Estados Unidos existía una gran experiencia en la utilidad de los cursos por correspondencia. Estados Unidos era un país de grandes distancias y era común que pequeñas poblaciones, cientos de ellas, se enlazarán por correo, comprando todo tipo de artículos por correo, y muchos servicios, sobre todo los de capacitación, eran de mucho éxito comercial. Una compañía conocida mundialmente, Sears Roebuck, se levantó gracias a las ventas por correo, que sobrepasaban en un 300% a las ventas que sus almacenes de las grandes ciudades realizaban.
Cientos de norteamericanos aprendieron oficios y lograron capacitarse exitosamente para el empleo en cursos por correspondencia, entre los cuales los de idiomas, reparación de aparatos eléctricos y motores automotrices eran los más solicitados. La enseñanza por correspondencia incluía prácticas para las que el maestro o instructor enviaba material por correo. Al final del curso, un técnico de reparación de televisores no solo estaba capacitado, sino había recibido toda la herramienta necesaria para trabajar. Cientos de miles de hogares norteamericanos de pequeñas poblaciones utilizaban y empleaban los servicios de estos técnicos capacitados por correspondencia.
Volviendo a las experiencias académicas en los Estados Unidos,

En el esfuerzo de una investigación posterior (Hiltz, 1994) se utilizó estudios cuasi experimentales que compararon a una población de estudiantes (sólo familiar con la educación de aula cara a cara) con una población de estudiantes que recogen los mismos cursos puros cara a cara con secciones de distancia puras usando sólo la tecnología de CMC. Los estudiantes en las secciones emparejadas tenían el mismo material, las mismas asignaciones, los mismos exámenes y el mismo instructor. Ellos no encontraron ninguna diferencia significativa en cantidad del aprendizaje o el precio de la satisfacción de estudiante. Este descubrimiento es mucho más significativo que una determinación basada en un estudio que incluyó una población de principiantes de distancia ya familiares con clases de correspondencia tradicionales. Dos variables subyacentes críticas que conducen el éxito de este enfoque fueron identificadas por Starr Roxanne Hiltz (Hiltz, 1994). Primero, el papel que el instructor tenía que tomar era diferente del papel de aula tradicional. El instructor actuó más como un facilitador activo y dedicado más bien que profesor tradicional, así como un experto consultor sobre el contenido del curso.
Segundo, el aprendizaje de colaboración y el trabajo en equipo de estudiante eran la metodología educativa (Hiltz, 1994) que fue mostrado en estudios posteriores para ser un factor clave en la fabricación de cursos de distancia como bueno o mejor que los cursos cara a cara. (Hiltz y Wellman, 1997).

En 2004 a raíz de conocer estos estudios a fondo, trate de crear un centro de alto rendimiento de Ajedrez, el “Maestro Alejandro Baéz Graybelt”, utilizando las ventajas del CMC y algunas cosas de la enseñanza distancia en un aula con clases cara a cara, mezclando ambos procedimientos. Gracias a las gestiones del A.I. Enrique Zaragoza ante autoridades del Gobierno de la Ciudad de México, se dotó con toda la tecnología solicitada por mi a dicha aula. Luego trataríamos de utilizar los métodos de enseñanza en la aplicación del Syllabus aceptado por la FIDE para realizar un curso internacional de Instructores FIDE en Villahermosa, Tabasco en 2006 en el Centro Internacional de Ajedrez de la FIDE para México y Centroamérica.
Posteriormente, con las experiencias y los modelos exitosos, comencé a realizar cursos a distancia via email en que doy servicio a jugadores de diversos niveles, desde niños a jugadores de la tercera edad, desde 0 hasta 2350 de rating, y que radican en 18 ciudades de México y en seis ciudades de España, cuatro ciudades de Chile, tres de Colombia, dos de Perú, y una de Costa Rica, Nicaragua, Uruguay, Paraguay, Ecuador y tres del Sur de Estados Unidos, siendo en la Ciudad de Los Angeles solamente más de 7 alumnos. Los cursos abarcan las modalidades de jugador personalizado, de instructor, de temas generales de ajedrez, etc.
Según EDAMI de España y el Instituto Internacionales de Ajedrez (ICS), dan servicio a más de 700 jugadores de habla hispana e inglesa, mientras que el Instituto de San Petersburgo reporta 12000 estudiantes en idioma ruso.
Todos los contenidos de los archivos de EDAMI y de ICS, así como los rusos los he revisado y puedo afirmar que los de mi servicio tienen aspectos que no contemplan los otros. Pues a diferencia de los mencionados, de los que confieso he tomado muchas ideas y examino con cuidado ejemplos y conceptos, utilizo plataformas como Chess Base, publicaciones, videos, audioarchivos y una serie de software de apoyo que no ofrecen en esos cursos, que aparte son mucho más costosos.
Pero la clave de la diferencia es que el mio esta orientado a ser multiplicado, es decir, esta creado para capacitar y dotar a instructores a que repitan las clases con una calidad y nivel estándar. Es como el ejemplo del técnico de televisión. No sólo busca capacitar al instructor, sino dotarlos de todos los instrumentos para una aula CMC y así sean como focos de difusión de los programas de enseñanza. Es como internacionalizar el sistema estándar que tanto éxito tuvo en la URSS a partir de 1930, pero con apoyo de computadoras y actualizándolo constantemente de acuerdo a la aparición de todo tipo de innovaciones en el mundo de la informática aplicada al ajedrez.
Lo mejor es una mezcla de clases a distancia y presenciales, pero el tener sólo clases a distancia es superior a tener sólo clases presenciales. No me queda duda de ello.